Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Almendras: usos, propiedades y beneficios para la salud

Las almendras son un tipo de fruto seco con muchas propiedades y beneficios para la salud
A base de almendras se preparan muchos alimentos, bebidas, aceites y pomadas.
 

Las almendras (en inglés almond) son uno de los frutos secos más consumidos del mundo, cuyo origen es un árbol llamado almendro. Este producto tiene una gran variedad de usos (además del gastronómico) y es tan nutritivo como sabroso.

En este artículo descubriremos las principales propiedades y beneficios de las almendras, así como sus usos más habituales, incluida la leche de almendras, el acite y algunas recetas.

Los frutos de los árboles de almendras

La almendra (o almond), es un fruto seco característico de la zona mediterránea, originario del levante mediterráneo y de algunos países de oriente próximo, especialmente de zonas de Siria y Turquía, y también de Pakistán y la India.

Este fruto, del árbol del almendro, se caracteriza por estar cubierto por una cáscara dura de color marronoso y porosa, que a su vez está cubierta por una piel exterior de tono verdoso y áspera.

En su interior contiene un fruto pequeño y alargado, de alrededor de un centímetro o más de longitud, cubierto por una piel rugosa de color canela. Así, las almendras son uno de los frutos secos con más beneficios aportan al organismo.

Tanto la cantidad de nutrientes que poseen como sus características naturales, principalmente la riqueza de su pulpa, hacen que este fruto presente una gran versatilidad y sea empleado para más usos además del gastronómico.

Es decir, se utiliza tanto para acompañar alimentos (como ensaladas o el típico pollo con almendras), como para realizar bebidas (como la leche de almendras), o bien, para reposteria (en infinidades de dulces y bizcochos).

Como en la mayoría de productos provenientes de oriente, se cree que la almendra llegó a Europa con el comercio realizado durante la época clásica entre griegos y romanos y los demás pueblos del levante mediterráneo y de oriente próximo. En la actualidad, en el sur de Europa es donde encontramos las mayores variedades de almendra.

Producción en el mundo

Las mayores variedades de almendra en el mundo se encuentran por excelencia en España, gracias a las características únicas que presenta el clima mediterráneo del sur. Por lo mismo, es una semilla de la dieta básica. En menor medida encontramos también cultivo de almendras en Francia, Italia e Irán.

En términos de producción mundial de la almendra, los mayores productores los encontramos, en primer lugar en Estados Unidos, con más del 60% de la producción total y a continuación están España, Australia, Italia, Marruecos e Irán como mayores productores del mundo.

Los almendros son los árboles de donde se toman las almendras.

Propiedades y beneficios de las almendras

Como hemos indicado, las almendras son uno de los frutos secos más ricos en nutrientes, y por lo mismo, son muchos sus beneficios para nuestra salud. Es conveniente, aun así, asegurarnos de que no seamos alérgicos a este producto y que no pueda afectar a nuestro organismo de ninguna forma.

Así mismo, y como ocurre con cualquier alimento, su consumo debe ser moderado y combinado con una dieta balanceada. Especialmente la almendra amarga contiene cianuro, cuya acumulación en la sangre se asocia a distintas enfermedades.

A continuación explicamos cómo influye el consumo de almendras en el correcto funcionamiento del organismo, así como en el mantenimiento de una dieta sana y nutritiva.

1. Salud cardiovascular

El consumo habitual de almendras aporta beneficios en la salud cardiovascular. Está demostrado que incluir este fruto seco en la dieta habitual reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón tales como infartos, ictus y colesterol.

Por los nutrientes que contienen (especialmente minerales y vitaminas), las almendras intervienen en el equilibrio de la presión arterial y favorecen la circulación de la sangre. De hecho, este fruto de los árboles de almendro se conoce como un hipotensor natural.

2. Salud neurológica

Tal como ocurre con otros frutos secos, el consumo de almendras combinado con una dieta balanceada puede favorecer nuestra salud neurológica y cerebral. Es así ya que contiene distintos tipos de grasa y mucha proteína.

Consumir regularmente este tipo de frutos aporta nutrientes a nuestro cerebro y también al sistema nervioso.

3. Fortalecimiento del cuerpo y aporte energético

Otro de los beneficios que aportan las almendras se relaciona con el aporte energético que dan al organismo a la hora de realizar cualquier actividad, ya sea física o intelectual.

