Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Frutas tropicales y exóticas: beneficios y propiedades

Conocemos las 13 frutas tropicales o exóticas más raras, cómo comerlas y que beneficios nos aportan.
Descubrimos 13 frutas tropicales y exóticas y cuáles son sus beneficios.

 

Cuando vamos al supermercado a veces vemos frutas raras con nombres extraños que nunca antes hemos oído. Son frutas tropicales y, generalmente, provienen de de países asiáticos o tropicales.

Son abundantes en sus países de origen y cada vez más las podemos encontrar en España, en supermercados y en tiendas asiáticas, donde se están haciendo un hueco en nuestra dieta. Una de las primeras frutas exóticas en llegar a los supermercados españoles y que a día de hoy ya forma parte de nuestro consumo habitual es el mango.

Las frutas tropicales poseen mucho beneficios para la salud y son esenciales para mantener una dieta saludable en las regiones tropicales. Muchos nutricionistas y médicos elogian la capacidad de estos alimentos para prevenir numerosas afecciones médicas y para mantener la salud general y el bienestar de quienes disfrutan comiéndolas.

A continuación hemos elaborado un listado con 13 frutas tropicales, para que podáis identificarlas y no os suenen raro cuando las veáis en el supermercado.

Las 13 frutas tropicales más raras

Las frutas tropicales más comunes que consumimos en España son el plátano, la piña y los kiwis. Sin embargo, existen muchas otras especies exóticas que provienen de todo el mundo y que las podemos encontrar frescas en los supermercados o tiendas especializadas. Aunque a veces las consideremos raras por su color, forma y nombre, son unas frutas fantásticas para consumir en ensaladas, zumos y postres.

Si hasta ahora has dudado en comprar frutas tropicales por no saber exactamente qué son, cómo consumirlas y por lo raras que nos pueden parecer, a partir de ahora ya no tienes excusas, ya que hemos elaborado una lista de frutas exóticas con sus principales características para que la próxima vez que las veas te animes a comprarlas.

1. Fruta de estrella

Con forma de estrella ovalada, esta fruta de color amarillo verdoso tiene una cáscara comestible con textura cerosa. La carne de su interior tiene un suave sabor a manzana. Esta fruta tropical contiene grandes cantidades de potasio, que ayuda a mantener la presión arterial normal.

Además, es una gran fuente de vitamina C, un antioxidante que estimula la función inmunológica y combate las infecciones.

Para comer una fruta de estrella, podemos cortarla y comerla al natural o poner unas rodajas en un yogur del sabor que más nos guste.

2. Maracuyá o fruta de la pasión

Esta pequeña fruta tropical con forma de huevo contiene semillas comestibles y una pulpa jugosa y agridulce. La cáscara externa puede ser de color púrpura oscuro o verde claro. La pulpa interior y las semillas comestibles son de color naranja verdoso, de sabor dulce y agrio.

La pulpa del maracuyá es una excelente fuente de fibra, antioxidantes y esteroles vegetales que reducen los niveles de colesterol en la sangre. Esta fruta también contiene una gran cantidad de vitaminas C y E. Para disfrutar de ella, podemos sacar la carne directamente de la cáscara, echarla en una ensalada de frutas o exprimirla para darle un toque a nuestra bebida de la mañana.

3. Coco joven

Esta fruta son cocos que aún no están completamente desarrollados, por lo que son verdes en el exterior. Cuando abres uno, encontramos agua de coco rodeada por una carne tierna, a veces gelatinosa.

Esta fruta tropical contiene magnesio, potasio, hierro y la carne en sí es una buena fuente de proteínas. Además, el agua de coco es una de las fuentes más altas de electrolitos que podemos consumir. Así que después de un entrenamiento o de practicar ejercicio, podemos reemplazar algunos de estos electrolitos con un batido o zumo de agua de coco, o cortar la carne para consumirla con yogur.

4. Fruta del dragón o Pitahaya

Esta fruta de aspecto exótico y una de las más raras que podemos encontrar en las tiendas de alimentos asiáticos, es fácil de distinguirla por su forma ovalada con una punta verde y picos de color rosa en forma de llama. En su interior encontramos una carne blanca y tierna como la del melón salpicada de semillas negras comestibles.

Esta fruta en realidad proviene de un cactus y es rica en vitamina C y fibra dietética. Esto nos ayuda a reducir el colesterol y a mejorar nuestra salud digestiva y la fibra nos hace sentir saciados por más tiempo.

Una buena opción para consumir esta fruta es preparándonos un batido, ya que está compuesta principalmente de agua y es fácil de mezclar. También podemos cortar la carne en dados e incorporarla en una ensalada de frutas.

La fruta del dragón es una de las frutas tropicales más peculiares.

5. Tamarillo

Esta fruta tropical agridulce, también llamada tomate de árbol por su aspecto y sabor, a menudo tiene la piel roja en el exterior. En el interior, la carne es de color verde anaranjado con semillas negras. Los tamarillos no necesitan ser pelados, solo tenemos que lavarlos, cortarlos y disfrutarlos.

