Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Cómo eliminar las patas de gallo? Los 6 métodos más eficaces

Estas arrugas en los ojos son naturales y no conllevan riesgos, pero pueden ser antiestéticas.

Las patas de gallo son un tipo de arrugas de expresión más o menos marcadas que la gran mayoría de personas adquieren con el paso de los años. Se ubican en la zona externa de los ojos y pueden aportar un efecto de tristeza, cansancio o fatiga en la mirada, convirtiéndose así en unas arrugas que para muchos resultan antiestéticas.

Es por ello que la investigación respecto a las técnicas más eficaces para eliminar patas de gallo ha cobrado relevancia a medida que la sociedad ha atribuido cada vez más importancia a lo estético.

En este artículo os explicaremos por qué aparecen las patas de gallo y cuáles son los métodos más eficaces para eliminarlas.

¿Qué son las patas de gallo y por qué aparecen?

Las llamadas “patas de gallo”, tan detestadas por la mayoría de mujeres y hombres de mediana edad, son unas arrugas que aparecen en el extremo externo de los ojos.

Pese a lo que comúnmente se piensa, las patas de gallo no están directamente asociadas al envejecimiento de la piel, sino que vienen dadas por la expresividad facial y el entrecierre del ojo cuando la luz del sol es molesta.

Por lo tanto, tener una vida feliz llena de sonrisas predispone a la aparición de patas de gallo. No obstante, es evidente que existen factores que agudizan y acentúan el problema tales como la falta de hidratación facial, tener una piel seca y sensible, exponerse en exceso al sol (debido a los rayos ultravioleta) o la forma en que la persona gesticula o se ríe.

La aparición de las patas de gallo es cuestión de tiempo, pero existen remedios y tratamientos que ayudan a disimularlas y a eliminarlas. Pese a esto, es importante hacer énfasis en que las patas de gallo y el resto de arrugas no condicionan a la belleza de la persona y aportan naturalidad e historia a todos aquellos que pasean por la vida desde hace unos años. Para nosotras y nosotros: la arruga es natural y bella.

Cómo eliminar las patas de gallo con métodos no invasivos

Cuando se hace referencia al concepto “no invasivo” quiere decir que la técnica o el método de tratamiento no requiere romper la piel ni atravesarla, sino que su uso es cutáneo y superficial. Pese a esto, se pueden obtener resultados sorprendentes gracias a la capacidad de absorción de la dermis.

Algunos de los remedios o tratamientos sin cirugía para eliminar las patas de gallo de los ojos son el uso de cremas cosméticas tales como contorno de ojos u otros tipos de sérum, así como las mascarillas elaboradas con ingredientes frescos y orgánico o los masajes para movilizar los líquidos faciales y disimular estas pequeñas arrugas de expresión.

1. Cremas cosméticas

La industria química encargada de la elaboración de productos cosméticos ha encontrado un fuerte filón en la creación de fórmulas que ayudan a la disminución de las patas de gallo. Estas cremas tienen como factor común la hidratación de la piel y la protección solar, ya que son dos de las causas que más acentúan las arrugas de expresión.

Entre las cremas más populares se encuentra Remescar Patas de Gallo, un producto creado por los laboratorios Sylphar que parece ofrecer gratos resultados en cuanto al disimule y la prevención de las patas de gallo. Mediante el uso de siliconas vegetales y arcillas minerales se consigue un tez tersa, libre de pronunciadas arrugas.

La marca de cosmética Rilastil también ha creado un eficaz sérum que lucha contra la aparición y el mantenimiento de las patas de gallo; su nombre es Cumlaude Summum Radiance, no contiene parabenos y aporta luminosidad a esas zonas que parecen envejecidas a causa de la fatiga y de la falta de hidratación.

2. Remedios caseros

La mayor parte de remedios caseros disponibles para la prevención y la posible eliminación de las patas de gallo tienen en común el uso de aloe vera, clara de huevo, aguacate y leche. Todos estos ingredientes aportan sustancias antioxidantes y nutritivas a la piel, lo que se traduce en una tez más firme e hidratada.

Algunas mascarillas que tienen resultados eficaces, aportando suavidad y disimulando arrugas de expresión facial, son las que se elaboran triturando un aguacate y esparciendolo por la cara, o las que se fabrican con clara de huevo y aloe vera siguiendo el mismo procedimiento. Conviene dejarlas actuar durante unos 20 minutos.

