8 alimentos ricos en proteínas (de origen animal y vegetal)

Entre los alimentos con más proteínas destacan las carnes, los huevos, los lácteos y las legumbres

 

.

 

Las proteínas son compuestos químicos que nuestro organismo necesita para poder realizar un gran número de funciones: dan estructura a las células, intervienen en el metabolismo y en el sistema inmunitario (es decir, las defensas) y contribuyen en la transducción de señales electroquímicas en el sistema nervioso, entre otras.

En este artículo vamos a revisar cuáles son los alimentos más ricos en proteínas que podemos incluir en nuestra dieta. Dado que no todas las personas pueden comer productos cárnicos, como sucede principalmente en el caso de las veganas, es importante tener en cuenta que existen fuentes de proteínas de origen vegetal -en especial las legumbres.

Los 8 alimentos más ricos en proteínas

Entre los tipos de alimento con más proteínas destacan productos de origen animal como las carnes rojas y blancas y las que se obtienen del pescado, así como de los huevos y los productos lácteos, si bien las legumbres y algunos frutos secos también son buenas fuentes de proteínas vegetales.

1. Carne roja

Por lo general, las carnes rojas son los alimentos más ricos en proteínas que podemos encontrar. Aunque evidentemente la proporción de proteínas varía en función de la pieza específica, del animal del que provenga y del modo de preparación, a grandes rasgos este tipo de carne aporta más proteínas que la carne blanca, la de pescado, las legumbres y otros alimentos ricos en este nutriente.

En cuanto a los tipos de carne roja que tienen un contenido de proteínas particularmente elevado, podemos destacar embutidos como el jamón serrano y el lomo embuchado, la carne de ternera y otras clases de carne de vacuno, como la de buey. Los hígados de cerdo y de vacuno también son muy buenas fuentes de proteínas.


2. Carne blanca

Entre las carnes blancas (es decir, las que se obtienen del cuerpo de aves) que contienen más proteínas encontramos la pechuga de pavo, la de pollo o la de faisán, sobre todo cuando se asan. El muslo es algo menos rico en proteínas, pero también contiene cantidades importantes de este nutriente.

Tanto en el caso de las carnes blancas como de las rojas es preferible comer piezas que contengan niveles bajos de grasas puesto que de este modo aseguraremos un aporte de proteínas mayor por la misma cantidad de alimento.

3. Huevos

Los huevos no sólo son un alimento muy versátil sino que además son uno de los más ricos en proteínas que existen; es por este motivo que tantos deportistas deciden usarlos como fuente principal de este nutriente.

En cuanto a las diferencias entre el aporte nutricional de la yema y el de la clara, podemos afirmar que la clara del huevo es más rica en proteínas que la yema y también contiene menos grasas.

4. Productos lácteos

Dado que los productos lácteos se obtienen de las vacas, no resulta sorprendente que su aporte proteínico sea elevado, como también lo es el de la carne de vacuno.

Aunque la propia leche y el yogur son ricos en proteínas, los quesos destacan entre los alimentos de este tipo; en particular, el manchego, el Emmental, el Gruyère, el Edam o el Cheddar son algunos de los quesos con más proteínas.


5. Pescado

La carne de pescado no sólo es una buena fuente de proteínas sino que además sus niveles de grasas son bajos en comparación con los de otros productos cárnicos ricos en este nutriente. Por si fuera poco, los pescados azules contienen ácidos grasos omega-3, que son mucho más saludables que otros tipos de lípido.

Entre los pescados con más proteínas están el bacalao, el atún, las sardinas, los boquerones, la lubina, el lucio y el salmón (una de las mejores fuentes de ácidos omega-3).

6. Marisco

Como los pescados, los mariscos han sido consumidos como fuente de proteínas por un gran número de culturas a lo largo de la historia; la japonesa es uno de los mejores ejemplos.

Los langostinos, las langostas, los caracoles, los calamares, los mejillones, los pulpos y las almejas son algunos de los mariscos más ricos en proteínas.

7. Legumbres

Las legumbres son la principal fuente de proteínas de las personas veganas: aunque su aporte proteínico suele ser algo inferior al de productos de origen animal como las carnes, los huevos o los lácteos, la soja, las habas secas, las judías, los guisantes secos o los garbanzos pueden ser útiles para sustituir estos alimentos en dietas que no los permiten (así como para variar el tipo de comida y ganar en salud).

8. Frutos secos

Los frutos secos no son los alimentos más ricos en proteínas que podemos encontrar, pero aun así su aporte en este sentido no debe ser subestimado. Así, comer almendras, pistachos, nueces o avellanas hace que obtengamos algunas proteínas que son muy bienvenidas por nuestro organismo.



Comentarios

envía el comentario