Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Labios cortados: 8 métodos para prevenir este problema

Muchos factores pueden hacer que los labios se agrieten y aparezcan heridas, sobre todo en invierno.

 

Los labios son una de las zonas del cuerpo que más capta la atención de las personas con quienes interaccionamos. Se encuentran en una de las áreas centrales de la cara y es por ello que unos labios cuidados y libres de cortes contribuyen a una imagen cuidada y saludable.

Con la llegada del frío, los cortes y las grietas en los labios se vuelven más comunes, y además de incómodos resultan antiestéticos. Es por ello que en este artículo vamos a comentar las causas que contribuyen a que los labios se corten, así como la forma de evitar los labios cortados con 8 sencillos remedios al alcance de todas y todos.

¿Por qué se resecan los labios?

Los labios son una parte de la cara especialmente sensible a las condiciones climáticas. Están recubiertos de una fina piel y en contacto directo constante con la saliva, lo que puede fomentar la deshidratación de esta parte tan sensual del organismo y contribuir a una imagen poco saludable y descuidada.

Con los labios besamos, comemos, hablamos y reímos, entre otras cosas, por lo que están implicados en muy diversas actividades del día a día. Una mala alimentación, una hidratación insuficiente o la presencia de ciertos problemas orgánicos pueden favorecer la aparición de las molestas y antiestéticas pielecillas que acaban llevando a que los labios se agrieten.

En ocasiones la sequedad de los labios puede llevar a incómodas y dolorosas heridas que con el movimiento continuo de la boca pueden resultar casi incurables; por ello, los remedios que os ofreceremos a continuación pueden ser de gran ayuda.

Previamente conviene mencionar los factores principales que contribuyen a la aparición de los labios cortados, entre los que se encuentran:

  • Las condiciones climáticas en las que el frío prevalece, tales como el invierno

  • El contacto directo con el viento, en especial en personas que usan moto

  • El hábito de humedecer los labios con la propia saliva

  • La falta de hidratación de la piel, en ocasiones debida a condiciones genéticas

  • Una mala alimentación en la que exista un déficit de vitaminas A y E

  • Consumo insuficiente de agua (menos de un litro o un litro y medio al día)

  • Utilizar labiales efecto mate que resecan la piel de los labios

  • La exposición al sol sin utilizar ningún tipo de protector contra los rayos ultravioleta

¿Cómo evitar que se agrieten?

Evitar los labios cortados es una labor en la que la constancia es esencial: una buena rutina de hidratación, la exfoliación periódica y el cuidado de la alimentación contribuyen de manera directa en la buena salud de los labios, evitando así que se agrieten. Pero, en ocasiones, las pequeñas heridas nos cogen desprevenidas.

Cuando no hemos sido tan cautelosas y nos ha sorprendido el frío de repente, quizá ya es demasiado tarde y han aparecido las primeras grietas y cortes en los labios -pero no te preocupes: estos también tienen solución.

Gracias a los sencillos remedios que comentaremos a continuación se puede mejorar en gran medida la apariencia y la salud de esta parte del rostro.

Además, pequeñas manías como humedecer los labios con la propia saliva, jugar con las pielecillas que van apareciendo o morderse los labios pueden agravar aún más el problema y convertirlo en realmente incómodo, además de antiestético.

8 remedios para tratar y prevenir los labios cortados

A continuación vamos a proporcionar 8 sencillos remedios para prevenir o tratar los labios secos y cortados, así como para fomentar la jugosidad, la carnosidad y el aspecto de esta zona de la cara que capta la atención de la mayoría de personas.

Una sonrisa bonita es una buena predictora del éxito en las relaciones sociales, por lo que cuidar los labios puede tener mucha importancia para algunas personas.

1. Hidrata el cuerpo por dentro: bebe agua

La falta de hidratación del organismo a causa del nefasto hábito de olvidar beber agua tiene horribles repercusiones para la piel, y en concreto para los labios.

