El CBD permite combatir las adicciones

Sustancia principalmente conocida por sus efectos relajantes
El CBD permite combatir las adicciones | @stevenfoster

Conocido principalmente por sus efectos relajantes, el CBD es una sustancia cuyos beneficios se extienden mucho más allá de la relajación. De hecho, según algunos estudios, ayudaría a combatir ciertas adicciones, en este caso las relacionadas con el consumo de alcohol y ciertas drogas. Además de esto, tendría la propiedad de combatir los efectos secundarios resultantes de la abstinencia.

Los efectos del CBD contra la adicción al alcohol

El alcohol es una sustancia peligrosa para el cuerpo, especialmente cuando se consume de una manera no moderada. Incluso los alcohólicos son conscientes de los efectos devastadores de esta sustancia en sus cuerpos. Sin embargo, no logran deshacerse de ella, simplemente por su naturaleza adictiva. Afortunadamente, el CDB se está posicionando ahora como una solución particularmente eficaz para combatir esta forma de dependencia.

En realidad, al promover el aumento de la dopamina y del GABA, el alcohol causa desequilibrio neuroquímico en el cerebro. También reduce la prevalencia de receptores CB1 en el sistema endocannabinoide. A largo plazo, el cuerpo está dañado, lo que promueve el desarrollo de enfermedades crónicas como la pancreatitis, cáncer, hepatitis, etc.

Al promover el aumento de la autofagia, el CBD contribuye a la regeneración celular. Por lo tanto, es capaz de proteger las células del cuerpo de los peligros que el alcohol podría causar; reequilibrando los diversos elementos químicos iniciales. Además de esto, el CBD permite reducir el consumo de alcohol y el riesgo asociado de recaída.

Durante el proceso de abstinencia de alcohol, los afectados pueden desarrollar otros trastornos considerados efectos secundarios. Estos pueden incluir trastornos del sueño, por ejemplo. El CBD ayuda a calmarlos.

Los efectos del CBD contra la adicción a la nicotina

Al igual que la mayoría de las sustancias peligrosas, la nicotina es adictiva. No solo es muy difícil para las personas que son adictas deshacerse de ella, sino que también, una abstinencia mal realizada presenta peligros reales. Esto puede causar, por ejemplo, trastornos del sueño, ansiedad o irritabilidad.

Sin embargo, gracias al CBD, es posible acabar con la adicción a la nicotina sin la menor dificultad. Este tendría un efecto relajante proporcionando bienestar y calma, que no debe confundirse con un efecto psicoactivo. El CBD actúa sobre la anandamida, lo que permite llegar a una sensación de "saciedad psicológica". Por lo tanto, la sensación de ansias se reduce considerablemente. Se reduce en el fumador, el antojo de cigarrillos, así como la satisfacción asociada con el uso de esta droga.

Los efectos del CBD contra la adicción a los opioides

Por alguna razón, algunas personas se vuelven adictas a los analgésicos. Ahora bien, estas sustancias generalmente se componen de moléculas peligrosas para el cuerpo (codeína, morfina, heroína, metadona, etc.). Lógicamente, esta adicción conduce a problemas de salud bastante graves.

Desafortunadamente, dejar por completo el consumo de opioides no es tan simple. Esto incluso causa efectos secundarios como inquietud, náuseas, hipersudación, dolor muscular y óseo, etc. A través de su efecto sobre los receptores opioides, el CBD ayuda a combatir la adicción a los opioides, y sus efectos secundarios.

Además, a diferencia del THC, el CBD no es adictivo. Por el contrario, se puede utilizar para combatir la adicción al THC, o para la abstinencia de los fumadores de cannabis en general.

"5 consejos si vas a usar CBD en tus platos" "Flores de CBD: Qué es, dónde puedes encontrar y principales usos"