Tips para aprender a respirar correctamente

Técnicas para que la respiración sea óptima para nuestro cuerpo y mente
Tips para aprender a respirar correctamente | Unsplash

Muchas veces pensamos que respirar correctamente es lo que nuestro cuerpo hace de forma automática, pero realmente lo que debemos tener en cuenta es que la respiración debe ser óptima para nuestro cuerpo y mente, para lo que existen técnicas y terapias alternativas que apuestan por la prevención de la salud y siempre toman como punto de partida la respiración.

Los patrones utilizados en la respiración pueden ser muy estresantes para el cuerpo e incluso pueden causar una escasez de energía o de oxígeno, por lo que lo principal que debe hacerse es volverse consciente de la forma en la que respiramos y modificarla, para ello existen varios tipos de respiración que puedes probar como:

No todos los seres humanos saben cómo hacerlo, ya que podrían respirar de más o solo superficialmente, por lo que aprender a respirar se vuelve necesario en muchos casos, además al hacerlo bien y conscientemente puede ser una buena técnica de relajación.

Tipos de respiración

Respirar con la nariz: La función de la nariz es preparar el aire entrante, de manera que el cuerpo lo aproveche de la mejor forma posible, por lo que este debe entrar siempre por las fosas nasales y no por la boca.

Cuando se respira a través de la boca, los pulmones van a obtener aire sin filtrar, que puede estar seco, frio e incluso dejar pasar bacterias y virus en el ambiente.

Si tu nariz se siente congestionada, cuando cierras tu boca, es probable que de manera inconsciente te encuentres tomando el aire por la misma y tu nariz se acostumbró al mal hábito.

Así que desde ahora acostúmbrate a tomar aire por la nariz y cuida tus pulmones, trata de ser más consciente al respirar.

Respirar con el diafragma: Cuando el aire entra por la nariz hace un recorrido por la caja del tórax y el abdomen, así que los músculos que se encargan de la respiración son: El pecho, diafragma, cuello y hombros

El 70 u 80% de la respiración debería ser con el diafragma, para realmente obtener una inhalación profunda, para ello debes concentrarte y hacer llegar el aire que entra por tu nariz lo más adentro posible, si sientes como se ensancha tu abdomen, es que estas respirando mejor.

Este tipo de respiración ayuda a que tus pulmones realicen un intercambio gaseoso mucho más efectivo, oxigenar tu sistema linfático, masajear a tu hígado, intestinos y estomago, oxigenar tus músculos, reducir dolores en la cervical, entre otros beneficios.

¿Cómo realizar una respiración relajada?

La respiración misma puede ser una excelente técnica de relajación, para ayudarnos a regular nuestro estado de ánimo y hallar un equilibrio en nuestras emociones.

Además, la forma en la que respiramos puede ser una manifestación del estado físico, los pensamientos y sentimientos, un cuerpo estresado hará que la respiración se encuentre agitada, puede ocasionar falta de oxígeno y afectar la concentración.

Es por ello, que debemos tomar el control de nuestra respiración, haciéndolo lenta y profundamente, esto ayudara a reducir nuestros niveles de ansiedad, mejorando así la salud y el humor.

Para respirar de manera relajada, puedes realizar pequeños conteos: Al inhalar puedes contar hasta 3, luego reten el aire durante 4 segundos y bótalo despacio contando hasta 3 nuevamente, repite esto la cantidad de veces necesarias y notaras como la tensión va desapareciendo y te sientes mucho más relajado.

Ejercicios para respirar correctamente

Estiramientos: Dirigidos específicamente a estimular el tórax y sus músculos.

Puedes comenzar extendiendo tus brazos hacia los lados, de manera que tu cuerpo quede en forma de cruz.

Luego estira lo más que puedas e inclínate hacia un lado, llevando los brazos hacia arriba.

Comienza a respirar, inhalando mientras tus músculos se flexionan y exhalando al descansar.

Respira acostada: Acuéstate con tus brazos relajados y empieza a respirar lentamente, inhalando por la nariz y llevando el aire hacia la parte inferior del estómago, sintiéndolo en tu pecho y pulmones.

Luego exhala por la nariz, notando cada uno de tus movimientos y sintiendo como tu cuerpo se va relajando poco a poco.

Realiza respiraciones lentas y profundas: Es un buen ejercicio en momentos de estrés, solo necesitas tomarte unos minutos a solas y respirar de esta manera, si es posible cierra tus ojos mientras lo haces y siéntate en una posición cómoda.

Este ejercicio te ayudara a relajar los músculos de todo tu cuerpo, sobre todo a eliminar las tensiones del cuello y los hombros.

Siéntate y respira: Colocando tu mano izquierda sobre el pecho y la derecha debajo de ella, respira y siente como tu corazón va latiendo con cada inspiración que tomas.

Este ejercicio es muy útil para calmar la mente y disminuir las angustias, siendo ideal para realizar antes de dormir y asegurar un buen descanso.

Consejos para respirar de forma correcta

Toma consciencia de tu propia respiración: Ten en cuenta la manera en la que respiras durante los distintos momentos del día, es buena idea programar alarmas en tu teléfono cada cierto tiempo, para recordarte de fijarte en como estas respirando.

También puedes tomar en cuenta el expandimiento de tu caja torácica durante la respiración y si te sientes relajado, sino puedes realizar modificaciones en tu forma de respirar.

Usa siempre tu nariz para respirar: Como dijimos anteriormente no es adecuado tomar aire por la nariz, así que mantén tu boca cerrada y la lengua en el paladar, para tener una respiración adecuada.

Extiende el tiempo de exhalación: Esto te ayudara a relajarte mejor, haciendo que la inhalación sea más profunda y rítmica, puedes hacer pausas de dos o tres segundos mientras expulsas el aire lentamente.

Mantén la espalda recta: Esta postura ayuda a que tengas una buena respiración diafragmática y puedas prevenir dolores en la zona lumbar o en la espalda.

Presta atención a lo que tu cuerpo te dice: Si esta tenso o relajado durante situaciones distintas, ya que es precisamente este factor el que se reflejara en una respiración rítmica y tranquila.

Además, si sientes que tu respiración se descontrola constantemente, puede que tu cuerpo te esté advirtiendo sobre algún peligro o simplemente hay cosas que te están afectando en tu entorno y no te has fijado.

Respirar correctamente te ayudara a llevar un mejor estilo de vida, a estar más consciente de tus cambios físicos y a tener una mejor salud, haciendo que tus días sean mucho más calmados y sientas el bienestar necesario.