Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Boniato (batata): propiedades y receta de boniato al horno

Los boniatos o batatas son tubérculos muy poco conocidos pero con múltiples propiedades saludables y muy fáciles de incluir en recetas.
El boniato y la batata son tubérculos muy fáciles de incluir en la dieta y con muchos beneficios para la salud.

El puré o crema de boniato, así como la patata dulce asada son recetas ideales para aquellas personas con patologías de tipo digestivo e intestinal tales como el colon irritable. Este tubérculo llamado también batata o camote es uno de los más nutritivos que existen por su gran aporte en vitaminas, minerales y otras sustancias indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Para saber qué más beneficios nos aporta el boniato, en este artículo revisamos las características de este tubérculo, qué propiedades principales presenta y finalmente también aportamos una sencilla receta de como hacer batata al horno.

¿Qué es el boniato? Características

El boniato o moniato, también conocido en Latinoamérica por batata, camote o patata dulce es una planta conocida por su raíz tuberosa comestible de la familia de los Convolvulaceae y su nombre científico es el de Ipomoea batatas. La planta de fruto es de tipo perenne y trepadora. Sus flores -si presenta- son pocas pero muy bonitas; de un color rosado o azulado por dentro y blancas por la parte más de fuera. Asimismo sus frutos, aunque poco comunes, no suelen comerse.

Las raíces de esta planta son la parte comestible de toda ella. El color anaranjado que tiene por dentro le caracteriza. Esta raíz suele cultivarse en zonas tropicales y subtropicales, siendo originaria de Sudamérica y América central desde hace 8000 años. Llegó más tarde a Europa aproximadamente a finales del siglo XV con el explorador Cristóbal Colón.

En general corresponde a un alimento muy nutritivo, fácil de cultivar y que brota con mucha facilidad. En relación a su cultivo, es una planta más bien herbácea y trepadora que brota en temperaturas calurosas (20-26º), suelos profundos y con humedad propios de los climas tropicales. Puede brotar junto a otras plantas con necesidades similares como la cebolla o la yuca.

Como bien se sabe, el boniato se consume habitualmente en aquellos países Latinoamericanos como Puerto Rico, Perú, Chile, República Dominicana, Brasil, Cuba, etc. se consume en postres dulces como bizcochos o pasteles, platos de cuchara, guisos de carne, en forma de chips, como cremas o purés, junto a ceviches peruanos o como acompañamiento.

Frito, hervido o al horno la batata es apreciada por su sabor y valor nutricional. También se extraen jugos y zumos a partir de la pulpa de la variedad de boniato morado por sus acciones antioxidantes. Curiosamente sus raíces se utilizan para hacer productos que requieren de fermentación.

Las  principales variedades o tipos son el boniato morado, blanco y amarillo/naranja. Se consume en gran cantidad el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos como acompañante del rustido de pavo que suele prepararse. En España es consumido en épocas de frío y en festividades como Navidad o la Castañada (día de Todos los Santos). En esta última se come al horno junto a las castañas hechas de la misma manera y a los panellets típicos catalanes, donde suele ser uno de los ingredientes principales de su masa. En Navidad el camote se come en Valencia en forma de pasteles llamados pasteles de gloria, también hechos de mazapán.

Las patata dulce se pueden comer después de hervirlas o asarlas, o pueden fabricarse en harina, o usarse para hacer un producto conocido como arrurruz brasileño y, a veces, fermentar en alcohol.

¿Cuáles son sus propiedades?

Las batatas son una fuente valiosa de carbohidratos, betacaroteno y fibra, que contienen hasta un 5% de proteínas. Sin embargo, una dieta rica en ellas debe equilibrarse con otros alimentos, principalmente para asegurar una ingesta adecuada de proteínas y un equilibrio de aminoácidos esenciales.

Su valor energético es mucho mayor que el de la patata por el betacaroteno (provitamina A) que suele ser mayor cuanto más amarilla sea la raíz de este tubérculo. No obstante no es muy rico en proteína.

1. Es un potente antioxidante

El betacaroteno que contiene dota a al boniato de una acción antioxidante que previene a nuestro organismo de padecer las siguientes enfermedades:

  • Cataratas

  • Enfermedades inmunitarias

  • Algunos tipos de cáncer

  • Diabetes

  • Enfermedades cardíacas.

