Microblading (micropigmentación de cejas): qué es, diseño y precio

El microblading es una técnica de pigmentación semi-permanente de las cejas
El microblading permite no preocuparse por maquillar las cejas durante un buen tiempo. 

 

El microblading es una técnica de diseño de cejas pelo a pelo que lleva siendo popular desde el 2015. Se ha convertido en el método más común de micropigmentación y delineado de cejas.

El microblading permite no volver a preocuparse por maquillarlas, e incluso hace que no sea necesario preocuparse por evitar su caída o despigmentación al paso de los daños. Es apto para todos tipos de cejas, dejándolas bonitas y naturales; y a pesar de ser similar al proceso tradicional de cejas tatuadas existen algunas diferencias con éste.

En este artículo hablaremos sobre qué es el microblading, qué precio tiene y cuál es el proceso de diseño de cejas. Así mismo explicamos las principales diferencias con la realización tradicional de las "cejas tatuadas".

¿Qué es el microblading? Principales características

El microblading es definido como una técnica de diseño y tatuaje de cejas. No solo implica la realización de un tatuaje semipermanente sino que incluye todo el proceso anterior de crear la forma perfecta de las cejas para cada tipo de rostro. Es decir, implica también el diseño de cejas de acuerdo con las facciones y el gusto de cada quien.

En los buenos centros (los cualificados) el enfoque que se realiza para cada cliente es totalmente personalizado, de manera que se garantice el mejor resultado. Esta técnica es muy precisa gracias a la herramienta de mano con la que se lleva a cabo.

Delineado de cejas

Para hacer las cejas pelo a pelo se utiliza una especie de pluma o bolígrafo de tatuaje que tiene una hoja inclinada con 10-12 agujas muy pequeñas al final. Éstas son las encargadas de agregar el pigmento escogido.

Las agujas no penetran en la piel como en otros procesos de tatuaje de cejas, sino que rasguñan delicadamente la superficie de ésta, haciendo un corte muy fino -parecido al que se produce con un papel- para ir luego añadiendo el pigmento poco a poco.

De hecho, el “microblading” recibe su nombre por el efecto que provocan estas agujas. “Blanding” viene de “blade” que en inglés quiere decir “hoja o filo”; con lo cual, “microblanding” hace referencia a la delgada punta que se utiliza para pigmentar la ceja.

Utilidad de este método

Como cada trazo se aplica “uno a uno”, el técnico de microblading puede controlar perfectamente la forma, el color y la densidad de las cejas en todo momento. Específicamente, el microblading puede utilizarse para los siguientes aspectos:

  • Mejorar las cejas

  • Dar mucha más definición  

  • Cubrir huecos sin pelo

  • Extender las cejas

  • Reconstruirlas completamente

Este tipo de técnica es considerada actualmente la mejor para el maquillaje semipermanente de cejas, ya que el tipo de aguja que se utiliza penetra en la epidermis de la piel, creando trazos de pelo muy finos, realistas y muy naturales.

Precio del microblading

Un tratamiento de microblading suele costar entre unos 400 y 600 euros incluyendo la primera consulta, el diseño de las cejas, y finalmente el tatuaje. Así mismo incluye una segunda puesta después de haber pasado unas 6-8 semanas.

Es así ya que al paso de este periodo suele ser necesario retocar la tinta. El precio mínimo mencionado es equivalente a 450 dólares americanos y 9,000 pesos mexicanos, aproximadamente.

El microblading es una técnica que diseña y rebibuja las cejas pelo a pelo 

Cejas tatuadas y microblading: diferencias más importantes

Existen muchas diferencias entre estas 2 tipos de técnicas aplicadas para el diseño de cejas y su pigmentación. A continuación se muestran las principales, que consisten en la permanencia de cada método y en la apariencia de naturalidad que ofrecen.

Permanencia

A diferencia del tatuaje permanente de las cejas, el microblading es una técnica mediante la cual el pigmento no penetra de forma profunda la piel, sino solo la superficie y de forma muy sutil.

Tampoco es un método permanente, con lo cual, el color empieza a desvanecerse aproximadamente  en los siguientes 18-24 meses. Por lo mismo es importante ir haciéndose sesiones para retocar o renovar el delineado de cejas.

Naturalidad

Asimismo los trazos que se consiguen mediante el microblading son mucho más naturales y finos, sobre todo gracias a la precisión del tipo de aguja que se utiliza. La herramienta utilizada para la micropigmentación no realiza ningún zumbido (a diferencia de la pistola del tatuaje).

Además, dicha herramienta no perfora la piel de forma profunda, sino que va haciendo pequeños rasguños.

