Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Alimentos procesados: qué son, propiedades y riesgos

Los alimentos procesados aumentan el riesgo de sufrir un cáncer o enfermedades cardiovasculares.

 

Desde hace décadas ha habido un auge global en el consumo de alimentos procesados, debido al cambio del paradigma en la ingesta de alimentos, a la facilidad para obtenerlos y a la rápida preparación de los mismos, así como a su constante aparición en los medios de comunicación.

Sin embargo, este tipo de alimentos son la causa de un gran número de enfermedades y de perjuicios para la salud. En este artículo detallaremos qué son los alimentos procesados, cuáles son sus propiedades y qué riesgos conllevan para el organismo humano -sobre todo si se consumen con mucha regularidad.

¿Qué son los alimentos procesados?

Los alimentos procesados o ultraprocesados son aquellos que no se presentan en su estado natural sino que han sido sometidos a una modificación de sus propiedades mediante procedimientos industriales. Este tipo de procesos a los que se somete al alimento pueden cambiar su estado, su aspecto físico e incluso su composición nutritiva.

Los alimentos procesados han cosechado un éxito sin precedentes en Occidente y cada vez en más países del mundo por el hecho de estar pensados para ser consumidos al instante. El ritmo cada vez más rápido de la vida en las sociedades modernas ha favorecido el aumento de la comercialización y el consumo de este tipo de comidas, pese a que según los expertos se trata de productos poco o nada saludables.

Los alimentos procesados deben también su popularidad al hecho de contener nutrientes y elementos determinados que les hacen ser adictivos para una gran cantidad de personas en la sociedad.

Su alto contenido en grasas y carbohidratos, así como su sabor intenso y agradable, constituyen algunos de los elementos que los convierten en alimentos muy demandados.

4 propiedades de estos productos

Los alimentos procesados pierden propiedades nutricionales por el hecho de ser sometidos a los procesos industriales que los convierten en el producto final que se comercializa.

Además de eso suelen contener un exceso de nutrientes poco saludables y un nivel muy bajo de aquellos nutrientes que sí son necesarios, lo que los convierte en una opción poco recomendable para mantener una dieta sana.

Los alimentos procesados se obtienen normalmente agregando una serie de elementos ajenos al alimento original conocidos como “añadidos”.

Algunos de estos añadidos son los colorantes, los conservantes, los modificantes y los saborizantes; a continuación definiremos cada uno de estos productos.

1. Colorantes

Los colorantes alimentarios conforman uno de los grupos de aditivos más conocidos por la sociedad en general. Este tipo de aditivos suelen ser artificiales aunque existen algunos colorantes naturales.

Los aditivos son utilizados normalmente por empresas alimenticias para dotar de singularidad a sus productos añadiendoles un color determinado, que en la mayoría de los casos no aporta beneficios nutricionales ni de ningún otro tipo al alimento.

Suelen clasificarse con códigos que empiezan por la letra E y algunos de ellos son altamente perjudiciales para la salud, como es el caso de los colorantes E-102, E-104, E-110 y E-120

2. Conservantes

Los conservantes son aditivos utilizados justamente para preservar las propiedades físicas y nutricionales de los alimentos procesados. Las empresas los utilizan en sus productos para evitar la aparición de microorganismos en el alimento producido, así como para impedir su deterioro.

Los conservantes, al igual que los colorantes, pueden ser perjudiciales para la salud y de igual forma se registran con la letra E y un código posterior. Los conservantes menos indicados para la salud del organismo son E-210, E-211 E-212 y E-213.

3. Modificantes

Los procesos modificantes a los que son sometidos los alimentos procesados son variados. Algunos ejemplos típicos son el aumento y la disminución de su temperatura o la alteración de su forma física, de su apariencia y de sus propiedades internas.

4. Saborizantes

Los saborizantes alimentarios son elementos naturales o artificiales que se añaden a los alimentos para potenciar su sabor y olor o bien para aportarles otros aromas y sabores distintos a los de los ingredientes naturales.

Riesgos para la salud: enfermedades asociadas

Hemos comentado las características que hacen de los alimentos procesados elementos muy demandados, consumidos y adictivos para gran parte de la población mundial. No obstante, conviene destacar los riesgos de consumir de manera regular alimentos procesados o industriales.

Comer de manera habitual alimentos procesados o ultraprocesados puede acarrear graves problemas para la salud de los consumidores. Algunos de estos problemas son la diabetes mellitus, la obesidad, el colesterol alto, diversos tipos de problemas cardiovasculares, la arteriosclerosis, la oxidación del organismo en su conjunto, el envejecimiento prematuro y determinados tipos de cáncer.

Una de las consecuencias para la salud más destacables a la hora de abusar de alimentos procesados son la aparición de cáncer en general y en particular cáncer de colon y cáncer de mama, especialmente en el caso de las mujeres.

Referencias bibliográficas:

  • Boseley, S. (2018). Ultra-processed foods may be linked to cancer, says study. The Guardian.

  • Monteiro, C. A., Moubarac, J. C., Cannon, G. & Popkin, B. (2013). Ultra-processed products are becoming dominant in the global food system. Obesity Review, 14(2): 21–28.

Comentarios