Los métodos de rejuvenecimiento facial de los que todo el mundo habla

Todo lo que necesitas saber sobre las formas más exitosas de regeneración facial con y sin quirófano
Los mejores métodos de rejuvenecimiento facial sin cirugía | Cedida

 

Uno de los grandes sueños de la humanidad es encontrar el elixir de la eterna juventud. Mientras no ocurra, los métodos de rejuvenecimiento facial son la mejor forma de cuidar de ti para presentar un aspecto fresco y juvenil y retrasar los efectos de la edad

Actualmente existen técnicas de rejuvenecimiento facial no invasivas que logran dar a tu tez un aspecto renovado con técnicas quirúrgicas sencillas o sin necesidad de pasar por el quirófano. Presta mucha atención, porque te damos todas las claves y algunas ideas.

¿Qué es el rejuvenecimiento facial?

¿Sabías que la piel de la cara es una de las partes del cuerpo más sometidas al estrés y el desgaste? No tener cuidado de la piel de la cara, especialmente en mujeres, puede tener como consecuencia no sólo la aparición acelerada de arrugas sino también problemas de flaccidez cutánea, aparición de manchas y rojeces y pérdida de la forma oval del rostro.

El rápido desarrollo de la medicina estética hace que la solución esté al alcance de tu mano. A día de hoy existen técnicas de rejuvenecimiento facial muy efectivas sin necesidad de pasar por el quirófano: entre los tratamientos más útiles y comunes se encuentran la hidratación facial, la estimulación del colágeno, la mesoterapia con ácido hialurónico o técnicas con láser.

Las intervenciones quirúrgicas ofrecen, por su parte, un resultado mucho más definitivo y duradero que, además, con las últimas innovaciones en medicina estética apenas presentan molestias para el paciente. Descúbrelo a continuación.

El rejuvenecimiento facial quirúrgico 

La medicina estética ha desarrollado técnicas avanzadas para el rejuvenecimiento facial en varias partes del rostros: para la nariz, para los párpados o para la cara en general. Estas son las intervenciones quirúrgicas más comunes.

1. Rinomodelación

La rinomodelación es uno de los métodos de rejuvenecimiento facial más de moda. Consiste en la corrección de las deformidades de la nariz a través de sencillas intervenciones quirúrgicas de entres 15 minutos y media hora con anestesia local. 

En las clínicas especializadas se hace un estudio personalizado para orientar el tratamiento indicado. Para narices aguileñas se procede a una eliminación del caballete nasal, o para dar forma a la nariz se hace una elevación nasal. En ambos casos, o en una combinación de ambas opciones, el tratamiento dura unos nueve meses.

La rinomodelación es un método ambulatorio sin ingreso hospitalario, con una recuperación inmediata del paciente y unos resultados visibles a partir de las primeras sesiones.

2. Implantes de hilos tensores

Dentro de las técnicas quirúrgicas es de la menos invasivas. Consiste en introducir finos hilos en las capas profundas de la piel para reducir la flaccidez y las arrugas en rostro y cuello. Esos hilos, de polidioxanona, fijan los tejidos descolgados a otros puntos para reafirmar la piel caída y favorecer la generación de nuevo tejido conectivo antes de ser reabsorbidos.

La implantación de hilos tensores se realiza en clínicas especializadas després de un estudio profesional de la piel y sus necesidades. Las sesiones suelen durar alrededor de media hora y se realizan mediante la aplicación de anestesia local. La recuperación es inmediata, y el número de sesiones depende de cada persona, aunque muchas veces basta con una.

3. Lifting o estiramiento facial

Es uno de los métodos de rejuvenecimiento facial más populares y conocidos, y consiste en eliminar la piel descolgada o sobrante con resultados definitivos y no reversibles. Además, es una de las técnicas quirúrgicas más invasivas.

Por todo eso, se recomienda primero probar otros métodos, aunque si finalmente se opta por el lífting los resultados son óptimos si se hace de la mano de profesionales. La intervención quirúrgica requiere ingreso hospitalario de entre uno y dos días ya que implica vendajes, drenaje y sutura con una reubicación de músculos, grasa y piel.

