Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

El pene: qué partes tiene y cuáles son los principales tipos

El pene es uno de los órganos que componen el aparato reproductor masculino. En la actualidad existe una presión social importante sobre el tamaño de este miembro.
El pene es uno de los principales órganos que conforman el aparato reproductor masculino.
 

Dentro del sistema o aparato reproductor masculino el pene es el órgano más importante; al menos socialmente hablando. Muchas son las técnicas y métodos empleados para alargar el miembro masculino, aunque varias de ellas no son para nada efectivas ni beneficiosas para la salud.

Así mismo, aunque todos los penes comparten las mismas partes y funciones anatómicas, no todos son iguales en cuanto a tamaño y forma. Es por ello que se clasifican en diferentes tipos.

En el siguiente artículo hablaremos sobre qué es el pene, qué partes tiene y qué funciones cumple cada una de ellas, así como qué tipos de penes existen. Finalmente revisaremos si es posible su alargamiento y cuáles son los métodos más comunes.

¿Qué es el pene?

El pene es un órgano del aparato reproductor masculino, y también es el órgano externo del tracto urinario. En la mayoría de los casos, este miembro suele tener una forma flácida, y es hasta que se produce una excitación sexual cuando se agranda y se vuelve un pene erecto.

En relación a la erección, ésta se produce porque durante la excitación sexual el tejido interno aumenta. Esto último como consecuencia de que el mismo tejido se llena de sangre.

Es así como este órgano sexual se queda duro y hace que sea posible el coito. Cuando a pesar de exponerse a estímulos supuestamente excitantes no se llega a producir la erección, hablamos de una posible disfunción eréctil, la cual tiene causas muy distintas, desde psicológicas hasta fisiológicas.

Finalmente, la eyaculación se produce cuando el hombre llega al orgasmo y expulsa el semen. Ésta puede desencadenarse a partir del sexo oral, el coito -anal o vaginal- o la masturbación. Mediante la práctica del sexo tántrico, el orgasmo puede retrasarse e incluso producirse en ausencia de eyaculación. Esto es también conocido como “orgasmo seco”.

Tamaño promedio de este órgano

El tamaño normal del pene, o mejor dicho, el tamaño promedio (aquel que suelen tener la mayoría de los hombres), oscila entre los 12 y los 16 centímetros durante la erección. Es decir, la media del tamaño del pene, presentada por alrededor del 80% de los hombres cuando tienen el pene erecto suele estar entre dicha medida.

No obstante, hay que recalcar que en su forma flácida existen muchas disparidades en cuanto a las medidas de este miembro.

¿Y cuánto es lo máximo que este miembro puede llegar a medir? Pues bien, según el Libro Guinness de los Récords, el pene más grande del mundo mide 48 centímetros y pertenece a un mexicano, seguido de un actor y escritor norteamericano con un pene de 34 centímetros.

Partes del pene y funciones

Tal como ocurre con cualquier órgano, el pene y el aparato reproductor masculino se componen de distintas partes y cada una ellas cumple una función determinada. Explicaremos a continuación cuáles son estas partes y funciones.

Dentro de los genitales masculinos, el pene humano está compuesto por tres pilares:

  • dos cuerpos cavernosos que se encuentran uno al lado del otro, en la parte superior o dorsal del pene.

  • un cuerpo esponjoso, que está en la parte inferior o en el lado ventral del mismo miembro.

Estos tejidos retienen la sangre arterial durante la excitación sexual y hacen que se produzca la erección.

Además, la estructura del sistema reproductor masculino externo se compone principalmente de los 5 elementos que describimos a continuación:

1.Glande

El glande es un tejido bulboso que también se conoce como la cabeza del miembro, ya que se encuentra al final del mismo. Tiene una alta concentración de nervios y por eso se dice que es la parte más sensible del pene.

En el glande se encuentra la apertura de la uretra, que es por donde salen la orina, el semen y el líquido preseminal.

2. Prepucio

El prepucio es una especie de piel elástica que cubre y protege la punta del órgano reproductor masculino en su estado flácido. Se retrae durante la erección para exponer el glande. Los penes circuncidados no tienen esta piel porque se les opera y se extrae.

3. Escroto

El escroto se encuentra en la base del pene y se define como un saco externo que contiene dentro suyo los testículos. Su temperatura suele ser de 3 a 4 ºC (siendo más baja que la temperatura del cuerpo humano) para que se pueda producir el esperma sano.

4. Frenillo

El frenillo es una parte del prepucio que se junta con el revés del glande. Se sitúa por debajo de la cabeza del miembro y presenta una forma de “V”. Suele ser una parte muy sensible que incluso puede llegar a romperse durante el coito.

5. Tronco

El tronco del pene se extiende desde la punta de éste hasta la zona que se conecta con el abdomen. Dentro de él se encuentra la uretra. Existen diferentes formas, tales como curvas o rectas.

 

Existen muchos tipos y tamaños de pene, y esto no necesariamente está relacionado con el rendimiento sexual.

Tipos de pene (tamaño y forma)

Igual que los genitales femeninos, existen muchos tipos de aparatos sexuales masculinos, con diferentes formas y tamaños. Cada uno de ellos se caractariza por algo en particular, lo cual puede ser importante para tener una experiencia sexual mejor o peor, aunque no necesariamente. 

A continuación veremos los 8 tipos de pene más comunes.

1.Pene circuncidado

En este caso, la principal característica es que el prepucio (la piel que protege el glande) ha sido retirada mediante una operación. La mayoría de hombres suelen tenerlo de esta manera.

