Desayunos saludables para el nuevo año

Consejos sencillos, sanos y deliciosos
Desayunos saludables para el nuevo año | Cedida

Como bien es sabido, el desayuno es la comida más importante del día. Tras numerosas horas de descanso, el cuerpo humano necesita nutrirse de manera correcta para hacer frente al nuevo día. A esta circunstancia se une que, en muchas profesiones, la jornada laboral apenas deja tiempo para una correcta alimentación. Por ello, adquirir unos hábitos saludables en el desayuno es fundamental para una correcta alimentación.

Aunque muchas personas no lo crean, es sumamente sencillo desayunar de manera saludable y sin pasar hambre durante el resto de la mañana. La mermelada sin azúcares añadidos, la avena o las tostadas con aguacate o huevo son algunas alternativas fácilmente asequibles que presentan numerosos beneficios digestivos.

A continuación, te mostramos algunos de los desayunos más deliciosos que puedes disfrutar de manera saludable.

1. Porridge o gachas de avena

Las gachas de avena han sumado adeptos en los últimos años. Se trata de un alimento que en países como Inglaterra es muy consumido, en gran medida por los numerosos nutrientes de la avena. En líneas generales, las gachas se consiguen con la mezcla de avena y agua o leche.

Para que las gachas de avena sean todo lo saludables que debieran, es preciso que añadamos otros ingredientes como fruta. Por ello, un buen desayuno puede consistir en mezclar avena, leche y arándanos congelados, y calentar estos ingredientes en una pequeña cacerola. Si además somos tendentes al dulce, agregar canela convertirá este desayuno en una alternativa deliciosa (¡y sumamente económica!).

2. Mermelada sin azúcares como complemento

La mermelada es una verdadera delicia con la que podemos disfrutar de un desayuno muy completo a la vez que sabroso. Si nos preocupan las calorías no tenemos por qué renunciar a su delicioso sabor, ya que podemos comprar mermelada sin azúcares añadidos y disfrutar de un increíble desayuno sin apenas calorías.

Esta alternativa puede utilizarse para numerosas recetas en el desayuno. Por ejemplo, podemos mezclar avena con mermelada y yogur, de modo que edulcoramos de manera saludable un alimento muy nutritivo. Otra opción consiste en tostar algo de pan (mejor que no sea de trigo) y añadir mermelada y algunas frutas.

Además, este tipo de mermelada se puede encontrar de diversos sabores (fresa, arándanos y frambuesa, ciruela, albaricoque...). Si eres un amante de la repostería saludable, este complemento te abrirá numerosas puertas.

3. Tostadas saladas y saludables

La última alternativa que te proponemos está pensada para los amantes del salado. Aunque no lo creas, desayunar tostadas de manera saludable también es posible. Lo único que debemos de tener en cuenta es qué añadir a las tostadas.

En primer lugar, se recomienda evitar el pan bimbo o el pan de trigo. Así, es preferible recurrir a alternativas como el pan de centeno, el pan de avena o el pan integral, entre otros. A estos se pueden añadir infinidad de ingredientes naturales, desde aguacate o queso fresco, hasta tomate o tahini. Para convertir esta receta en una alternativa completa, es preciso sumar algo de proteína al plato. En este sentido, podemos cocinar dos huevos (a la plancha o escaldados) o añadir algo de embutido, como jamón York o pavo.

Asimismo, el aceite de oliva y las especias son condimentos sanos con multitud de propiedades, por lo que añadirlo a las tostadas mejorará todavía más el resultado.

"¿Qué es el surimi?" "Beneficios de salud de los frutos secos"