Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Poké, la forma sana de comer en bowls que sigue de moda

Este plato es originario de Hawái y destaca por su versatilidad y su sencillez a la hora de prepararlo.
Poké | Marco Verch // CC BY 2.0

 

Hace tiempo que plantarse en la cocina delante de la cocina nunca fue tan divertido. Los platos tradicionales han dejado paso a un sinfín de posibilidades gastronómicas llegadas de todas partes del mundo que hacen que cada elaboración sea una auténtica obra de arte.

Esta revolución culinaria puede tener su punto de partida en la llegada del sushi a nuestro país hace un par de años. Muchos pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron de que el sushi no era más que pescado crudo con arroz (perdonad la simplificación) a precios casi prohibitivos, pero con el tiempo se ha convertido en una opción gastronómica más. Luego llegó la moda de los cupcakes, los zumos detox, el ramen, los smoothie bowls y hasta desayunos y meriendas con cereales y leche de colores. Leche de todo tipo, claro: de vaca, de cabra, de soja, de almendras, de arroz, de coco, etc.

No obstante, si hay que hablar de revolución en sentido estricto no podemos dejar de mencionar el enorme impacto que han causado en la sociedad actual las dietas vegetarianas y veganas. Prescindir de todo producto animal en la alimentación (y también en el resto de ámbitos sociales) era impensable hasta hace poco, sobre todo por el gran impacto cultural que esto traía consigo. Sin embargo, este tipo de filosofía de vida ha encontrado en los personajes públicos su mayor baza: empresarios como Bill Gates, actores como Leonardo DiCaprio o Natalie Portman e incluso deportistas de la talla de Lewis Hamilton o Novak Djokovic han alabado los beneficios de esta dieta. De hecho, tanto el piloto de F1, que lidera el campeonato actual, como el tenista, que es más líder de la clasificación de la ATP después de ganar el Madrid Open, han ayudado a eliminar la falsa de idea de que este tipo dietas no son aconsejables para los deportistas.

Pero las opciones veganas no pusieron fin a las novedades gastronómicas, sino que sirvieron para potenciar todavía el interés por nuevos platos, cuanto más innovadores y alejados de nuestra cocina tradicional mejor. Y así es como llegó hasta nosotros el poké.

¿Qué es el poké?

El poké o poke es un plato hawaiano cuyos orígenes humildes nada tienen que ver con el glamour que lo rodean hoy en día a tenor de los múltiples ejemplos que podemos comprobar en las redes sociales. En esencia, se trata de una ensalada a base de pescado crudo marinado que con el tiempo ha ido ampliando cada vez más sus posibles ingredientes. En Hawái, el poké está considerado como un plato principal, aunque también puede servirse como un entrante en una cantidad menor. Su elaboración tradicional básicamente consistía en presentar en un plato hondo o en un bowl pescado crudo (generalmente atún o pulpo), sin piel ni tripas ni espinas, cortado en pequeños dados, marinado con salsa de soja y sal y acompañado de algas o cebolla. Se trataba de un plato rápido de hacer que aportaba una gran cantidad de proteínas y energía a los marineros que les permitía continuar con su dura jornada de trabajo. 

 

Poké, la forma sana de comer en bowls que sigue de moda | Michael Saechang // CC BY SA 2.0

 

Como decíamos, la preparación del poké hoy en día ha “evolucionado” recibiendo influencias de otras gastronomías, sobre todo de la oriental. Así, ahora el poké cuenta con cuatro ingredientes principales. En lo referente a las proteínas, el pescado crudo sigue siendo el eje central del plato. Tanto el pulpo como el atún de aleta de amarilla siguen siendo los más usados, pero también se incorporan a la receta el atún rojo, el salmónbonito e incluso el pez mantequilla. Una de las novedades con respecto a la receta tradicional es que ahora el pescado se sirve sobre una base, que generalmente suele ser de arroz, ya sea blanco o integral. No obstante, también se puede optar por la quinoa o por una mezcla de ambos ingredientes. A mayores se le añaden los conocidos como “toppings” que en esencia suelen ser frutas y verduras de temporada como mango, aguacate, cebolla, algas, pepino, etc. Una vez que todo está listo, es el momento de aliñarlo, empleando para ello salsa de soja o aceite de sésamo. ¡Y listo! 

En el caso de que queráis adaptar el plato a una dieta vegana/vegetariana no os tenéis que romper mucho la cabeza. Simplemente tenéis que sustituir el pescado por otra proteína como el tofu y ya tendríais un poké 100% libre de contenido animal o derivado. Además, lo bueno de esta elaboración es que es de lo más sana y saciante, y se presenta como una opción muy apetecible ahora que llega el calor.

Si todavía no lo habéis probado, en ciudades como Madrid y Barcelona existen diferentes locales que lo ofrecen en sus cartas como Buns & Bones o Poke Maoli. En A Coruña recientemente ha abierto sus puertas Taste Poke, una franquicia que espera poder expandirse por el resto de Galicia y España. Si no vivís en ninguna de estas ciudades no os preocupéis, nosotros prometemos volver muy pronto con una receta de este exquisito manjar hawaiano.

Comentarios