Vitrificación de óvulos: La esperanza de las treintañeras

Vitrificación de óvulos: La esperanza de las treintañeras | vls

 

La maternidad es un ejercicio cada vez más meditado y consciente. La precariedad económica reinante no anima a tomar la decisión y a ello hay que unir otro factor determinarte: el deseo de la mujer de encauzar su vida profesional antes de convertirse en madre. Estos dos elementos indicen directamente en el fenómeno de la natalidad. La decisión se posterga cada vez más, hasta que la mujer o la pareja tienen perfectamente construido su futuro.

Pero ese aplazamiento progresivo en lo concerniente a ser padres tiene sus consecuencias negativas. La calidad de los óvulos desciende progresivamente a partir de los 35 años, lo que compromete seriamente la maternidad. Por eso muchas mujeres optan por congelar parte de sus óvulos en su época más fértil, acudiendo a un centro de reproducción asistida. Es la forma de garantizar unos de ovocitos de primera calidad, que podrán ser utilizados posteriormente en el momento que se desee.

 

¿Qué es la vitrificación de ovocitos?

Es una técnica ultrarrápida de congelación, que permite criogenizar óvulos o embriones para su posterior uso. Los ovocitos se sumergen en nitrógeno líquido a una temperatura de -196 grados, lo que evita el deterioro de las células y garantiza su supervivencia en el momento de proceder a la descongelación.

La vitrificación de óvulos en Barcelona tiene un nombre propio: la clínica Barcelona IVF. Es un clínica especializa en tratamientos de fertilidad, que ha resuelto con éxito miles de casos.

 

Ventajas de la vitrificación de óvulos

La técnica de congelación se está aplicando con éxito en dos supuestos distintos: la vitrificación de óvulos y la de embriones en fase de  blastocito. En este último caso, se congelan embriones procedentes de fecundación in vitro, que han estado en cultivo en laboratorio hasta el 5º día de desarrollo.

La técnica permite hacer frente a casos complicados, como el denominado síndrome de hiperestimulación ovárica. Esta afección viene provocada por el uso excesivo de medicamentos hormonales, que son los que se utilizan para estimular el desarrollo de óvulos. Los síntomas son dolor e hinchazón de ovarios, aumento rápido de peso, vómitos e incluso dificultad al respirar.

Con la vitrificación de ovocitos, estas reacciones adversas se minimizan. También salen beneficiadas las mujeres con baja respuesta ovárica, es decir, aquellas que responden peor de lo esperado a los ciclos de fertilización. En estos casos, los ovocitos se van congelando y acumulando, hasta alcanzar el número adecuado para iniciar el proceso de fecundación in vitro.

 

¿En qué casos está indicada la vitrificación de óvulos?

La congelación de óvulos está indicada siempre que se desee preservar la fertilidad. Hay que pensar que la reserva ovárica de la mujer desciende con la edad y que en cada ciclo menstrual se pierden unos 10.000 ovocitos. Hacia los 38 ó 40 años, la reserva ovárica empieza a estar serimante comprometida y los óvulos que quedan ya no tienen una calidad óptima. Por eso es recomendable vitrificar óvulos cuando todavía están en perfectas condiciones.

La técnica de la vitrificación también está indicada en pacientes oncológicas, que tienen que someterse a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Estas terapias provocan en los óvulos daños irreversibles, por eso es importante pensar en la congelación. Si el procedimiento se efectúa antes de que la mujer reciba el tratamiento, siempre tendrá una reserva de óvulos en perfecto estado para su uso posterior. Lo mismo ocurre con las mujeres que han de operarse de los ovarios.

 

¿Cuánto cuesta la vitrificación de óvulos?

En Barcelona IVF, todo el procedimiento de vitrificación de ovocitos cuesta 2.100 € e incluye visitas médicas, controles ecográficos del ciclo, aplicación de hormonas, punción folicular y posterior congelación de los óvulos.  El tratamiento se puede financiar hasta en 12 meses sin intereses, e incluso alargarlo el doble de tiempo.

 

Procedimiento

Antes de realizar la extracción de óvulos para su congelación, hay que hacer una analítica, un perfil hormonal y una ecografía para descartar patologías ginecológicas y comprobar la reserva ovárica. Si es necesario, se realiza un proceso de estimulación para incitar al ovario a fabricar más células.

La extracción de los óvulos se realiza mediante punción por vía vaginal con anestesia. Una vez obtenidas las células, se vitrifican de forma ultrarrápida. Los ovocitos pueden permanecer congelados durante muchos años, sin que sufran deterioro de ningún tipo. Cuando la mujer decide ser madre, los óvulos se desvitrifican y se fecundan con semen en laboratorio. Después, 1 ó 2 de esos embriones resultantes serán transferidos al útero de la madre.

 

¿Pueden preservar su fertilidad todas las mujeres?

Dado que la mujer nace con un número determinado de óvulos y que los va perdiendo en cada menstruación, conviene plantearse la vitrificación antes de los 35 años. Hasta ese momento, la calidad de los óvulos todavía es buena y la reserva de células es más que suficiente.

A partir de los 40, las probabilidades de éxito se reducen, así que, cuanto antes se preserven los óvulos, mejor. Para utilizar los óvulos congelados, también hay límite de edad: 50 años como máximo.

Comentarios