3. Automasajes faciales

Los automasajes faciales favorecen la circulación sanguínea y el drenaje linfático; esto permite evitar las consecuencias antiestéticas de la retención de líquidos.

Los efectos son algo controvertidos y no han sido probados de manera científica, pero la tradición dice que repitiendo los siguientes ejercicios una vez al día se previene la aparición de patas de gallo y se minimizan las ya existentes.

Una vez al día, relaja los músculos faciales y con la ayuda de un dedo empuja hacia afuera y arriba la piel de la zona externa del ojo donde suelen aparecer las temidas patas de gallo. Repite la operación unas 20 veces y cierra los ojos. El efecto se potenciará si durante el masaje utilizas una crema adecuada para el contorno de los ojos.

Tratamientos invasivos para eliminar las patas de gallo

Una vez comentados los tratamientos no invasivos para remediar las patas de gallo, es relevante comentar y mostrar otras opciones. Los tratamientos invasivos son los que modifican la morfología de la piel mediante inyecciones o cirugía y deben ser llevados a cabo por profesionales de la salud.

Los tratamiento invasivos para eliminar las patas de gallo son más efectivos que los no invasivos: tanto la rapidez como los resultados son más exitosos, pero el coste de estos tratamientos y los riesgos asociados son mucho más elevados.

Por tanto, es esencial valorar hasta qué punto tener patas de gallo suponen una problemática ya que el riesgo que se corre al asumir una cirugía es muy elevado y, en el fondo, se trata simplemente de un problema estético y subjetivo.

1. Inyecciones de botox

El uso de la toxina botulínica se popularizó hace ya unos años como tratamiento de belleza, en concreto para la eliminación de las pequeñas arrugas de expresión que aparecen tanto en ojos como en labios.

El funcionamiento del bótox consiste en el bloqueo de la capacidad de contracción de los músculos, por lo que las zonas en las que se ha inyectado botox no tendrán movilidad y se evitará la aparición de nuevas arrugas.

El coste de este tratamiento varía en función de la clínica donde se lleve a cabo, pero es importante que el procedimiento lo realice un médico especialista en estética, ya que inyectar botox en zonas donde no se debe puede traer consecuencias estéticas peores que las que ofrecen las propias patas de gallo. Por otro lado, es habitual que los resultados sean muy poco satisfactorios.

2. Tratamiento con colágeno

El colágeno es una opción muy eficaz para rellenar los pequeños surcos y hendiduras creados a causa de las arrugas de expresión. El colágeno tiene un efecto rellenador, por lo que es ideal para la eliminación de las patas de gallo; no obstante, si se inyecta su efecto tiene una duración de ocho meses aproximadamente, que es el tiempo que el organismo tarda en absorber todo el compuesto.

Pese a esto, los resultados son parecidos a los ofrecidos por las cremas rellenadoras de colágeno. Estas no necesitan ser inyectadas y su uso diario posibilita que la piel absorba el componente y el efecto voluminizador disimule las patas de gallo. Además se evitan riesgos y se reduce el dolor de los procedimientos que utilizan inyecciones.

3. Cirugía estética: el láser y la blefaroplastia

La cirugía estética es la rama de la medicina que intenta solventar los posibles problemas estéticos o complejos que pueden suponer un malestar en las personas. Se dota de técnicas y procedimientos muy invasivos en los que el uso de la anestesia general es común, incluso en ocasiones la hospitalización.

Entre las técnicas para eliminar las patas de gallo encontramos dos particularmente reconocidas: el láser y la blefaroplastia extendida. El láser quema las primeras capas de la piel y así permite que se regenere, creando nueva piel libre de arrugas. Es una técnica dolorosa que requiere anestesia, pero la recuperación es bastante corta y llevadera.

El procedimiento de la blefaroplastia extendida requiere de anestesia total. Es una operación en la piel de los párpados que consiste en estirar la zona externa de los ojos hacia el cuero cabelludo, disimulando así la cicatriz. Es muy efectiva para eliminar también las molestas bolsas en los ojos que crean en la mirada una expresión de tristeza y fatiga.

Comentarios
CAROLINA
Para mi lo mejor de lo mejor para eliminar arrugas es el botox y el acido hialuronico, yo me estoy tratando en Barcelona con el Dr. Caussa en Barcelona y vamos estoy suuuuper contenta!! ;)