El consumo de un litro y medio de agua al día aproximadamente, o lo que es lo mismo, unos 8 vasos de agua, es necesario para mantener la correcta hidratación de la piel y evitar los labios cortados.

Es importante tener en cuenta que muchos expertos afirman que hay que beber tanta agua como nuestras sensaciones de sed nos indiquen, y que cada vez es menos popular la idea de que necesitamos consumir una cantidad específica de líquidos al día.

2. Utiliza vaselina, cacao o humectantes labiales

El uso de productos que fomenten la retención de agua en los labios va a prevenir la deshidratación y como consecuencia va a mantener los labios jugosos y libres de pieles o heridas.

Utilizar vaselina o cacao de manteca de karité libre de componentes químicos que añadan olor o sabor es lo más recomendado y natural. Debemos evitar los humectantes labiales que contengan gran cantidad de productos químicos.

3. Exfolia la piel de los labios de manera periódica

Las células que conforman la piel de los labios, como las de cualquier otro tejido, se van regenerando de manera natural, pero en ocasiones la falta de exfoliación evita que esas células muertas desaparezcan y los labios adopten un aspecto descuidado y lleno de pielecillas.

Es por ello que exfoliar los labios una vez a la semana va a permitir eliminar las impurezas y lucir unos labios saludables, además de agradables a la vista.

4. Utiliza yogur para aliviar el enrojecimiento

El yogur, gracias a sus propiedades nutricionales y a la gran cantidad de bacterias que contiene y que contribuyen a la protección de la piel, resulta un bálsamo perfecto para aliviar la inflamación y  las rojeces que a causa del frío aparecen en los labios y producen molestos cortes y heridas.

Cubrir los labios con yogur natural, dejar reposar y retirarlo pasados unos 15 minutos contribuye a la regeneración y a la hidratación labial, además de reducir el dolor que producen los labios agrietados.

5. No te chupes los labios: la saliva reseca

Al contrario de lo que piensa la gran mayoría de personas, la saliva no hidrata sino que más bien deshidrata. La saliva tiene la función de mantener la boca libre de bacterias, por lo que descompone y elimina todos aquellos microorganismos que se consideran forasteros.

Es por esto que se podría decir que es una sustancia agresiva para la piel y para el mantenimiento de la grasa que protege los labios.

6. Cubre los labios con una bufanda ante el fuerte viento

El viento fuerte y las bajas temperaturas son factores agresivos para la piel. Hacer una excursión a la montaña en invierno o simplemente coger la moto sin ningún tipo de protección en la cara y los labios puede acarrear consecuencias negativas, como la aparición de heridas o de cortes.

De este modo, cuando nos encontramos en las condiciones que hemos descrito tapar la cara con una bufanda o un pañuelo es de gran ayuda para evitar que la agresividad del viento y el frío afecte a la piel.

7. Mantén una buena higiene dental

Las higiene dental es otro aspecto muy importante en el mantenimiento de unos labios saludables y una sonrisa bonita. La descomposición de los alimentos y las bacterias que habitan en la boca ejercen un efecto negativo en toda la cavidad bucal.

Por este motivo es esencial cepillarse los dientes tres veces al día (preferiblemente después de cada comida) y utilizar colutorio bucal para mantener unos dientes limpios, un aliento fresco y unos labios atractivos.

8. Consume aguacate, mango y espinacas

Como ya se ha comentado anteriormente, el déficit de vitaminas A y E afecta de manera negativa a la producción de las células que forman la piel y las mucosas. Mientras que la vitamina A contribuye a la regeneración celular, la vitamina E cumple una función de protección de las células, aportándoles oxígeno.

Entre los alimentos más ricos en vitaminas A y E destacan productos vegetales como el aguacate, las espinacas, los espárragos y el mango, pero también otros de origen animal, principalmente los huevos.

Comentarios