Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Cómo hacer hummus casero? Receta tradicional

El hummus se prepara tradicionalmente a base de garbanzo, aunque puede usarse remolacha (berenjena)
El humus puede acompañarse con pan y distintos vegetales.
 

El hummus es una de las salsas, cremas o purés más conocidas de la gastronomía árabe. Puede prepararse a base de muchos ingredientes, comúnmente garbanzos y remolacha. Debido a que aporta muchos nutrientes y es un alimento fácil de preparar, el hummus es parte de la dieta básica de las personas veganas, aunque no exclusivamente.

Actualmente el hummus puede conseguirse en muchos supermercados, no obstante podemos prepararlo también en nuestro hogar. Veremos en este artículo cómo hacer humus casero de manera tradicional, en 6 rápidos y sencillos pasos.

¿Cómo hacer hummus? Ingredientes y receta casera

La palabra “hummus” quiere decir “garbanzo” en árabe. Se trata de una de las salsas o cremas estrella de la región del levante mediterráneo, principalmente de Siria, Líbano, Palestina, Turquía, y también Grecia.

Esta salsa o puré puede consumirse a cualquier hora. Funciona como un excelente desayuno, merienda o cena, ya que puede comerse sola o remojada en alimentos como el pan, y vegetales como la zanahoria o el pepino, entre otros. Y además puede acompañar los platos principales del almuerzo.

El hummus se ha convertido en un plato muy popular en todo el mundo, tanto por su sabor como por ser una excelente opción vegana para todas aquellas personas que practican una dieta libre de productos de origen animal.

Y como ya decíamos, este puré puede prepararse a base de distintos alimentos, aunque quizá el más común es el garbanzo, por lo que explicaremos a continuación cómo hacer hummus casero de garbanzo. Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Los garbanzos como elemento esencial (si se quiere preparar hummus de remolacha -berenjena- o lentejas, por ejemplo, basta con sustituir este ingrediente y cocerlo)

  • Bicarbonato

  • Tahini, que es una pasta elaborada con sésamo, es decir, semillas de sésamo molidas, mezcla que forma parte de muchos platos típicos de esta región.

  • Medio limón

  • Ajo

  • Agua helada

  • Sal

  • Cilantro, comino, orégano o el condimento de nuestra preferencia.

Consistencia y presentación final del humus de garbanzo.

1. Poner los garbanzos en remojo

Antes de empezar nuestra receta de hummus casero debemos poner los garbanzos en una plato hondo cubierto con agua. Este paso sirve para ablandar e hidratar las legumbres que queramos cocinar posteriormente. Es decir, facilita el proceso de cocción que sigue.

El volumen del agua deberá ser el doble de la cantidad de garbanzos que vayamos a utilizar. Por ejemplo, si usamos una taza de garbanzos pondremos dos de agua. Aunque el tiempo en remojo puede variar, es recomendable calcular toda una noche antes de que preparemos el hummus.

2. Cocinar los garbanzos

Una vez que los garbanzos han estado en remojo de 8 a 10 horas, los escurrimos y los colocamos secos en una olla para cocinarlos. En esta olla colocamos la cucharada de bicarbonato y los cocemos durante 3 minutos a fuego alto.

El bicarbonato nos servirá para separar los garbanzos de su piel. Mientras los garbanzos se cocinen deberemos removerlos continuamente si queremos hacer bien nuestra receta de hummus casero.

3. Quitar las pieles

Una vez que han pasado los 3 minutos, pondremos aproximadamente un litro y medio de agua en la olla con los garbanzos y esperaremos a que empiece a hervir.

Mientras el garbanzo se cuece iremos quitando con una cuchara o espumadera las pieles que se irán desprendiendo hacia la superficie de la olla, de esta manera conseguiremos que los garbanzos queden limpios y pelados.

Posteriormente los dejaremos en el agua hirviendo, de manera que terminen de cocerse. Para calcular el tiempo de cocción es importante mirar la recomendación del fabricante (si hemos comprado garbanzos empaquetados en el supermercado), que es generalmente de 20 a 40 minutos.

Por otro lado, si hemos comprado garbanzos a granel, podemos calcular de 20 a 30 minutos de cocción y pasado este tiempo comprobar si ya están suficientemente suaves.

4. Triturar los garbanzos

Ya teniendo los garbanzos limpios, húmedos y blandos, los pondremos en un tubo o recipiente al uso para triturarlos. Esto puede hacerse con la batidora, con la licuadora, o con el robot de cocina que en algunos lugares se conoce como thermomix. Lo importante es que los garbanzos queden bien triturados.

Una vez tengamos la pasta de garbanzo añadiremos 270 gramos de tahini, el zumo de limón, 4 dientes de ajo pelados y la sal que nos parezca conveniente. Posteriormente volvemos a triturarlos para crear una pasta homogénea.

5. Añadir el agua

Después de haber triturado la mezcla por 5 minutos aproximadamente, añadimos 100 mililitros de agua helada. El objetivo de este paso es que la salsa quede cremosa y los ingredientes bien incorporados.

Ya casi tenemos nuestro hummus de garbanzo casero. Sólo necesitamos cubrirlo con papel film o de aluminio durante más o menos 30 minutos para que todos los sabores se asienten.

6. Servir

Podremos servir nuestro hummus casero con cualquier hojita como decoración, generalmente se suele usar hierbabuena, perejil o cilantro. Por último añadiremos un poco de aceite de oliva sobre el hummus para realzar los sabores y obtener una apariencia igual que el del hummus tradicional.

También podemos servir el hummus con un poco de pan árabe, pan de pita, pan de molde, o bien, con algunos vegetales como palitos de pepino o zanahoria.

Hummus de remolacha o berenjena.
 

Bibliografía:

  • Lailie, I. (2008). Institute for Middle East Understanding, Hummus, a Palestinian staple 2008 at the Wayback Machine.
  • Rombauer, I. S.; Becker, M. R.; Becker, E. (2002). All about Party Foods & Drinks. New York: Scribner. p. 30.
  • Zubaida, S. (1994). National, Communal and Global Dimensions in Middle Eastern Food Cultures" in Sami Zubaida and Richard Tapper, A Taste of Thyme: Culinary Cultures of the Middle East, London and New York.

Comentarios