Como algo a destacar de este tipo de pene es que suelen ser bastantes sensibles debido a que no tienen el prepucio. Es importante estimular sobre todo el glande en estos casos.

2. Sin circuncisión

A diferencia de la anterior, el pene no circuncidado tiene intacta la piel que recubre el miembro. Al momento de la erección, el prepucio queda estirado y se puede estimular fácilmente subiendo y bajando esta piel.

3. Pene curvo o torcido

Tiene una forma curvada, ya sea hacia arriba, abajo o a un lado en concreto. Se dice normalmente que es ideal para estimular el Punto G femenino. No obstante, si su curvatura es demasiado pronunciada puede llegar a resultar algo doloroso durante el coito.

Cuando están extremadamente curvados se conocen como Síndrome de Peyronie.

4. Micropene

La microfalosomía es una condición física caracterizada por un tamaño anormalmente pequeño del miembro sexual masculino. Aproximadamente su longitud en su estado flácido se sitúa alrededor de los 2 centímetros. Y por otro lado, cuando está erecto, no alcanza los 7 centímetros.

Si se diagnostica de forma correcta, existen tratamientos médicos para el manejo adecuado en los casos de micropene tales como la administración de testosterona.

5. Pene grueso o gordo

Obviamente el tamaño no solo está determinado por la longitud, sino también por la anchura del miembro. Un pene grueso sería aquel que supera los 4-5 centímetros.

Igual que con todos los tamaños y los tipos de pene, esta es una característica que sí se sabe utilizar puede resultar muy placentera.

6. Pene grande

No hace falta tener un miembro de 48 centímetros para considerarlo un pene grande. En realidad, si se supera los 16 o 17 centímetros aproximadamente, ya se puede considerar pene grande.

No obstante, estos tipos pueden provocar problemas a la hora de las relaciones sexuales, pero con una buena lubricación, ejercicios y escogiendo las posturas indicadas, no tienen porqué representar ningún problema.

7. Pene pequeño

Su tamaño suele estar entre los 8 y 11 centímetros en su forma erecta. Hay algunos penes que pueden parecer pequeños cuando no están en erección y que luego aumentan realmente su tamaño.

Aunque se diga que el tamaño importa, el placer sexual no está determinado por la medida del miembro, y un pene pequeño puede hacer disfrutar de la misma manera que uno con un tamaño más grande.

8. Pene estándar

Se trata de miembro cuyo tamaño es el de la media. Su tamaño no suele variar mucho cuando está erecto o cuando está flácido. Tal como se ha dicho antes, la media suele situarse entre los 12 o 16 centímetros.

La presión social relacionada con masculinidad y alargamiento del pene puede generar problemas psicológicos.

Alargamiento de pene: ¿Cómo agrandar?

El aumento del tamaño del miembro representa una preocupación social y cultural muy importante para muchas personas. La presión social ejercida en relación a la masculinidad vinculada con el tamaño del miembro es muy marcada en las sociedades occidentales.

Incluso, muchos hombres llegan a sufrir problemas psicológicos relacionados con esto. Por lo mismo, actualmente existen diferentes dispositivos y métodos para satisfacer esta demanda. Describimos a continuación 5 de las estrategias más populares para agrandar el pene:

1. Ejercicios para agrandar el pene

Los ejercicios de estiramiento son procedimientos no quirúrgicos bastante utilizados. Uno de los más populares es el jelqing. Es un tipo de ejercicio muy parecido a los movimientos de ordeño. Consiste en evitar comprimir el glande durante aproximadamente 6 minutos y mientras tanto aplicar calor sobre el pene.

No obstante, no existen estudios concluyentes que avalen esta técnica. Y además, se han evidenciado efectos adversos como disfunción eréctil secundaria o dolor infrapúbico.  

2. Dispositivos alargadores

Incluye el empleo de distintos dispositivos, tales como extensores o bombas de vacío. En este caso tampoco existen suficientes estudios que demuestren su eficacia. Específicamente en el caso de los extensores, sí se ha demostrado que se podría producir un aumento en la longitud del pene en su estado flácido, pero no cuando estaba erecto.

3. Métodos de pseudoalargamiento

Simplemente consiste en modificar la zona púbica para que, sin cambiar la longitud real del pene, se produzca un efecto óptico de un mayor tamaño. Se consigue con el rasurado del vello púbico y con la realización de dietas para reducir el volumen de grasa a nivel prepúbico.

Colocarse piercings en el pene también puede englobarse dentro de esta categoría, ya que genera un efecto similar, y además pueden producir mayor placer. Eso sí, es muy importante realizar esto con el profesional adecuado y siguiendo todas las indicaciones de cuidado correspondientes.

4. Uso de fitoterapia

Se trata de consumir complementos vitamínicos asociados a la fitoterapia que según dicen, promueve la vasodilatación de los cuerpos cavernosos, aumentan la producción de testosterona, favorecen el alargamiento, entre otras cosas.

No obstante, esta práctica y productos tampoco han sido avalados científicamente, con lo cual sus beneficios no han sido probados.

5. Cirugía estética

Las cirugías estéticas para alargar el pene pueden ser de alargamiento o de engrosamiento. Se conocen como “cirugía estética peneana” y están indicadas para un número limitado de personas. Específicamente para aquellas diagnosticadas con micropene.

Para el resto, es recomendable recibir un asesoramiento psicológico antes de someterse a una intervención de este tipo. Es así ya que, tras recibir información sobre ésta, así como luego de explorar las inquietudes psicológicas relacionadas con el agrandamiento del miembro masculino, aproximadamente el 96% de las personas rechaza finalmente someterse a cirugía estética.

Referencias bibliográficas:

Comentarios