Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Venas del cuerpo humano: qué son y diferencia con arterias

Las venas y las arterias del cuerpo humano tienen funciones asociadas pero con notables diferencias.

 

Las venas y las arterias forman el sistema circulatorio del cuerpo humano. Ambas tienen una función muy importante en nuestro organismo; en concreto, la de las venas consiste en irrigar y transportar la sangre necesaria desde los tejidos de nuestro cuerpo hasta el corazón. Asimismo, las venas están relacionadas con algunas patologías estéticas pero no peligrosas: las venas varicosas o varices.

A continuación vamos a revisar qué son las venas y en qué se diferencian de las arterias, en qué consiste el sistema venoso y qué son las venas varicosas o hinchadas.

¿Qué son las venas?

Las venas son vasos sanguíneos que sirven para recoger y transportar la sangre, incluida la hemoglobina desoxigenada, desde los tejidos de los órganos hasta el corazón. En los humanos, las venas y el sistema vascular venoso se pueden dividir en tres sistemas separados, dependiendo de las relaciones anatómicas y la función que presenten. Inicialmente, las venas se pueden dividir en sistemas sistémicos y pulmonares.

Las venas también contribuyen en la absorción de líquidos y por ello pueden recibir líquido linfático. El conducto linfático principal, por ejemplo, drena la vena fusionada formada por la combinación de la vena yugular interna subclavia y la izquierda.

Las venas que drenan o irrigan la sangre del corazón, que comprenden el sistema venoso coronario, se pueden describir como un sistema venoso independiente, o como un subconjunto del sistema vascular sistémico. Las venas sistémicas transportan sangre venosa desoxigenada en comparación con la sangre arterial, desde el cuerpo hasta el corazón. Las venas pulmonares devuelven sangre recién oxigenada de los pulmones al corazón para que pueda ser bombeada al sistema arterial sistémico.

Las venas también se pueden describir por su posición anatómica. Las venas profundas se encuentran en los órganos o en el tejido conectivo que sostiene los órganos, los músculos o los huesos. Las venas superficiales son aquellas que drenan la sangre de la piel y la fascia externas.

Diferencias entre venas y arterias

A diferencia de las arterias, las venas a menudo tienen un curso más intrincado, con frecuentes ramificaciones y fusiones con otras venas (anastomosis) que hacen que el trazado del sistema venoso sea menos directo que el mapeo del sistema arterial.

Además, hay depósitos o pozos que recogen el retorno venoso de múltiples fuentes. Muchas venas contienen válvulas que aseguran un flujo unidireccional (de una sola vía) de sangre venosa hacia el corazón.

A nivel microscópico o histológico, las venas tienen paredes más delgadas que las arterias. Son más elásticas y capaces de una gama más amplia de transformaciones de volumen de presión más baja. La elasticidad es el resultado del hecho de que las venas tienen mucho menos tejido conectivo subendotelial en sus paredes vasculares.

Además, la túnica media y la túnica adventicia son a menudo capas indistinguibles o están poco desarrolladas en comparación con los revestimientos arteriales.

El sistema venoso del cuerpo humano

El sistema venoso sistémico se puede dividir aproximadamente en grupos según la región que irrigan y el vaso a través del cual devuelven la sangre al corazón. El primer grupo venoso sistémico consiste en venas que drenan en la cabeza, el cuello, el tórax y las extremidades superiores. Estas venas finalmente devuelven la sangre al corazón a través de la vena cava superior.

Las venas que drenan en el abdomen, la pelvis y las extremidades inferiores devuelven sangre a través de la vena cava inferior. Tanto la vena cava superior como la inferior devuelven sangre desoxigenada a la aurícula derecha del corazón. El seno coronario recoge sangre de varias venas cardíacas antes de devolver la sangre a la aurícula derecha cerca del punto donde la vena cava inferior ingresa a la aurícula derecha.

Las venas pulmonares devuelven sangre oxigenada en los pulmones a la aurícula izquierda. Hay 4 venas pulmonares principales, y cada pulmón es drenado por un par de venas pulmonares. Las vénulas más pequeñas surgen del lecho capilar alveolar de los pulmones; éstas se fusionan para formar venas individuales que drenan por separado en los lóbulos pulmonares aislados.

Las vénulas de los lóbulos superior y medio del pulmón derecho se fusionan para crear 2 venas: una vena pulmonar superior y otra inferior, que transportan la sangre por separado a la aurícula izquierda. Las vénulas drenan en los capilares y los lechos capilares.

Las vénulas finalmente se fusionan en venas que, a medida que aumentan de tamaño, también aumentan la organización y la diferenciación de sus paredes vasculares. En general, cuanto más grande es la vena más probable es que sea invertida o que esté rodeada de tejido de músculo liso.

Venas varicosas o hinchadas: las varices

Las venas varicosas o varices son venas superficiales dilatadas, hinchadas y alargadas que generalmente se observan en las piernas y que no suponen ninguna preocupación médica.

Las venas varicosas, también llamadas varicosidades, también se pueden encontrar en otras partes del cuerpo. Muy a menudo aparecen como vasos llenos de bultos debajo de la superficie de la piel.

Las causas predisponentes de las varices o venas varicosas son múltiples, siendo los factores hormonales y el estilo de vida las variables determinantes en este tipo de patología.

Según las investigaciones, se cree que hay un componente genético relacionado con este tipo de enfermedad. Asimismo, las venas varicosas pueden aparecer después del embarazo, en la tromboflebitis o en personas con obesidad, pero no se limita a estos casos.

Los síntomas pueden incluir dolor, picazón y/o sensación de ardor, especialmente cuando se está de pie. En algunos casos puede haber una decoloración marrón de la piel o úlceras cerca de los tobillos. No hay cura para las venas varicosas.

El tratamiento de las venas varicosas se divide en dos clases: el alivio de los síntomas y la eliminación de las venas afectadas. La cirugía se usa para eliminar las venas varicosas del cuerpo y se recomienda para las varices que causan dolor o son muy antiestéticas, así como cuando aparece una hemorragia o una trombosis de forma recurrente.

Referencias bibliográficas:

  • Lohr, J. T. (2002). Varicose Veins. In D. S. Blanchfield & J. L. Longe (Eds.), The Gale Encyclopedia of Medicine (2nd ed., Vol. 5, pp. 3476-3478). Detroit: Gale.

  • Veins (2004). In K. L. Lerner & B. W. Lerner (Eds.), The Gale Encyclopedia of Science (3rd ed., Vol. 6, pp. 4206-4207). Detroit: Gale.

Comentarios