Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Aceite de argán: propiedades y beneficios para el pelo y la piel

Desde hace siglos, el aceite de argán puro ha sido utilizado para cuidar la salud de la piel y del cabello.

  

Durante cientos de años, los habitantes de los bosques poblados de árboles de Argán, en Marruecos, han elaborado un precioso y valorado aceite mediante la extracción de la pulpa de los frutos de estos árboles.

Hoy en día, el aceite de argán es valorado por su versatilidad y sus ventajas en el cuidado del aspecto físico. A lo largo de este artículo descubriremos qué es el aceite de argán y cuáles son sus propiedades y beneficios para el pelo y la piel.

¿Qué es el aceite de argán?

El aceite de argán es un elemento elaborado a partir de los frutos en grano que crecen en los árboles de argán, procedentes de las zonas boscosas de Marruecos. Tradicionalmente el aceite puro de argán ha sido utilizado para tratar y mejorar la salud de la piel y del cabello, pero en los últimos años se han investigado muchas otras de sus posibles propiedades beneficiosas.

Este codiciado aceite puede ser aplicado tanto de manera tópica (es decir, directamente sobre la piel) como de forma oral, en forma de cápsula o suplemento. Además de estas elaboraciones, el aceite de argán se ha convertido de uno de los ingredientes principales de productos cosméticos como champús, jabones, acondicionadores y cremas.

Debido a la fama que han adquirido tanto el aceite de argán puro como los productos elaborados a partir de éste, pueden encontrarse en cualquier comercio, tienda o supermercado, como por ejemplo Mercadona, en la sección de belleza y cosmética.

El motivo por el cual el aceite de argán es considerado como una poderosa combinación de propiedades beneficiosas para el cuidado y la salud del pelo y la piel, es que contiene altos niveles de ácidos grasos oleicos y linoleicos, concretamente omega-9 monoinsaturado y omega-6 insaturado.

Ambos ácidos tienen la capacidad de favorecer la salud y mejorar el estado de la piel mediante dos mecanismos principales. Mientras que el ácido linoleico disminuye la inflamación, reduce el acné, no obstruye los poros y aumenta la hidratación cutánea, el ácido oleico puede mejorar la permeabilidad de la piel y ayudar a que otros ingredientes penetren en ella con mayor facilidad.

¿Cómo se produce?

Para extraer el aceite de argán puro mediante el método tradicional, los recolectores secan la fruta de argán al aire libre y, a continuación, eliminan la pulpa carnosa. Esta pulpa suele ser utilizada como alimento para los animales.

El siguiente paso consiste en extraer los granos de argán, presionarlos y molerlos hasta conseguir un puré que será filtrado hasta conseguir el aceite. En el caso de que se quiera elaborar un aceite culinario, los granos son asados antes de ser molidos.

¿Cuáles son sus beneficios y propiedades?

Tal y como mencionamos anteriormente, el aceite de argán se ha alzado como uno de los aceites cosméticos más versátiles y mejor valorados por aquellos que los utilizan y el motivo es la gran variedad de propiedades y beneficios que se le asocian.

1. Hidrata y nutre la piel

En los últimos años el aceite de argán se ha convertido en quizás el hidratante para la piel más utilizado -tanto aplicado en su formulación más pura, como a modo de ingrediente de cremas hidratantes.

En gran parte, esto se debe a su abundancia de vitamina E, un antioxidante soluble en grasa que puede ayudar a mejorar la retención de agua en la piel.

2. Remedio contra el acné

El acné hormonal suele aparecer como resultado de un exceso de sebo en la piel. Una de las principales propiedades del aceite de argán es que tiene un efecto antiseborreico, o anti-sebo, que puede regular las cantidades de este.

Además, las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas del aceite de argán ayudan a reducir significativamente la rojez y la inflamación del acné sin llegar a obstruir los poros.

