Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Pistachos: contenido nutricional, propiedades y beneficios

Los beneficios de este frutos seco, originario de Asia Central, han sido relacionados con la mejora de los niveles de colesterol.
Los pistachos han sido tradicionalmente conocidos por sus propiedades y beneficios para salud de las personas.
 

El pistacho es uno de los frutos más beneficiosos que existen por la cantidad de nutrientes que aporta en el organismo. Su uso gastronómico también resulta altamente interesante tanto para los amantes de la cocina oriental como para los profanos.

Para conocer más acerca de este fruto seco, en este artículo descubriremos qué son los pistachos y qué valores nutricionales, propiedades y beneficios tienen. Así como sus usos y las investigaciones acerca de su impacto en la salud de las personas. 

¿Qué son los pistachos?

El pistacho o alfóncigo es el fruto que da un árbol de la familia de las Pistacia, llamado pistachero. Este árbol resiste los climas desérticos y temperaturas extremas tanto de día como de noche y puede alcanzar los 10 metros de altura.

Este es un fruto originario de Asia central y también de algunos países de la ribera oriental del mediterráneo. Su aspecto es el de color verdoso y de un centímetro o menos de longitud. Su textura es fibrosa y está recubierto por una piel de tonos marrones, que a su vez está recubierta de una cáscara dura de color blanco o marrón claro.

Aún sin cocinar, su sabor es predominantemente salado, debido a la tolerancia del árbol al suelo salino. También tiene un característico sabor aromático, lo que propicia que sea un alimento muy utilizado en repostería, principalmente en el mundo musulmán.

Historia del fruto seco

Tal y como mencionamos anteriormente, el pistacho es un fruto originario de la región central del continente asiático, especialmente la zona de Irán, Turkmenistán, Kirguistán, Pakistán, Turquía, Siria y parte de Grecia. El inicio del cultivo del pistacho lo encontramos en Asia central, desde donde fue introducido progresivamente hacia el oeste, principalmente por Irán y Siria.

Desde allí se implantó su producción en la zona levante del mediterráneo hasta llegar a Grecia. Aunque era un alimento conocido por los europeos a finales de la época romana, no fue hasta la edad media que se empezó a cultivar en territorio europeo.

Los primeros cultivos en zonas más occidentales, concretamente en Estados Unidos, datan de principios del siglo XX. No obstante, tuvieron que pasar más de 20 años hasta que este fruto empezara a gozar de popularidad en América del Norte, y por extensión en todo el mundo.

Producción

En general la producción del árbol del pistacho es laboriosa y necesita tiempo para lograr la máxima cantidad de alimento producido, que llega hasta los 10 años de haber plantado el árbol. Entre los mayores productores se encuentran Irán, Estados Unidos, Turquía, Siria y Grecia. Siendo los dos primeros los que producen, conjuntamente, más del 70% de la producción mundial de pistacho.

En la actualidad, Irán, el mayor productor del mundo, produce una cantidad aproximada de 415.000 toneladas de pistacho al año.

En todo el mundo, los pistachos se utilizan como ingrediente en una gran cantidad de recetas.

Contenido nutricional

Son muchos los nutrientes necesarios para el organismo que contienen los pistachos. Este fruto seco es rico en aceites y grasas naturales pero bajo en grasas negativas, y calorías lo que le convierte en un superalimento.

Las principales propiedades de los pistachos son las proteínas, vitaminas, minerales, fibra, carbohidratos y una gran cantidad de grasas vegetales saludables. 100 gramos de pistachos contienen aproximadamente 560 calorías, de las cuales la mayoría provienen de las grasas.

Entre las vitaminas que aportan encontramos la vitamina A, la B12, la vitamina C y la vitamina D. Los minerales que contienen en mayor porcentaje son sodio, potasio, calcio, hierro y magnesio.

Beneficios para la salud

Los pistachos son alimentos muy nutritivos que aportan una gran cantidad de beneficios en el organismos si los consumimos de manera habitual. A continuación, destacamos sus principales propiedades y los beneficios más relevantes.

1. Favorecer la reducción del colesterol

Su consumo regular tiene como principal beneficio para la salud la prevención de un gran número de enfermedades. Los principales beneficios que encontramos en este fruto seco es que contribuyen a minimizar el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, ya que reducen la cantidad de colesterol en sangre, equilibran y reducen la presión arterial, previenen la anemia, la arteriosclerosis y también la aparición de diabetes.

2. Son antioxidantes

Según algunos estudios, el contenido de vitamina E y otros nutrientes antioxidamentes de los pistachos propician que uno de sus principales beneficios sea la reducción del envejecimiento celular y por ende, la posible prevención de determinados tipos de cáncer.

En la actualidad se investiga cómo el consumo regular de este fruto seco podría ayudar a minimizar el riesgo de desarrollar, por ejemplo, cáncer de pulmón o de colon. Sin embargo, estos estudios no han encontrado todavía evidencias claras de estos hechos, por lo que es necesario ser muy precavidos.

3. Son diuréticos

El consumo de pistachos puede beneficiar a la eliminación de líquidos y de todo tipo de sustancias que el cuerpo rechaza. Esto puede ser beneficioso a la hora de perder peso y mantener una dieta saludable.

Además, también puede actuar como laxante en aquellas personas que presentan estreñimiento o cualquier otro problema de tipo digestivo.

4. Modulan el estado de ánimo

Comer pistachos de forma regular puede ayudar a reducir el nivel de estrés o ansiedad de personas que presenten este tipo de problemas, gracias a sus elevados niveles de magnesio.

Esta propiedad que presentan también puede servir para reducir problemáticas relacionadas con la falta de sueño y descanso como el insomnio.

5. Favorece el tránsito intestinal

Finalmente, otros  beneficios más notables de los pistachos es su alto contenido en fibra y su contribución a la mejora del tránsito intestinal. Una dieta rica en pistachos y otros frutos secos, además de en frutas y verduras variadas nos ayudará a mantener una buena salud digestiva.

Bibliografía:

  • Nugent, J.; Boniface, J. (2005). Pistachio Nuts. Permaculture Plants: A Selection. Permanent Publications. p. 41

  • United Nations Food and Agricultural Organization, Statistics Division (FAOSTAT). 2017. Pistachio production in 2014; Crops/Regions/World list/Production quantity (from pick lists). FAO.

Comentarios