Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Lubricantes: tipos (anal y vaginal), marcas, compra online y cómo utilizar

Los lubricantes pueden ser de muchos tipos, según su composición y la zona que estimulan
Los lubricantes pueden encontrarse en distintas presentaciones.
 

Elegir lubricantes es una tarea que a priori puede parecer complicada. Los hay de tipo anal, vaginal, con base acuosa o de silicona, de Durex o incluso de Mercadona, entre otras muchas opciones.

Para conocer más sobre este producto íntimo en el siguiente artículo revisamos qué es un lubricante y qué tipos existen, así como qué marcas y dónde pueden comprarse vía online.

¿Qué es un lubricante?

Cuando estamos excitados sexualmente nuestra zona íntima empieza a humedecerse en respuesta a ello. Cuando la lubricación natural no es suficiente para poder disfrutar de la relación sexual existen otro tipo de opciones artificiales conocidas como lubricantes que permiten la penetración ya sea anal o vaginal.

Entonces, podríamos definir a los lubricantes íntimos como productos que se utilizan durante las relaciones sexuales -masturbación, coito anal y vaginal- para promover la lubricación y reducir la fricción entre el pene y la vagina o el ano y el pene. También se aplican a los juguetes sexuales con los mismos propósitos.

Finalmente, existen opciones muy variadas que incluyen lubricantes de sabores e incluso también utilizables para hacer masajes. Como veremos más adelante, los lubricantes pueden clasificarse según la zona para la cual se usen -anal o vaginal- o según el material del cual estén hechos.

¿Para qué sirve?

El lubricante íntimo puede utilizarse en muchas ocasiones y de muchas maneras. No solo nos va a servir para lubricar la zona íntima, sino que también nos puede servir para conseguir diferentes efectos y objetivos. Entre otras cosas, los lubricantes se pueden utilizar para:

  • Hacer un masaje sensual

  • Potenciar el orgasmo

  • Para masturbarse (solo o en pareja)

  • Al hacer sexo oral

  • Para lubricar dentro y fuera del preservativo

Los lubricantes de uso sexual sirven para reducir la fricción durante cualquier contacto.

Tipos según el uso (anal y vaginal)

Aunque la mayoría pueden servir tanto para la penetración o masturbación vaginal como anal, existen algunas opciones más específicas para cada zona. A continuación os mostramos alguna información básica sobre cada uno.

Lubricante anal

El lubricante durante el sexo anal es algo realmente necesario. La mayoría de lubricantes pueden ser seguros para practicarlo pero existen algunos específicos para el disfrute durante el coito ana.

Normalmente suelen se geles con texturas más gruesas y no tan líquidas para ayudar a que el lubricante sea más consistente.

Asimismo existen algunos que tienen componentes para aliviar la incomodidad experimentada las primeras veces, como la benzocaína. No obstante no se recomiendan porque esta falta de sensación promueve más fácilmente la lesión en esa zona.

Lubricante vaginal

Los lubricantes vaginales suelen ser los más comunes y sirven principalmente para reducir la sequedad vaginal y el dolor durante las relaciones sexuales o durante la masturbación.

Existen algunas opciones que contienen ingredientes para causar sensaciones de calor y frío en las zonas íntimas. No hay forma incorrecta para utilizarlo, se puede aplicar a la vagina, al pene o en el condón y la cantidad que se desee.

Tipos según la composición

Los lubricantes también se pueden categorizar en función de los componentes mediante los cuales se elaboran. Cada opción tiene sus pros y sus contras y la cuestión sobre todo es escoger lo que funcione mejor para cada uno.

Si alguno causa irritación, inflamación o cualquier tipo de reacción alérgica es importante dejar de usarlo y acudir a un profesional médico para que nos proporcione la orientación en el caso de que sea necesario.

Con base acuosa

Son más ligeros y suaves, ideales para pieles sensibles. Puede encontrarse en muchos sabores y con diferentes efectos -calor, frío, etc.

No son pegajosos y se lavan fácilmente. Son la mejor opción si se usa preservativo porque su composición no hace que el condón se rompa. También suelen ser los más baratos.

Sin embargo, es posible que no duren tanto como las otras opciones y se tenga que aplicar varias veces durante el acto.

Con base de aceite

Los lubricantes a base de aceite deben usarse con precaución. Estos lubricantes no pueden usarse con condones de látex, ya que lo debilitan y hacen que el condón sea más propenso a romperse. Esto aumenta el riesgo de embarazo o la transmisión de una infección de transmisión sexual (ITS).

Los lubricantes de aceite aumentan el riesgo de romper el preservativo.

Con base de silicona

Esta opción suele ser la ideal para tener relaciones en duchas, piscinas o para el sexo anal porque suelen ser más consistentes y duran más tiempo en el cuerpo. Asimismo no se lavan tan fácilmente. Sin embargo algunos lubricantes hechos con base de silicona pueden descomponer los preservativos e irritar la zona íntima. Es importante lavarse la zona inmediatamente después de tener relaciones exuales.

Geles íntimos naturales

Son aquellos lubricantes que contienen ingredientes de origen 100% natural. Suelen tener prebióticos que ayudan a mantener el equilibrio de la piel y favorece su hidratación. El aceite de coco puede considerarse una opción natural, aunque su uso puede aumentar la probabilidad de rotura del preservativo por su composición aceitosa.

Durex tiene una opción muy recomendable de lubricante natural apto para el sexo anal, vaginal y oral. La fórmula no contiene perfumes ni colorantes añadidos y es compatible con el pH natural.

Marcas principales

El mundo de los lubricantes es mucho más grande de lo que normalmente se piensa y hay muchas marcas disponibles en el mercado. Durex suele ser una de las más conocidas. Todas ellas pueden comprarse online en páginas webs como Profarma o Amazon. En ellas también se incluyen geles de masaje intimos.

Lubricantes Durex

Durex es una de las marcas más vendidas y utilizadas. Tiene opciones de base acuosa, de silicona y naturales. Todos los lubricantes Durex se pueden utilizar de forma segura con los preservativos.

Tienen opciones de efectos y sabores, que normalmente suelen ser de base acuosa y pueden consumirse perfectamente. Como dato característico, no llevan azúcar y pueden consumirse siempre que se quiera.  

Entre las opciones más populares está el lubricante Lovers Connect. Tiene un precio de 15,99 € y presentan dos tipos de efectos: calor y frío.

Durex es una de las marcas de lubricantes más conocidas.

Lubricantes Mercadona

Aunque se crea que sí, Mercadona no tiene ninguna línea de lubricantes íntimos. Lo sí que tiene disponible son las marcas más comunes entre las cuales se encuentra Durex. El día que Deliplus lance una línea de geles específicos para relaciones aseguramos hacer un post.

Otras marcas

Shibari es una marca muy vendida en Amazon. Suelen hacer opciones de base acuosa. No se necesita utilizar mucha cantidad y son hipoalergénicos. Luego también existen otras marcas como Control, de Shunga Toko, Loovara o Beloover que son considerados muy buenas opciones.

Referencias bibliográficas:

Comentarios