Se puede llevar a cabo con anestesia general o con anestesia local acompañada de sedación, y requiere tratamiento postoperatorio hasta retirar los puntos.

4. Blefaroplastia

Una de las partes del rostro más sensibles al deterioro son los párpados, que con la edad tienden a descolgarse y restar a la mirada toda su fuerza y juventud. A través de la blefaroplastia, el cirujano retira las pequeñas bolas de grasa alojadas bajo los párpados y reduce la cantidad de piel sobrante para devolverles la tensión.

La operación se puede realizar mediante anestesia general, aunque no es lo más común. Se trata de una intervención poco invasiva que puede llevarse a cabo con anestesia local y, en algunos casos, sedación para que el paciente esté tranquilo.

El postoperatorio es rápida y sin molestias, y se recomienda la aplicación de pomada para lubricar la zona. Los resultados, en muchos casos, son permanentes

 

Los mejores métodos de rejuvenecimiento facial sin cirugía

Estas técnicas de rejuvenecimiento facial no requieren de intervención quirúrgica y ofrecen unos resultados óptimos con apenas molestias. Estas son algunas de las soluciones más populares para conseguir un rostro joven.

1. Tratamiento láser

El tratamiento láser es una de las técnicas de rejuvenecimiento facial más conocidas. Cada vez más gente se somete a estas sesiones mediante las cuales, sin anestesia ni ingreso hospitalario, se estimula la producción de colágeno y elastina, y se activa la circulación de sangre para conseguir los efectos deseados.

A través del tratamiento láser, en sesiones que varían desde 15 minutos a una hora (según las zonas que se tratan), se reducen las arrugas, se mejora la tersura y se eliminan las manchas y rojeces que aparecen en la piel con los años. 

Para arrugas y cicatrices se suelen usar láseres ablativos, que erosionan la piel para eliminar algunas de sus capas. Para la eliminación de vello, pequeñas arrugas y problemas de pigmentación se usa el láser no ablativo, que deja la superficie de la piel intacta.

2. Peeling

El peeling es una novedosa técnica quirúrgica alternativa al tratamiento láser y que se utiliza para piel apagada, arrugas finas y manchas. No precisa de anestesia, no presenta molestias para el paciente, y se notan los resultados desde la primera sesión.

A través de intervenciones de 15 minutos a media hora, el profesional elimina por exfoliación una o varias capas de piel. Para hacerlo se aplican productos químicos mediante inyección o la extensión de los mismos sobre la dermis. Esta técnica ofrece resultados muy positivos de forma muy duradera, aunque se recomienda hacer sesiones de recuerdo.

También hay que tener en cuenta que el peeling cuenta con varias gradaciones, desde los tratamientos menos invasivos hasta el peeling dérmico, que requiere sedación y cuidados postoperatorios. 

3. Radiofrecuencia

Para estimular la producción de colágeno de la piel en la zona facial, un método alternativo al láser es la radiofrecuencia. Es un mecanismo no invasivo consistente en aplicar ondas térmicas que penetran en la piel y lograr dotarla de mayor consistencia.

La ventaja de la radiofrecuencia es que no requiere intervención quirúrgica ni pinchazos, aunque como inconvenientes resulta un método más lento de lo habitual. El médico aplica un gel conductor y mediante un aparato desplazado sobre la piel libera calor que estimula el colágeno y favorece la circulación sanguínea para impulsar la regeneración. 

4. Mesoterapia con ácido hialurónico

Entre las técnicas de rejuvenecimiento facial más efectivas y naturales se encuentra la mesoterapia con ácido hialurónico, cada vez más utilizado en las clínicas estéticas. Con este método se logra la eliminación de las arrugas y la creación de volumen en zonas como la frente, los pómulos y el mentón.

El ácido hialurónico actúa como captador de la humedad dotando a la piel de un aspecto más elástico, suave y luminoso. No es un tratamiento irreversible ya que el cuerpo reabsorbe el ácido, pero se necesitan sesiones de recuerdo para consolidar los resultados. Otra de las ventajas de este método es su precio asequible.

 

 

Comentarios