Alisado japonés: precio y ventajas de este alisado permanente

Revisamos el precio y las ventajas del alisado japonés y sus diferencias con el alisado de keratina.
Alisado japonés | .

 

El alisado japonés es uno de los tratamientos más utilizados y eficaces para alisar el cabello. Su precio no es elevado y sus resultados son espectaculares y duraderos.

Sin embargo, hay una serie de cuestiones que hay que tener en cuenta antes de decidirnos a aplicarnos este tratamiento en el pelo.

¿Qué es el alisado japonés?

Es un tipo de alisado permanente que está considerado uno de los más utilizados desde su aparición en los años 90. Sus ventajas son varias, pero su principal beneficio es el tiempo que dura liso y sedoso el pelo -hasta un año dependiendo del tipo de cabello. Es por esta razón por lo que se le llama alisado permanente o definitivo.

Su precio no es muy elevado si tenemos en cuenta el factor tiempo, ya que conseguimos evitar ir frecuentemente a la peluquería. Su mantenimiento se hace mediante la aplicación de productos específicos para este tipo de tratamiento capilar, como champús, suavizantes y mascarillas.

Sus resultados son muy eficaces, ya que incluso en pelos encrespados de mujeres que viven en zonas húmedas, el cabello permanece liso durante meses sin ningún tipo de esfuerzo. No obstante, los resultados dependen del profesional que nos aplique la permanente japonesa y de la calidad de los productos que se utilice.

¿Nos puede dañar el pelo?

El alisado japonés no tiene por qué dañar el pelo, sin embargo dependerá de quién nos aplique el producto. El alisado japonés se realiza mediante el uso de un químico fuerte; por esta razón es importante que la persona que nos aplique el tratamiento sea un profesional, igual que cuando nos ponemos un tinte o nos hacemos la permanente. De esta manera nos aseguramos que nuestro pelo no sufrirá ningún daño.  

Un alisado japonés bien aplicado a la larga puede mejorar el aspecto de nuestro cabello y durar hasta un año. Además, así también evitamos dañarnos el pelo utilizando la plancha del pelo diariamente.

Sin embargo, no todos los tipos de cabello sin iguales y si nos han aplicado recientemente mechas o algún tipo de decoloración, realizarnos este tipo de tratamiento puede perjudicar nuestro cabello.

Por esta razón, antes de proceder con este método, el profesional nos realiza un estudio del estado de nuestro pelo y determina si se puede proceder al alisado permanente.

Consejos y precauciones del alisado japonés

Antes de hacernos el alisado japonés, hay que tener en cuenta una serie de cuestiones y precauciones para poder disfrutar de una permanente lisa sin daños ni consecuencias. Uno de los consejos que los profesionales dan es que no conviene realizar tratamiento durante el verano; de esta manera que evitamos que el pelo se enrede en la playa o que se dañe más por la sal del mar.

Si tienes el pelo teñido pero sano, puedes alisarlo sin ningún problema. No obstante, se recomienda que te lo hagas entre 2 y 4 semanas después de haberte aplicado la coloración. Si por el contrario lo tienes teñido y en mal estado o estropeado, no se aconseja que realices un alisado japonés sin antes haberte hecho un tratamiento reparador. Atención con los cabellos decolorados, pues no se recomienda tampoco hacértelo si es tu caso.

Para cabellos decolorados, sensibles y frágiles, se aconseja no hacerse un alisado japonés, ya que con el tiempo podríamos quemarlo y para sanearlo deberíamos cortarnos el pelo. Tampoco se recomienda que nos lo hagamos en casa, ya que podemos perjudicarlos el estado del cabello. Siempre aconseja que el tratamiento nos lo haga un profesional.

No se recomienda aplicar el alisado japonés en casa. | .

 

¿Cuáles son sus ventajas y beneficios?

El alisado japonés es una de las técnicas de permanente lisa más eficaces y radicales que existe. Este método, incluso en cabellos con rizos rebeldes, puede durar hasta un año, sin necesidad de re-aplicarlo hasta pasado este tiempo.

Otra de las ventajas que presenta este tratamiento capilar es que el sistema Yuko, elaborado a base de proteínas de soja, que se utiliza es respetuoso con el cabello, al contrario que la utilización de planchas que a la larga acaban estropeando el pelo.

En cualquier situación en la que sometamos nuestro cabello, como al cloro de la piscina, la lluvia, la humedad, etc., el cabello se mantiene perfectamente liso. El único inconveniente es que cuando crezca tendremos que volver a aplicarnos el tratamiento, ya que los nuevos cabellos no crecerán lisos. Sin embargo, como mucho nos tendremos que hacer al tratamiento dos veces al año.

¿Cómo se aplica el alisado japonés?

Los pasos que se llevan a cabo a la hora de aplicar un alisado japonés son los siguientes:

  • Efectuar un estudio del tipo de cabello y su estado. El alisado japonés es igual de agresivo que un tinte, pero es importante que el pelo tenga buena salud.

  • Si el cabello se encuentra en buen estado, se procede aplicando una crema alisadora protectora antes de aplicar los productos propios de la permanente lisa.

  • Después, aplicamos los componentes de origen japonés que producen el alisado. Estos productos están elaborados a base de tioglicolato de amonio. Es conveniente recalcar que el tioglicolato de amonio no es tóxico, y que muchas veces se confunde con el ácido de amonio, que sí lo es. El proceso de aplicación es similar al de un tinte.

  • Una vez aplicado, se lava el cabello, se plancha, se enjuaga y se seca.

Todo este procedimiento requiere tiempo en cada paso. El cómputo total de horas que se tarda en realizar un alisado japonés es entre 3 y 5 horas.

¿Cuáles son las diferencias entre el alisado japonés y el alisado de keratina? | .

 

Diferencias entre alisado japonés y alisado de keratina

No hay que confundir el alisado japonés con el alisado de keratina. Aunque la keratina, junto con el colágeno, es uno de los componentes utilizados en el japonés, los procedimientos utilizados en cada uno son muy distintos. El alisado de keratina se utiliza para reconstruir y reducir el volumen de cada pelo, aportando a la vez mucho brillo.

El resultado obtenido en un alisado de keratina suele durar unos tres meses y su aplicación es muy sencilla, sin requerir formación especial para poder aplicarla. Esta cuestión difiere mucho del tratamiento japonés, pues este requiere la realización de unas pautas muy concretas y del conocimiento sobre los múltiples factores que pueden influir al resultado final del alisado.

El alisado de keratina no se puede considerar un tratamiento alisador, ya que este tratamiento tiene como objetivo hidratar el cabello y aportar brillo. Las chicas con el pelo rizado, no conseguirán tenerlo liso después de un tratamiento de keratina, pero sí que evitarán el encrespamiento.

¿Cuál es el precio del alisado japonés?

El precio del alisado japonés varía entre los 100 y 300€. Si tenemos en cuenta la larga duración y lo que nos evitamos pisar la peluquería, podemos ver que una permanente japonesa es rentable.

Sin embargo, es habitual ver ofertas por menos de 100€. Ante estos precios, siempre es recomendable informarse de la calidad de los productos que se van a utilizar para el tratamiento y de si la persona encargada es un profesional con los conocimientos necesarios para que nos realice una buena aplicación sin dañar nuestro pelo.

Hay que tener en cuenta que el alisado japonés es un tratamiento que dura entre 3 y 5 horas y que se utilizan productos japoneses de gran calidad, de ahí a que no sea considerado un tratamiento caro y que su precio sea aceptable.