Cómo tratar hongos en las uñas efectivamente

Cómo tratar hongos en las uñas efectivamente | Cedida

 

Los hongos en las uñas son una infección que puede afectarnos a las uñas de las manos y de los pies. Esta infección, que habitualmente es más común en los pies, se suele caracterizar por un cambio en el color y la forma de la uña que ha sido infectada. Los hongos en las uñas se transmiten con facilidad, por lo que es una infección común en todo el mundo.

Estos hongos aparecen por la proliferación de organismos como mohos y levaduras en las zonas del cuerpo con queratina, como las uñas o el pelo. Hay diversos factores que influyen en su aparición como el envejecimiento de las uñas o la sudoración excesiva en la zona. Las enfermedades de la piel y el pie de atleta también pueden contribuir a la aparición de hongos en las uñas.

Este tipo de infección se puede intentar prevenir lavando las manos y los pies frecuentemente, cortando las uñas de forma recta, usando calzado transpirable y cambiando de calcetines frecuentemente. Es importante evitar conductas como caminar descalzo cerca de piscinas, vestuarios y lugares públicos ya que son fuentes de infección frecuentes.

¿Por qué es importante tratar los hongos en las uñas rápidamente?

Las infecciones de hongos son muy habituales y, cuanto más tiempo estén presentes en nuestras uñas, más tiempo costará eliminarlas. Por este motivo es realmente importante aplicar un tratamiento para hongos en las uñas eficaz lo antes posible. Si lo dejamos pasar, el tiempo de tratamiento será mucho más largo, ya que la infección crecerá, pudiendo llegar a causarnos problemas graves en las uñas.

Si la infección es superficial y se empieza a tratar a tiempo, es posible eliminarla fácilmente sin ayuda médica, con algún tratamiento farmacéutico. En caso de que la infección se extienda hacia la raíz de la uña será necesario el diagnóstico y la supervisión por parte de personal médico, ya que los hongos no se irán fácilmente de la uña.

Una infección de hongos en las uñas grave puede causar daños permanentes en las uñas y otro tipo de infecciones que pueden extenderse a otras zonas. También puede causar el desprendimiento total de la uña infectada y fuertes dolores que pueden llegar a hacerse crónicos.

Tratamientos efectivos para los hongos en las uñas

Como ya hemos comentado anteriormente, dependiendo del estado de la infección de hongos en las uñas, se deberá aplicar un tratamiento sin prescripción médica o uno con receta.

Existe también una gran variedad de remedios caseros que dicen ser efectivos contra los hongos en las uñas, como por ejemplo el tratamiento con vinagre de sidra o con extracto de hoja de olivo, pero lo más probable es que no den resultados ya que los hongos son difíciles de eliminar. Si confiamos en estos remedios, puede que cuando acudamos al médico sea demasiado tarde y la infección haya empeorado hasta deteriorar mucho la uña.

Los productos más seguros y efectivos contra los hongos en las uñas son los tratamientos farmacéuticos, normalmente vendidos en pomada o en barniz. En estos productos, que no requieren de receta, la efectividad del tratamiento está testada científicamente y con ellos te asegurarás de detener la infección.

En farmacias podrás encontrar diferentes productos antifúngicos de marcas reconocidas en el cuidado de la piel y los pies, como el de Tratamiento anti-hongos en las uñas de Scholl, que ayuda a prevenir la extensión de la infección y su reparación gracias a su fórmula avanzada, entre otras opciones.

El tratamiento Scholl anti-hongos cumple con la normativa de productos sanitarios. | Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.
 
¿Cuándo acudir al médico o al podólogo para tratar los hongos en las uñas?

Lo mejor es ir al médico o al podólogo en cuanto se sospecha que se tiene hongos en las uñas para así realizar un diagnóstico y tratamiento adecuado del problema. En caso de una infección superficial leve se podrá tratar con medicamentos sin receta ya que no será necesaria la supervisión médica del tratamiento.

Si la infección ha llegado a la raíz de la uña, el médico realizará un tratamiento supervisado que variará según su grado de gravedad y el tipo de hongo que la causa. En este caso, es posible que la infección llegue a durar meses o que haya recaídas frecuentemente.

Si la infección no responde al tratamiento, es grave o muy dolorosa, el médico es posible que recomiende extraer la uña infectada para así evitar cualquier posibilidad de contagio a otras zonas. De esta forma, el resto del cuerpo estará a salvo de la infección y al extraerla de raíz, es muy improbable la reaparición de esa misma infección.

 

Comentarios