Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Los 7 alimentos afrodisíacos naturales más efectivos

Aunque en ocasiones los afrodisíacos son sólo placebos, muchas personas se benefician de su uso.

 

 

Con frecuencia se habla de las propiedades afrodisíacas de determinados productos naturales, en particular en relación a alimentos como el chocolate o las fresas. Sin embargo, el término es algo ambiguo ya que los procesos por los que distintas sustancias pueden influir en la libido son muy variables, y en ocasiones asociados al placebo.

A continuación vamos a explicar qué factores hacen que un alimento sea afrodisíaco y a mostrar cuáles son algunos de los alimentos afrodisíacos más potentes del mundo. Además explicaremos su uso culinario y la forma en que se pueden añadir a los platos.

¿Qué hace que un alimento sea afrodisíaco?

El término “afrodisíaco” proviene de la mitología griega, en concreto del nombre que se utilizaba para referirse a la diosa del amor, Afrodita -quien posteriormente sería Venus para los romanos. De ahí que se entienda por alimentos afrodisíacos a los que tienen propiedades que contribuyen a aumentar el deseo sexual y la libido.

Los alimentos afrodisíacos naturales, por lo tanto, son aquellos que debido a su olor, su sabor o por los nutrientes que contienen hacen que las personas estén más predispuestas a llevar a cabo conductas sexuales a causa de un incremento del deseo y de la “atracción”.

Aun así, los estudios llevados a cabo para comprobar el potencial sexual de determinados alimentos no llevan a una respuesta clara; de hecho, varias investigaciones aluden a que se produce un efecto placebo con los alimentos afrodisíacos.

Sea por el motivo que sea, está claro que existen alimentos que consiguen facilitar o dar pie a avivar el deseo sexual de las personas (al menos de algunas).

Tipos de alimentos de esta clase

Existen diferentes tipos de alimentos afrodisíacos según la atribución que se haga a esta “función excitadora”; de este modo un alimento puede ser afrodisíaco debido a que contiene una sustancia concreta, por su semejanza con órganos sexuales, por estimulación de otras vías que fomentan la atracción o por la historia cultural de cada población en concreto.

1. Afrodisíacos de acción central

Los alimentos que se clasifican en este grupo contienen alguna sustancia, normalmente una hormona, que ejerce un efecto desinhibidor en el organismo.

Estos efectos se relacionan con un aumento de la dopamina o de la testosterona, así como de la MSH (hormona estimulante de los melanocitos).

2. Afrodisíacos por asociación

Como se ha comentado anteriormente, estos alimentos tienen formas semejantes a los órganos sexuales masculinos o femeninos, lo que facilita la asociación de estos con la práctica sexual.

La forma fálica de los plátanos o la forma redondeada de las manzanas o de las peras hacen que muchas personas los asocien con formas del cuerpo del varón y de la mujer, respectivamente.

3. Afrodisíacos por excitación de otras vías

El olfato, el tacto o el gusto son otros de los sentidos que pueden ser estimulados y pueden dar pie a un aumento del deseo sexual.

Una fragancia con un buen olor o rozar la espalda con una pluma hace que los sentidos se activen y que la libido aumente, incrementándose el deseo hacia la otra persona.

4. Afrodisíacos culturales

Según la cultura en la que se desarrolla cada individuo se adquiere información diversa acerca de cuáles son los alimentos que de manera “mitológica” han adoptado la característica de afrodisíaco sin realmente serlo desde un punto de vista objetivo.

Algunos de estos son el marisco o el ginseng que, aunque pueden tener propiedades y nutrientes beneficiosos para el organismo, no contienen los suficientes o necesarios para ser catalogados como afrodisíacos de acción central.

Los 7 alimentos afrodisíacos más utilizados

Teniendo en cuenta la clasificación anterior, vamos a mostraros cuáles son los alimentos afrodisíacos que más se utilizan en la cultura occidental y qué usos podemos darles para potenciar el deseo sexual y hacer que, gracias a la cena, la noche sea increíble.

1. La canela

La canela es uno de los aromas afrodisíacos por excelencia. Su dulce olor junto con ese punto especial que la caracteriza hace que sea muy utilizada tanto a nivel culinario como en la elaboración de cosméticos. Sin embargo, ingerirla también tiene beneficios para el organismo.

Parece ser que la canela estimula el riego sanguíneo, lo que se traduce en una excitación más intensa y satisfactoria. Se puede consumir tanto en té como añadida en repostería o en licores actualmente popularizados, como el “Fireball”.

2. El chocolate

Éste es otro alimento con una amplia tradición como afrodisíaco e incluso como sustituto del sexo. Su sabor, su olor y las propiedades que el cacao aporta al organismo hace que sea ideal para acompañar una cena romántica.

El cacao contiene feniletilamina, una sustancia que ayuda en la producción de dopamina y en la liberación de endorfinas, proporcionando así bienestar y energía al organismo. Todo esto contribuye a una mayor excitación y a un incremento del deseo sexual.

3. Las almendras

Tradicionalmente se ha dicho que las almendras son un afrodisíaco natural para las mujeres ya que fomentan la fertilidad y dan energía dado su alto contenido en nutrientes beneficiosos para el organismo.  

La mayoría de frutos secos contienen altos niveles de arginina y vitamina B3; su ingesta hace que la circulación sea más fluida debido a la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que promueve la excitación y la erección del miembro sexual masculino.

4. La maca

La raíz de maca se ha empezado a utilizar en España desde hace relativamente poco tiempo, aunque su uso ya estaba muy extendido por Latinoamérica. Es una planta originaria de Perú utilizada como afrodisíaco natural desde épocas ancestrales.

Dada la variedad de nutrientes que aporta al organismo, la maca no sólo es utilizada como afrodisíaco sino también para proteger las funciones cognitivas superiores. De este modo actúa ayudando a que se secreten hormonas sexuales que hacen posible la excitación de quien la toma.

5. Las fresas

Las fresas, además de ser una excelente fruta, resultan muy apetecibles tanto a nivel visual como gustativo. Contienen altas cantidades de vitamina C y aportan potasio y magnesio, sustancias que intervienen en el deseo sexual y fomentan la libido.

6. Los plátanos

La sugerente forma de los plátanos, que recuerda al órgano sexual masculino erecto, así como su dulce sabor y el alto contenido en potasio que aporta al organismo, hacen de los plátanos una fruta extremadamente sexual, que puede ayudar junto con el chocolate a pasar una noche de placer inolvidable.

7. Las ostras

Las ostras recuerdan a Afrodita, y son uno de los mariscos que más zinc aportan al organismo. El zinc ayuda al cuerpo humano a producir testosterona, una hormona muy relacionada con el deseo sexual, por lo que su consumo resulta de ayuda en el aumento del apetito sexual.

Además, culturalmente el consumo de ostras está relacionado con la ostentosidad y el poder, lo que para algunas personas resulta aún más excitante. Un plato de ostras acompañado de un buen vino puede ser clave para pasar una noche de lo más romántica.

Referencias bibliográficas:

  • Shamloul, R. (2010). Natural Aphrodisiacs. The Journal of Sexual Medicine, 7(1), 39-49.

Comentarios