Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

El prometedor invento que salvará a millones de bebés

La mortalidad en el África subsahariana podría reducirse en gran medida gracias a este aparato...

 

 

Unos estudiantes de la Universidad Rice, en Houston (Texas), han creado un revolucionario y prometedor invento con el que podrían salvar la vida a miles de bebés recién nacidos en África.

Las desigualdades tanto sociales como económicas y la falta de recursos disponibles para asegurar una sanidad de calidad hace que el África subsahariana sea la región del mundo con la mayor tasa de mortalidad en menores de 5 años.

A continuación vamos a exponer en qué consiste este esperanzador invento, qué patologías detecta y cuáles son los beneficios que este artefacto puede proporcionar a aquellos que más lo necesitan.

¿Qué es la ictericia?

La ictericia es un síntoma que consiste en que la piel se vuelve amarillenta debido a un exceso de concentración de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina tiene un color amarillento y forma parte de la hemoglobina, sustancia encargada de transportar oxígeno a los glóbulos rojos.

Cuando se produce la regeneración celular de estas partículas, el hígado es el que las procesa y las convierte en sustancia de deshecho, pero en ocasiones no es capaz de hacerlo.

Cuando el hígado no puede degradar estas células se produce una acumulación de bilirrubina en el cuerpo que resulta muy peligrosa para la vida de las personas. El problema reside en el hecho de que la ictericia es muy común entre los recién nacidos; en concreto, un 60% de niños recién nacidos tiene síntomas de ictericia durante la primera semana de vida.

Habitualmente este tipo de ictericia remite de forma natural ya que los órganos vitales del pequeño (en este caso el hígado) empiezan a funcionar de manera correcta poco a poco. No es necesario alarmarse, pero sí controlar la situación y supervisar que todo progrese de manera adecuada.

No olvidemos que durante el embarazo es la placenta de la madre la que se encarga de eliminar la bilirrubina generada, por lo que el hígado del pequeño aún no se ha puesto en funcionamiento.

El revolucionario invento detector de ictericia

En los hospitales y en la sociedad en que nos encontramos, es habitual que los recién nacidos sean sometidos a la prueba de ictericia justo después de nacer con el fin de controlar los parámetros de bilirrubina en sangre y descartar posibles patologías más graves como la anemia drepanocítica, los trastornos hepáticos o las infecciones extendidas.

Las pruebas suelen ir desde una exploración física hasta un análisis de sangre en el que analizan la cantidad de bilirrubina en sangre. El problema reside en que hay muchos países subdesarrollados que no tienen los medios ni los recursos necesarios para realizar un análisis de sangre a todos aquellos niños que puedan presentar un cierto tono amarillo.

Es por ello que los estudiantes de la Universidad Rice, en Texas, han creado el primer detector de ictericia portátil de bajo costo. Gracias a esto, un equipo de investigadores y científicos llamado NEST360º está a la espera de recibir una ayuda para pasar a la creación y la comercialización de este dispositivo para que miles de personas de países con pocos recursos puedan beneficiarse de su uso.

El equipo NEST360º está especializado en crear material necesario para la correcta asistencia neonatal, especialmente en hospitales africanos -de ahí que sus siglas provengan de “Newborn Essential Solutions and Technologies” (“Soluciones y Tecnologías Esenciales para Neonatos”).

De momento el pack ya contiene 17 piezas y quedan muchas otras por estudiar y llevar a cabo hasta asegurar la supervivencia de los recién nacidos que no tienen las mismas posibilidades que aquellos que nacen en Europa o América del Norte.

Puede reducir hasta la mitad la mortalidad en recién nacidos

El prometedor invento detector de la ictericia tiene el nombre de “BiliSpec” y, como ya hemos comentado, tiene como función principal la detección inmediata de los niveles de bilirrubina en sangre. Contiene una batería, de modo que no necesita corriente eléctrica continua y por tanto resulta muy práctico.

Gracias a este artefacto, miles de niños en África van a poder sobrevivir al poderse hacer un diagnóstico mucho más inmediato y precioso. Hasta el momento, los médicos de las regiones de África Subsahariana diagnostican a los pequeños recién nacidos de ictericia solo con mirarlos y analizando el color de los globos oculares y la piel del niño.

Esto es así porque no suelen tener a su alcance las costosas y complejas máquinas centrifugadoras encargadas de separar las partículas de la sangre y analizar el nivel de bilirrubina.

Pero, si la ayuda llega a este grupo de investigadores y científicos (NEST360º), la creación del artefacto y el análisis de su efectividad, ello podría suponer un avance médico fundamental en esta región.

Comentarios