Los tamarillos son ricos en vitamina C y bajos en grasa y calorías. Podemos añadir rodajas a los sándwiches en lugar de tomate, o utilizarlos para acompañar tablas de queso o ensaladas.

6. Bayas de Açai

Estas bayas se parecen mucho a los arándanos y cada vez son más consumidos en España. Aunque a menudo se promocionan como una ayuda para bajar de peso, estas bayas se consumen por sus poderes antioxidantes.

Son una fuente de proteínas, fibra y omega 6 + 9 (que mejora la salud del corazón y reduce el colesterol). La bayas de açai no se suelen comer frescas, así que es mejor comprarlas en formato de polvo seco, o bebiéndonos el jugo solo o mezclado en un batido.

7. Guayaba

Esta fruta tropical tiene una corteza verde comestible con pulpa brillante de color salmón en su interior. Las semillas son comestibles y el sabor a menudo se describe como un cruce entre peras y fresas. La guayaba contiene cinco veces más vitamina C que una naranja.

Además, es alta en fibra dietética, especialmente si nos comemos las semillas. Esta fruta exótica contiene luteína, importante para la salud ocular, potasio, fibra, calcio y hierro. A parte de poderla consumir a mordiscos como una manzana, también podemos aprovecharla para hacer una salsa exótica.

8. Mango

Esta fruta tropical es bien conocida por todos. Los podemos encontrar con muchas variedades de colores que incluyen amarillo, rojo, verde e incluso púrpura. Un mango está maduro y listo para comer cuando desprende buena olor, la zona de alrededor del tallo está hinchada y notamos que está ligeramente tierno cuando lo presionamos.

La carne jugosa, tiene un sabor ácido y exótico y es considerada una de las frutas tropicales más sabrosas. Los mangos los podemos consumir pelados, cortados en dados y comidos directamente de la piel. También son deliciosos en zumos, ensaladas de frutas, purés y salsas.

9. Kumquats

Esta pequeña fruta se parece a una naranja pequeña, pero tiene una piel externa dulce y comestible que rodea una carne interior ácida. También llamadas naranjas chinas son ricas en vitamina C y contienen potasio. Además contienen una pequeña cantidad de fibra, que ayuda a prevenir el estreñimiento y a disminuir los niveles de colesterol LDL nocivo y a estabilizar la glucosa en la sangre.

Podemos consumirlas solas, simplemente lavándolas y comiéndolas enteras con la piel. También combinan muy bien con ensaladas verdes o disfrutandolas como postre, sumergiéndolas con chocolate negro derretido.

En una dieta equilibrada, podemos combinar las frutas tropicales con todo tipo de frutas.

10. Caqui

El caqui es similar a un tomate pero de color naranja brillante. Esta fruta tiene un sabor que recuerda a un mango suave. Los caquis son una buena fuente de fibra y de vitaminas A y C. Una buena opción para consumirlos es hacerlos puré para añadirlos sobre los pancakes o mezclarlos con yogur natural. Y si bien podemos comerlos frescos, también son deliciosos horneados en pasteles y magdalenas, o como batidos.

11. Papayas

Las papayas tienen una piel suave de color verde o amarillo verdoso. Una papaya madura debe estar tierna cuando se presiona. La carne de las papayas va del color amarillo anaranjado al tono salmón, y tiene un sabor a melocotón, con una nota ácida. Para consumir esta fruta exótica, debemos retirar las semillas oscuras, pelarla y comerla de la misma forma que lo hacemos con los mangos.

12. Chirimoyas

Otra fruta tropical con nombre raro son las chirimoyas. Estas están listas para comer cuando están tan suaves que casi podemos hacer un agujero a través de la cáscara, que por cierto no es comestible.

La carne de chirimoya tiene una textura cremosa, con un sabor a piña, banana y fresa. La chirimoya se puede consumir de manera sencilla y simple. La cortamos por la mitad con un cuchillo y nos comemos la carne directamente del fruto a cucharadas, como si fuera un kiwi. También podemos untarla en una rebanada de pan y hacer un diferente y sabroso bocadillo. Las semillas no son comestibles, así que se tienen que retirar.

13. Kiwano o melón africano

El melón africano sabe más a una verdura que a una fruta. Está en su punto máximo de madurez cuando se vuelve de color naranja dorado y se palpa tan firme como un pepino. La carne también sabe a pepino, con una nota agridulce, así que debemos consumirlo igual que haríamos con un pepino.

Podemos elaborar sopas frías con las semillas y la pulpa comestible. También podemos mezclar las semillas y la pulpa en una ensalada de frutas para obtener una nota agridulce refrescante.

Referencias bibliográficas:

  • Baquero, G. D. C., Paternina, G. S. A., & Cadavid, M. V. (2016). Frutas tropicales: fuente de compuestos bioactivos naturales en la industria de alimentos. Ingenium, 17(33), 29-40.

  • González Vega, M. E. (2013). Chirimoya (Annona cherimola Miller), frutal tropical y subtropical de valores promisorios. Cultivos Tropicales, 34(3), 52-63.

  • Looney, N. E., & Jackson, D. I. (2003). Producción de frutas de climas templados y subtropicales (No. 634.04 P964p). Zaragoza, ES: Acribia.

Comentarios