3. Tratamiento de las afecciones de la piel

El aceite de argán contiene una gran cantidad de propiedades curativas, incluyendo efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Ambos pueden ayudar a reducir y aliviar los síntomas de varias afecciones inflamatorias de la piel como la psoriasis y la rosácea.

4. Curación de las infecciones de la piel

Uno de los usos tradicionales del aceite de argán es como tratamiento para las afecciones de la piel. Además de las ventajas anteriores, el aceite de argán también tiene propiedades antibacterianas y fungicidas.

5. Potencia la curación y cicatrización de heridas

La potente combinación de agentes antioxidantes y vitamina E presentes en el aceite de argán puede favorecer la curación de las heridas y ayuda a que éstas cicatricen en el menor tiempo posible.

6. Protege del daño del sol

Durante mucho tiempo, las mujeres de Marruecos han utilizado el aceite de argán para proteger su piel de los daños provocados por los rayos del sol.

Este hecho fue respaldado por los estudios científicos en el año 2013. Esta investigación encontró que los efectos antioxidantes del aceite de argán ayudan a proteger la piel de la acción dañina de los radicales libres causada por el sol.

7. Reparación de daños en la piel

Los daños e irritaciones de la piel provocados por la depilación y las maquinillas de afeitar pueden pueden resultar incómodos y molestos. El aceite de argán es un tratamiento eficaz para calmar la piel después del afeitado, tanto en afeitados faciales como corporales.

8. Tratamiento para uñas y cutículas

La humedad no grasa del aceite de argán es un tratamiento ideal para el cuidado y reparación de las uñas y las cutículas.

Aplicando una sola gota directamente en cada uña y realizando un pequeño masaje conseguiremos acondicionar las uñas, tanto de manos como de pies, y nos ayudará a mantener las cutículas hidratadas para evitar la aparición de padrastros.

9. Acondicionador para el cabello

Además de cuidar nuestra piel, el aceite de argán también resulta muy eficaz en el cuidado del cabello. Al no ser graso, el aceite puro de argán puede utilizarse como acondicionador sin aclarado o serum para el cabello.

Con su uso, el cabello es más fácil de peinar y repara las puntas abiertas. Asimismo, el aceite de argán ayuda a dominar el encrespado y protege contra el daño que provocan las altas temperaturas de los secadores y planchas del pelo.

Las propiedades nutritivas del aceite de argán ayudan a hidratar nuestro pelo sin engrasarlo. 

10. Bálsamo labial

El aceite de argán beneficia no solamente a la piel del rostro o al cabello. Su alto poder nutritivo ayuda a aliviar los labios agrietados y los mantiene suaves y acondicionados.

11. Cuidado de los pies

Si sufrimos de talones agrietados o de pieles secas en los pies, podemos aplicar aceite de argán y dejarlo actuar durante toda la noche. Podemos utilizar unos calcetines cómodos para favorecer que el producto impregne y penetre bien en la piel seca.

Si hacemos esto un par de veces a la semana, comenzaremos a observar como nuestros pies están mucho más suaves y los talones menos agrietados e incluso curados.

12. Efectos antiedad

Durante mucho tiempo el aceite de argán ha sido utilizado como tratamiento antienvejecimiento.

Aunque nunca se habían encontrado evidencias científicas concluyentes sobre estos efectos, en un estudio reciente con mujeres de piel madura se ha demostrado que la combinación de suplementos orales de aceite de argán junto con la aplicación tópica de aceite de argán puro aumentaba significativamente la elasticidad de la piel.

Referencias bibliográficas:

  • Charrouf, Z. & Guillaume, D. (2008). Argan oil: Occurrence, composition and impact on human health. European Journal of Lipid Science and Technology, 110(7): 632.

  • Monfalouti, H. E., Guillaume, D., Denhez, C. & Charrouf, Z. (2010). Therapeutic potential of argan oil: a review. Journal of Pharmacy and Pharmacology, 62(12): 1669–1675.

Comentarios