Surfskate: qué es, características y diferencias con el longboard

Aprende a surfear el asfalto con el Surfskate. Te mostramos sus características y en qué se diferencia del longboard.
Descúbrelo todo sobre el mundo del Surfskate. | iStock.

En los años 80 sólo existía el monopatín, al menos en España. Después llegó el skate y revolucionó el mundo del patinaje con la posibilidad de hacer saltos y otro tipo de trucos. Hasta hace un tiempo, la última moda era el longboard, una tabla más larga con la que podías alcanzar velocidades de hasta 100 kilómetros por hora, siempre con la protección adecuada. Ahora un nuevo tipo de tabla le está arrebatando la popularidad al longboard: el Surfskate o Carveboard.

¿Qué es el Surfskate?

Aunque la mayoría conoce este tipo de tabla como Surfskate, en Estados Unidos también se le llama Carveboard, en honor a la marca que lo popularizó. La idea original fue de David Colley y Brad Gerlach, dos surferos y snowboarders estadounidenses que, durante los largos días de verano de California, echaban en falta la sensación de surfear grandes olas.

El resultado fue el Surfskate, un diseño que patentó Joe Gerlach, el padre de Brad, para crear la marca Carveboards.

Características del Surfskate

Para entender en qué consiste el Surfskate, primero debemos repasar sus características.

1. Flexibilidad

La principal característica del Surfskate es que posee unos ejes muy flexibles, hasta el punto que la tabla casi se puede arrastrar sobre el asfalto. Los ejes reciben el nombre de surftrucks. El juego de los surftrucks a la hora de girar hace que tengas la sensación de surfear la superficie en la que te desplazas, y de ahí su nombre.

Aprender a manejar el Surfskate no es nada sencillo, y es que la flexibilidad de los ejes hace que mantenerse sobre la tabla sea bastante difícil, sobre todo para aquellos que nunca han practicado un deporte relacionado. Por eso, es aconsejable que los novatos empiecen con el skate y después se atrevan con el Surfskate. En cualquier caso, si conseguimos dominar la tabla, la sensación es fantástica

2. Aceleración

Otra particularidad de la tabla es que, debido a su diseño y al rebote de los surftrucks, no es necesario pedalear para coger velocidad. En este sentido, guarda más similitudes con el longboard que con el skate, aunque no es posible alcanzar velocidades tan altas. Una de las primeras cosas que debes hacer para montar en Surfskate es aprender a frenar, poniendo un pie en el suelo o derrapando sin perder el control.

¿Cómo elegir tu Surfskate?

La idea es cada vez más atractiva, ¿verdad? Si te ha picado el gusanillo y quieres empezar a surfear el asfalta, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes puntos.

1. Distancia entre ejes

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir tu Surfskate es la distancia entre los ejes o ‘wheelbase’. Si estás acostumbrado a surfear, sabrás cuál es tu postura habitual para que puedas llevarla al asfalto. De lo contrario, te recomendamos que calcules cuál es el espacio entre tus pies si los abres un poco más que tus hombros. La distancia entre las partes internas del pie es tu ‘wheelbase.

2. Dureza de los ejes

Si el objetivo es aprender a manejar la tabla, lo mejor es que comiences que empieces por un Surfskate estable, con los ejes algo más duros para no ejecutar giros demasiado bruscos. A medida que aprendes, podrás ajustar la dureza de los ejes o surftrucks para llevar a cabo giros más complicados

3. Forma de la tabla

Si eres surfero y quieres practicar tus movimientos en los días que no hay olas, las tablas más largas permiten hacer giros más prolongados, emulando así la sensación de estar sobre una ola. Si eres skater y quieres ejecutar trucos sobre un Surfskate, hay modelos con la cola levantada que te permiten hacer un salto o ‘ollie’. Tú eliges.

Diferencias entre el Surfskate y el longboard

Si no te ha quedado claro en qué se diferencia esta tabla con el longboard, repasamos las principales diferencias.

  • El objetivo del longboard es alcanzar velocidades altas, mientras que el Surfskate emula el surf sobre el asfalto, ejecutando giros muy abiertos y complicados.
  • El Surfskate es un disciplina relativamente nueva, mientras que el longboard lleva una amplia trayectoria y ha desarrollado diferentes modalidades.
  • La principal característica del longboard es su forma, mientras que el eje es la pieza determinante del Surfskate.
  • Por lo general, las longboards no aceleran mediante el bombeo, sino que es necesario pedalear. Con un Surfskate basta con bombear para que empiece a rodar.

"Catering a domicilio: 5 ventajas de elegir uno" "Jugar al Pádel: pádel adaptado y beneficios para la salud"