Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Beber agua: 7 efectos beneficiosos para la salud

Consumir cantidades suficientes de agua es fundamental para que el organismo funcione adecuadamente.

El agua es fundamental para el planeta Tierra y los seres que lo habitamos: de ella nacen la lluvia, los ríos, los lagos y los mares que permiten que nos nutramos y nos reproduzcamos. Sin agua la vida nunca habría surgido y las sociedades humanas no habrían podido florecer.

Dado que el organismo humano está formado en gran parte por esta sustancia, beber agua tiene una serie de efectos beneficiosos para la salud, mientras que la deshidratación provoca distintas alteraciones físicas y, si se mantiene durante más de 3 días, puede llevar a la muerte.

¿Qué es el agua?

El agua es un compuesto químico formado por oxígeno e hidrógeno. Su fórmula química es H2O; esto significa que cada molécula de agua está constituida por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. A los 0°C el agua se vuelve sólida, pasando a ser hielo, mientras que cuando se la somete a una temperatura de 100°C se convierte en vapor.

Los seres vivos dependemos del agua para sobrevivir y funcionar adecuadamente; entre el 55% y el 80% del cuerpo humano está compuesto por esta sustancia. Si no consumimos suficiente agua, ya sea bebiéndola u obteniéndola de frutas y verduras, nos deshidratamos y los sistemas biológicos empiezan a fallar, haciendo que podamos sufrir fatiga, mareos y alteraciones cardiacas.

El organismo pierde agua constantemente: al respirar, al sudar o al orinar disminuye la cantidad disponible de este compuesto. Puede que la clásica recomendación de tomar 8 vasos de agua al día no esté avalada por la ciencia, pero aun así es importante beber al menos lo suficiente como para evitar sentir sed, una señal que indica el inicio de la deshidratación.

La cantidad de agua que necesitamos varía en función de la temperatura y del gasto de energía que llevemos a cabo, pero se calcula que 1 litro de agua al día puede ser suficiente en la mayoría de circunstancias. Recomendamos beber unos 5-7 vasos y, sobre todo, prestar atención y hacer caso a nuestro cuerpo.

Beneficios de beber agua para la salud

Aunque no aporta nutrientes ni calorías, el agua es absolutamente esencial para nuestro cuerpo. Veamos por qué sucede esto y cuáles son los efectos beneficiosos de beber agua, en contraste con los riesgos de la deshidratación.

1. Mantiene el equilibrio de los fluidos

Si nuestro organismo recibe cantidades insuficientes de líquido no podrá mantener los niveles óptimos de producción de sangre, saliva, orina y otros fluidos corporales que hacen que el cuerpo funcione correctamente.

2. Permite el transporte de nutrientes

La sangre, que hace posible el transporte de nutrientes a través del cuerpo, está compuesta en gran medida por agua. Por este motivo beber suficiente agua hace que la sangre pueda circular adecuadamente, lo cual mejora la absorción de nutrientes por parte de los tejidos.

3. Mejora la eliminación de toxinas

Si ingerimos poca agua los riñones no pueden funcionar correctamente, lo cual altera la producción de orina, necesaria para eliminar sustancias tóxicas. Una orina de color y olor intensos suele ser signo de este tipo de deshidratación, que aumenta el riesgo de cálculos (o piedras) renales.

Del mismo modo, el funcionamiento del hígado también depende del agua: si este órgano está deshidratado no puede eliminar toxinas adecuadamente. Por tanto, la ingesta de líquidos es muy importante para las personas con problemas de hígado, como también lo es evitar el alcohol, que tiene un efecto deshidratante.

4. Previene el estreñimiento y ayuda a adelgazar

La investigación científica ha demostrado que las personas que beben cantidades suficientes de agua pierden más peso. Tal efecto parece deberse a que el consumo de líquidos mejora el tránsito intestinal, ya que las heces se vuelven más blandas y voluminosas.

Por otra parte, es evidente que tomar agua en lugar de bebidas con un alto contenido calórico, como los refrescos con gas, previene en mayor medida el aumento de peso. Conviene sustituir este tipo de líquidos por agua, en caso de que se consuman con demasiada frecuencia.

Además, el cuerpo absorbe más lentamente los alimentos ricos en agua, como las legumbres, las verduras y las frutas; esto aumenta la sensación de tener el estómago lleno y previene la ingesta excesiva.

5. Regula la temperatura corporal

El agua permite que mantengamos una temperatura corporal adecuada a pesar de la presencia de temperaturas intensas o de cambios bruscos en éstas. Además eliminamos calor mediante el sudor, que se da como resultado de la evaporación de agua de la piel.

6. Proporciona energía y disminuye la fatiga

La deshidratación provoca sensación de cansancio porque altera el equilibrio muscular de fluidos y electrolitos. Beber agua ayuda a prevenir estos efectos y da energía a los músculos; esto es especialmente importante en momentos en que llevamos a cabo actividad física, sobre todo si es intensa.

7. Hidrata la piel y mejora su aspecto

La deshidratación facilita que la piel se seque y que aparezcan arrugas. Así, beber cantidades suficientes de agua proporciona a la piel una apariencia más suave y saludable, al hidratarla de forma natural.

Comentarios
N N
MUY BUENA INFORMACION, GRACIAS
Fanny Proaño
Gracias por sus consejos. Son de mucha utilidad.