Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Se desarrolla un gel anticonceptivo hormonal para hombres

Investigadores estadounidenses crean un anticonceptivo hormonal eficaz que se aplica en la piel.

 

Si bien es cierto que los anticonceptivos para hombres, y en particular los preservativos, son en general más populares que los femeninos, este hecho cambia completamente cuando nos referimos a los contraceptivos hormonales. En este campo resulta evidente que se ha trabajado muy poco en los métodos masculinos, mientras que “la píldora” es utilizada por innumerables mujeres.

Sin embargo, recientemente un equipo de investigadores empleados por el gobierno de los Estados Unidos ha perfeccionado un gel anticonceptivo para hombres que contiene las hormonas testosterona y progestina. A continuación describiremos las características principales de este producto y lo contextualizaremos en el ámbito de los contraceptivos farmacológicos.

¿Por qué no hay anticonceptivos hormonales para hombres?

A pesar de los muy notables avances que se han llevado a cabo en relación a los métodos anticonceptivos de tipo farmacológico para mujeres, en el caso de los hombres se ha trabajado mucho menos en este campo.

Entre los años 2008 y 2012 se llevaron a cabo investigaciones con el objetivo de analizar la eficacia de un anticonceptivo para varones (Behre y colaboradores, 2016). Éste consistía en inyecciones de hormonas que reducían la producción de esperma.

A pesar de que se demostró que las inyecciones, aplicadas una vez cada dos meses, resultaban eficaces para prevenir el embarazo, también se descubrió que causaban efectos secundarios relevantes. Si bien estos no difieren demasiado de los de los anticonceptivos para mujeres, populares desde hace tiempo, se consideró que el producto no se podía comercializar.

Estos hechos se asocian con toda probabilidad a factores sociales, y más concretamente a las evidentes diferencias en el rol atribuido a las mujeres y a los hombres en relación a la reproducción; así, por ejemplo, los datos indican que sólo el 25% de los hombres estarían dispuestos a usar contraceptivos hormonales.

No obstante, cabe esperar que los avances en medicina reproductiva y en igualdad social permitan que esta situación se modifique de forma progresiva en el futuro cercano, al menos en Occidente.

El gel anticonceptivo del Instituto Nacional de Salud de EEUU

Tal y como detalla este artículo de Technology Review, en los últimos un equipo de investigación empleado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, una institución que pertenece al gobierno de los Estados Unidos, ha desarrollado y perfeccionado un gel de aplicación tópica para hombres que previene los embarazos.

Los estudios que se han llevado a cabo para analizar la eficacia de este nuevo producto revelan que reduce significativamente la concentración de esperma, de modo que impide la fecundación de óvulos por parte de los espermatozoides, al existir una probabilidad mucho menor de que estos alcancen su objetivo.

A pesar de que este gel anticonceptivo parece ser útil para prevenir los embarazos no deseados y que la gravedad de las reacciones adversas se ha reducido en comparación con versiones previas, sigue teniendo algunos efectos secundarios comparables a los de los anticonceptivos hormonales para mujeres -fundamentalmente en relación al estado de ánimo.

¿Cómo se utiliza y qué efectos tiene?

El gel desarrollado por el National Institute of Health está compuesto por dos hormonas. Una de ellas es la testosterona, la principal hormona sexual masculina (o andrógeno), que es necesaria para el desarrollo de los caracteres sexuales, del vello corporal, de los músculos y de los huesos. La segunda es la progestina, una hormona sintética similar a la progesterona, relevante para el ciclo menstrual de las mujeres.

Al combinar estas hormonas se consigue inhibir ligeramente la producción de testosterona (gracias al efecto de la progestina) pero sin que se produzcan problemas relacionados con la reducción excesiva de esta sustancia, dado que se aplica testosterona externa con el objetivo de equilibrar los niveles.

A pesar de lo que podría pensarse, no debe ser empleado en los genitales sino que se ha demostrado que resulta efectivo cuando se aplica una vez al día en la parte superior de los brazos, así como en los hombros.

Si bien aún se necesitan más estudios (que ya se encuentran en proceso) para perfeccionar una versión definitiva, todo indica que este nuevo gel anticonceptivo se convertirá en un producto muy utilizado en los próximos años -o, al menos, revela un aumento del interés por los contraceptivos hormonales para hombres que permitirá que las mujeres se descarguen en parte de esta responsabilidad en el futuro cercano.

Referencias bibliográficas:

  • Behre, H. M., Zitzmann, M., Anderson, R. A., Handelsman, D. J., Lestari, S. W., McLachlan, R. I., Meriggiola, M. C., Misro, M. M., Noe, G., Wu, F. C. W., Festin, M. P. R., Habib, N. A., Vogelsong, K. M., Callahan, M. M., Linton, K. A. & Colvard, D. S. (2016). Efficacy and safety of an injectable combination hormonal contraceptive for men. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 101(12): 4779-88.

  • Ilani, N., Roth, M. Y., Amory, J. K., Swerdloff, R. S., Dart, C., Page, S. T., Bremner, W. J., Sitruk-Ware, R., Kumar, N., Blithe, D. L. & Wang, C. (2012). The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 97(10): 3476-86.

Comentarios