Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

Música relajante: canciones para trabajar, dormir o estudiar

La música relajante puede ser muy eficaz para reducir el estrés y la ansiedad, según la ciencia.

 

A menudo escuchamos música para levantarnos con buen ánimo por la mañana, mientras hacemos deporte, para trabajar en casa, para ir a nuestro lugar de trabajo, para estudiar, para bailar o simplemente para relajarnos. Nuestras canciones favoritas ejercen un efecto placentero y relajante en el organismo, pueden ayudarnos en momentos de malestar o estrés e incluso provocarnos el sueño.

Se han encontrado evidencias del efecto relajante que ejerce la música en distintos estudios, así como de su capacidad para reducir el estrés y la ansiedad tanto en adultos como niños, recién nacidos e incluso en fetos.

Música relajante: 8 canciones para niños y adultos

Los efectos relajantes de la música han sido probados en diferentes experimentos en pacientes con depresión, Parkinson y hasta en niños prematuros. A continuación haremos un listado de 8 ejemplos de música relajante ideales para niños o adultos, para trabajar, dormir o estudiar.

1. Max Ritcher y David Eagleman - Sleep (2015)

El músico británico Max Ritcher publicó en 2015 un álbum llamado “Sleep”, en el que todas las canciones que contenía estaban compuestas específicamente para relajar al oyente hasta que llegue al sueño.

Este disco fue compuesto con la ayuda del neurocientífico David Eagleman, que aportó sus conocimientos sobre la neurociencia del sueño, colaborando así en la composición de las canciones.

Las canciones del disco son todas íntegramente instrumentales: todos los instrumentos experimentan sonidos sugerentes y relajantes al mismo tiempo. Los ritmos y melodías repetitivas logran un efecto hipnótico en algunas ocasiones. Este curioso disco de música relajante constituye el primer el primer elemento de nuestra lista.

2. Vangelis - Blade runner blues (1982)

Tan sólo escuchando los primeros segundos de la canción se puede sentir la esfera de melancolía y quietud que el compositor quiso transmitir en la banda sonora de Blade Runner. Este tema nos transporta a un escenario oscuro pero en el que reina la paz, quizás a la ciudad nocturna, lluviosa, tan solo iluminada por luce de neón que aparece en la película.

Se trata de una obra maestra dentro de las bandas sonoras y un clásico de la música electrónica. El compositor griego Vangelis creó esta canción para la película de Ridley Scott en 1982, convirtiéndose de inmediato en un fenómeno de la época y en una obra de culto con el paso de los años. Fue nominada a los premios BAFTA y a los Golden Globes como mejor banda sonora original.

3. Hans Zimmer - Now we are free (2000)

Se trata de otro tema incluído en la banda sonora de una película, en este caso Gladiator, donde triunfó tanto la cinta como la canción y es una de las más populares de la historia del cine.

Tanto la melodía como la voz principal del tema construyen un clima de paz y relajación. Los cantos tribales o de tipo étnico sitúan la imaginación de quien los escucha en paisajes naturales o escenarios fantásticos.

La banda sonora de Hans Zimmer fue una de las primeras en incluir canciones con melodías épicas, melismas y lenguas étnicas para películas de acción ambientadas en un pasado histórico.

Este conocido tema se suele usar  desde el estreno de la película como música para relajarse a la hora de hacer interiorización, estiramientos, yoga y otras técnicas de meditación.

4. Leonard Cohen - Thousand kisses deep (2001)

Es una de las canciones más emotivas de Leonard Cohen y está basada en un poema que escribió a finales de los años 90. La voz grave y ronca de un Cohen maduro y el ritmo perseverante y melancólico contribuyen a la relajación del cuerpo y la mente en cualquier sitio donde la escuchemos.

5. Bruce Springsteen - Streets of Philadelphia (1993)

Este tema fue compuesto por Bruce Springsteen para la película Philadelphia, protagonizada por Tom Hanks. Como ocurre con los grandes temas, no se conoce muy bien cuál es el éxito de Streets of Philadelphia, ni por qué transmite tantas emociones. Aun así es un buen ejemplo de música relajante que puede ser escuchada para trabajar, estudiar o realizar cualquier otra actividad.

El ritmo de la canción, la batería, el teclado y el bajo se repiten de manera hipnótica durante casi 3 minutos.

Pese a salir pocos minutos en la película, el tema fue un éxito absoluto tanto en Europa como en Estados unidos. La canción Streets of Philadephia está incluida en la lista de mejores canciones de películas de la historia.

6. Johnny Cash - Hurt (2003)

La voz cansada de Cash y la melodía pausada hacen de esta una canción adecuada para relajarse escuchándola en casa o en el trabajo.

En 2003, poco antes de su muerte, el cantante de country y rock Johnny Cash versionó esta canción de Nine Inch Nails, compuesta 9 años antes. Tras el lanzamiento la canción cosechó tal éxito que el líder y compositor de NIN, Michael Reznor llegó a decir que la canción había dejado de ser suya.

7. David Bowie - Space Oddity (1969)

Una de las canciones más célebres de la estrella del rock recientemente desaparecida David Bowie. Se trata de Space Oddity, la historia de un lanzamiento espacial protagonizada por el astronauta Major Tom. El inicio de la canción transmite la sensación de vacío que se vive en el espacio así como el clímax que se alcanza posteriormente en el lanzamiento hacia el cosmos.

Este tema volvió a ganar protagonismo cuando el astronauta canadiense Chris Hadfield se grabó a sí mismo en 2013 interpretando la canción dentro de la Estación Espacial Internacional en un video que dio la vuelta al mundo.

8. Simon & Garfunkel - The sound of silence (1964)

La mayoría de las canciones de Simon & Garfunkel ayudan a relajarse. Tanto la textura de sus voces como sus melodías suaves crean un clima agradable de calma y sosiego.

La interpretación de lo que dice el tema sigue siendo un misterio; hay quien considera que habla del asesinato de Kennedy por la fecha en la que fue lanzada.

Sea como sea, “The sound of silence” es una obra imprescindible de la música popular y probablemente una de las mejores canciones del dúo.

Referencias bibliográficas:

  • Novotney, A. (2013). Music as medicine. American Psychological Association, 44(10).

  • Thoma, M. V., La Marca, R., Brönnimann, R., Finkel, L., Ehlert, U. & Nater, U. M. (2013). The Effect of Music on the Human Stress Response. US National Library Of Health.

Comentarios