Además, ayuda a la coagulación sanguínea y a la formación correcta nuestras articulaciones y huesos. El componente de glutatión que presenta ayuda a eliminar contaminantes ambientales que entren en nuestro cuerpo. Las antocianinas que suelen tener sobre todo los de tipo violetas tienen una potente acción antioxidante y desinflamatoria que puede ayudar a manejar problemas relacionados con este problema como el asma, la artritis o problemas digestivos.

2. Puede ser bueno para el sistema cardiovascular

Puede ayudar a manejar condiciones como la hipertensión arterial, la mala circulación sanguínea, el colesterol y la obesidad en general. En relación a  esta última, el moniato puede ser un buen sustituto del pan a la hora de las comidas ya que nos proporcionará la misma saciedad que el pan pero será una opción mucho más saludable, nutritiva y muy baja en grasas.

Su alto contenido en betacarotenos mantienen en buen estado nuestras venas y arterias. Asimismo el potasio es un mineral que promueve la salud de nuestro músculo cardíaco.

3. Es rico en vitaminas y minerales

También contiene altas cantidades almidón, fibras y minerales como el calcio, el zinc, el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y sobre todo el potasio. Es rico en vitaminas como algunas del tipo B (riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina b6, tiamina y ácido fólico, así como en la vitamina C y E pero sobre todo es un alimento muy rico en vitamina A (retinol).

4. Rico en fibra digerible

Su gran aporte en fibra hace de boniato un alimento imprescindible para procurar el buen tránsito intestinal. Es por eso que ayuda a combatir el estreñimiento. Asimismo, ayuda aporta los siguientes beneficios a nuestra salud intestinal y digestiva:

  • Promover el tránsito intestinal

  • Prevenir el cáncer de colon

  • Reduce los niveles de saciedad

  • Regula los niveles de glucosa en sangre.

Además la batata procura la salud de nuestras mucosas digestivas e intestinales y se recomienda comerlo al horno o hervido.

5. Puede ser beneficioso durante el embarazo

El boniato es un tubérculo muy rico en ácido fólico, sustancia que le hace un producto ideal de consumo para las mujeres embarazadas. Esta vitamina del grupo B, también conocida como B9 puede ejercer un papel en la evitación de defectos en el feto relacionados con malformaciones en el tubo neural.

El boniato se puede cocinar al horno tanto entero como cortado a modo de chips.

Receta de boniato al horno

Cocinar batata al horno es algo muy sencillo y rápido, aún así se deben tener en cuenta ciertos consejos sobre todo qué temperatura poner que suele ser de unos 200º, siendo el tiempo requerido diferente en función de la cantidad y tamaño del/de los boniato/os. A continuación mostraremos en 4 sencillos pasos cómo asar un camote al horno.

1. Ingredientes

  • 2 o 3 batatas de tamaño mediano

  • Papel de hornear o de aluminio

2. Precalentamos el horno

Igual que a la hora de cocinar otro alimento asado, el primer paso para cocinar el camote de esta manera es precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo como hemos comentado antes durante aproximadamente unos 7 minutos.

Mientras se precalienta podemos aprovechar el tiempo para lavar bien estos tubérculos que tengamos para hornear. Les quitamos toda la tierra que tengan pegada a la piel y los escurrimos.

3. Los asamos bien

Una vez escurridos, los ponemos sobre una bandeja que tenga encima una lámina de papel de plata o de hornear típica. Los metemos dentro y depende de su tamaño esperaremos más o menos tiempo.

Si cada boniato pesa aproximadamente 300-250 g esperaremos unos 50 minutos. Si su peso supera los 500 g necesitará al menos 1 hora y media para cocinarse correctamente.

4. Sácalos y, ¡a comer!

Una vez hecho el paso anterior es importante comprobar que los tubérculos estén bien hechos. Lo notaremos cuando pinchemos un palillo y entre perfectamente en el camote, así como cuando lo saquemos salga prácticamente limpio. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar un poco para que no quemen... y voilá!! Ya podemos disfrutar de tus moniatos al horno.

Referencias bibliográficas:

  • Sweet Potato. (2004). In K. L. Lerner & B. W. Lerner (Eds.), The Gale Encyclopedia of Science (3rd ed., Vol. 6, pp. 3932-3933). Detroit: Gale.

Comentarios