La cirugía estética, información para estar en buenas manos

Elegir con acierto a un cirujano plástico | Cedida

 

La cirugía estética está ganando mucha popularidad en los últimos años por dos motivos fundamentales. Por un lado, los cánones de belleza y el culto a la imagen de esta sociedad alcanzan cotas muy altas. Por otro lado, la alta profesionalidad que hay en España en este sector de la medicina hace que muchos pacientes dejen al lado sus miedos e inquietudes y se sometan a las intervenciones que prometen un mejor estado físico y por tanto, también, emocional.

Acudir a los servicios de un cirujano plástico es una decisión que habitualmente lleva detrás un largo tiempo de reflexión. Prácticamente todo el mundo siente pavor al hecho de tener que entrar en un quirófano, y hacerlo de manera voluntaria es algo que requiere de un gran valor.

Se deben analizar con detenimiento todas las ventajas e inconvenientes asociados a este tipo de cirugía. Contemplar los posibles riegos y las molestias que se sufrirán durante el post operatorio. Factores esenciales para someterse al proceso con determinación y con conocimiento de lo que nos espera, lo que sin duda hace que todo sea mucho más fácil. La información es sin duda la pieza clave del éxito para enfrentarse con seguridad y determinación a este tipo de intervenciones.

Elegir con acierto a un cirujano plástico

Cualquier tipo de intervención es delicada, por eso las operaciones estéticas solo se pueden dejar en manos de verdaderos profesionales. Si se tiene claro que se desea someterse a este proceso, si ya se tiene todo el conocimiento necesario, solo queda buscar al mejor profesional en este campo. En la capital de España, se encuentra el Doctor Eduardo Forcada Melero, el cirujano plástico Madrid más recomendado en todo el territorio nacional.

De esta forma, con los pacientes como máximo aval, se encontrarán más predispuestos a someterse a la intervención, pues las expectativas se van ver cumplidas.

Gracias a este experto cirujano los pacientes que se sometan a las operaciones de estética se van a ver libres de muchos complejos. Esta es la principal razón por la que las personas deciden someterse a cirugía plástica; eliminar algún rasgo de su anatomía que le baja la autoestima. Aunque también, en ocasiones se hace para resaltar esa otra que la llena de orgullo.

Consejos para elegir al mejor cirujano plástico

Elegir al mejor profesional es garantía de buenos resultados. En este artículo, para facilitar esta tarea, se van a dar algunos consejos para hacer una buena elección.  

En primer lugar, antes de someterse a una cirugía plástica, hay que asegurarse de que se está tratando con verdaderos profesionales. Como primer filtro, además de seguir las opiniones y recomendaciones de otros pacientes, se puede entrar en la página web secpre.org y ver si el cirujano de interés se encuentra en sus listados.

La SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética) es una sociedad científica fundada en 1956, con el objetivo de ofrecer calidad y los máximos estándares de profesionalidad a los pacientes. En esta sociedad, solo se incluyen los especialistas en Cirugía Plástica merecedores de formar parte de ella, atendiendo a sus méritos en formación, conocimientos, experiencia y ética.

Un factor decisivo a la hora de decantarse por un cirujano u otro debe ser la valoración del hospital o clínica donde va a llevarse a cabo la operación.

Debe tratarse de un centro hospitalario o clínica homologada. Debe contar con todo el personal cualificado y el material necesario para que la operación se pueda llevar a cabo con normalidad. Del mismo modo, el centro elegido debe estar preparado para atender cualquier situación de emergencia o complicación que pudiese darse durante el proceso, para que los pacientes estén seguros y protegidos en todo momento.

Visitar la clínica y hablar con el cirujano

Una vez que se han hecho todas las averiguaciones posibles para elegir al cirujano y la clínica en la que trabaja, se debe concertar una cita en primera persona. Es fundamental visitar las instalaciones y tratar con el personal que cuida de los pacientes.

Y es que, para aclarar cualquier tipo de duda y para ganar confianza antes de someterse a la intervención de cirugía plástica, es muy recomendable tratar en persona con el cirujano que va llevar a cabo la operación. Solo de este modo se podrán resolver las dudas con respuestas específicas y claras, mucho más precisas que si vienen de manos de un ayudante o comercial.

El cirujano es la persona más indicada para explicar a los pacientes cómo se desarrollará todo el proceso. Así mismo, podrá hacer algunas consideraciones previas si hubiesen de ser tenidas en cuenta, como por ejemplo, informar sobre el postoperatorio, los posibles contratiempos, cuidados que debe procurarse el paciente antes y después de la intervención…

El cirujano también deberá pedir un estudio exhaustivo del paciente para valorar su estado general de salud con respecto a la intervención a la que quiere someterse. Deberá solicitarse, así mismo, las pruebas preparatorias, como la de anestesia.

Una vez que la decisión es en firme, que el cirujano ha valorado la salud del paciente y la operación puede llevarse a cabo, será el momento de pedir un informe con todos los aspectos más relevantes: días de hospitalización, consejos para post operatorio, etc. …