Es así ya que 100 gramos de almendras contienen 579 kilocalorías, además de una gran cantidad de nutrientes esenciales. Por ejemplo, tienen un alto contenido en minerales como fósforo, lo cual favorece el fortalecimiento de huesos, dientes y articulaciones.

4. Favorecer la digestión

Gracias a su alto contenido en fibra, las almendras han sido tradicionalmente consumidas para favorecer la digestión. De hecho, una de sus principales propiedades es el efecto laxante, que a su vez ayuda a la purificación del hígado especialmente.

Esto último no lo hacen las almendras por sí mismas. Puede ocurrir en caso de que no existan enfermedades de fondo y si se consume de manera regular junto con una dieta balanceada.

5. Otros beneficios de las almendras

Algunos otros beneficios que pueden aportar las almendras al organismo son su alto contenido en grasas vegetales o beneficiosas para el organismo, su aporte de fibra, carbohidratos, vitaminas, especialmente B y E, y también proteínas y una gran cantidad de minerales.

El gran aporte nutricional de las almendras las convierte en un superalimento, es por eso que se ha popularizado tanto desde los últimos años el consumo de leche de almendras, como sustitutivo de la leche de vaca.

Por sus múltiples propiedades, las almendras se usan de manera externa para cuidar la piel.

Usos de este fruto seco

Tal y como hemos dicho, la almendra es un fruto seco que tiene muchos más usos a parte del gastronómico. En lo referente al uso de la almendra como alimento, la utilización gastronómica más habitual la encontramos en los postres y la repostería.

Pero no solo eso, también es la base de bebidas y se usa para acompañar alimentos salados. Entre las formas más habituales de utilizar este fruto seco se encuentran:

Recetas con almendras

Al tener un sabor levemente amargo y seco, las almendras son utilizadas para una gran cantidad de recetas saladas. No solo son ideales para acompañar cualquier ensalada, sino que pueden ir junto con las pastas o en tostadas.

Específicamente, una de las más conocidas es el pollo con almendras, que es un estofado hecho con pechugas de pollo, almendras peladas, zanahorias, calabacines, cebolla, caldo de pollo y salsa de soja.

También pueden realizarse sopas o cremas a base de almendra, remojando este fruto y posteriormente moliendolo junto con verduras.

Repostería

Es habitual que la almendra sea utilizada como ingrediente principal en gran cantidad de tartas y postres.

Especialmente en España, la almendra es utilizada en una gran variedad de bizcochos y postres navideños, como los turrones, los mazapanes, helados de todo tipo. También es común consumirlas solas (fritas o tostadas).

Leche de almendra (y horchata)

Son conocidas también las leches y las horchatas de almendra que se preparan como bebida en una gran variedad de países y también tartas como la tarta de Santiago española.

Entre los beneficios de la leche de almendra se encuentra el aporte de una cantidad importante de calorías, que está libre de ácidos grasos no necesarios para el organismo. Además, tiene proteína en un nivel muy parecido a la leche de vaca, pero sin contener lactosa (molécula que causa alergía a algunas personas)

Por otro lado, esta bebida de tipo vegetal contiene una gran cantidad de fibra, por lo que es de muy fácil digestión. Así mismo, la leche de almendra no solo se utiliza para el consumo humano sino que puede favorecer el cuidado de la piel.

Aceite de almendra

Finalmente, las almendras también son utilizadas para elaborar productos cosméticos y para la piel como perfumes o aceites hidratantes especializados. Entre las propiedades más conocidas de estos frutos de los árboles de almendro se encuentran los efectos cicatrizantes y antiinflamatorios.

Por lo mismo, su uso externo, tanto en la forma de aceite de almendras o pomada de almendras, tienen múltiples usos para el cuidado de la piel.

La leche de almendras es rica en nutrientes y es de fácil digestión.
 

Referencias bibliográficas:

  • Workman, D.(25 July 2017). Top Almonds Exporters by Country in 2016. World's Top Exports.

  • Berryman, C. E.; Preston, A. G.; Karmally, W.; Deckelbaum, R. J.; Kris-Etherton, P. M. (2011). Effects of almond consumption on the reduction of LDL-cholesterol: a discussion of potential mechanisms and future research directions. Nutrition Reviews. 69 (4): 171–85.

Comentarios