Diseño paso a paso del proceso

Para saber específicamente en qué consiste y cómo se realiza todo el tratamiento de microblading, seguidamente os mostramos el paso a paso del proceso, desde el diseño de las cejas hasta la sesión de retoque.

1. Forma de las cejas

Aunque no siempre es lo habitual, antes de realizarse el tatuaje semipermanente, se agenda una primera cita para discutir sobre el diseño de las cejas y la forma que prefiere la clienta.

Esta parte del proceso sirve para luego medir y esbozar lo que serán los pasos futuros. Todo lo anterior se realiza con unas herramientas que ayudan a determinar el modelo perfecto, teniendo en cuenta la forma de la cara, el tipo de cejas, el tipo de ojo y otros elementos relacionados con las facciones de cada quien.

2. Adormecimiento de la zona

Seguidamente, antes de empezar la técnica se empieza a limpiar el área de la ceja mediante depilación a pinza, y luego se prepara la zona para el tratamiento. En este momento se adormece la zona a tratar, usando un ungüento tópico que tiene que llevar el cliente en la zona de las cejas durante unos 40 minutos.

3. Se reproducen las medidas

A continuación, se vuelve a realizar el boceto planeado anteriormente, teniendo en cuenta todos los elementos de simetría, rasgos faciales, etc. Se diseña sobre el rostro de la persona con la altura y grosor adecuados.

Siguiendo esta guía, el profesional va tendrá las pautas necesarias para realizar la punción.

4. Punción pelo a pelo

Una vez que empieza la punción, se delinean trazos muy finos donde el pigmento del color se va filtrando y asentando. Si existen molestias se agrega otra capa rápida de crema anestésica al área. Dicha crema se hace efectiva en 5 minutos aproximadamente.

5. Capa de pigmento

Por último, se agrega una capa final de pigmento y se deja reposar durante 5 minutos. Luego se limpia toda el área de las cejas y el proceso queda finalizado. Esta capa ayuda a generar un efecto de homogéneo en toda la zona.

6. Sesión de retoque

Una vez hecho el microblading, la persona tiene que volver a las 6-8 semanas para realizar una segunda sesión. En ésta se completa cualquier espacio que haya podido quedar sin pigmento, o bien, se complementa cualquier pigmento que no se haya cogido de forma suficiente.

Así mismo, durante esta segunda sesión se da tratamiento a cualquier zona de la ceja que no se haya curado de forma adecuada.

El microblading debe estar hecho por profesionales en centros especializados. 

Cuestiones sobre la micropigmentación

Para saber más sobre esta técnica de maquillaje semipermanente de cejas, a continuación mostramos algunas cuestiones interesantes e importantes a tener en cuenta; por ejemplo, qué tipo de centros lo realizan, si es posible que cause algún tipo de alergia, qué tiempo dura, qué tan doloroso es y si se borra en algún momento.

Centros que lo realicen

Existen muchos centros estéticos que ya tienen este método en sus instalaciones. Específicamente en España, las ciudades de Valencia, Barcelona, Madrid o Marbella son sedes de los mejores lugares para realizarse el microblading.

Así mismo, en otros países pueden encontrarse centros especializados, sobre todo en las ciudades más grandes y modernizadas.

¿Puede producir alergia?

Aunque existen personas sensibles y alérgicas a ciertos tipos de pigmentos, es raro que el microblading produzca alergia. No obstante, existen tipos de pigmentos o tintas especiales para las personas que resulten alérgicas.

Por lo mismo, antes de realizar el proceso se suele hacer una prueba que permita verificar que la persona no tenga alergia a los pigmentos que se utilizan.

¿Cuánto dura?

Una vez realizado el proceso, el microblading suele durar entre 18 y 24 meses aproximadamente. No obstante, la duración depende en gran medida de la persona y del tipo de piel que tenga, así de como de las técnicas que se hayan utilizado durante el tratamiento. A las personas con piel un poco más grasa les suele durar menos.

¿Duele?

En sí misma esta técnica no es dolorosa, ya que antes de iniciar el proceso se aplica una crema anestésica para adormecer la zona. Pero, aunque no sea doloroso, sí produce una sensación poco agradable y a veces el sonido de la hoja puede dar tericia o nervios.

¿Se puede borrar?

Como el pigmento utilizado y la técnica no dejan cicatrices ni decoloración de la zona, puede borrarse con total facilidad utilizando técnicas específicas.

No obstante, es importante entender y saber que las cejas serán hasta un 40% más oscuras durante los primeros 10 días, que es el tiempo que tardan en curarse. Una vez pasado ese periodo de tiempo, la coloración empieza a verse tal y como es (de una manera más natural).

Referencias bibliográficas: