Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Cacao: ¿qué es? 9 beneficios y propiedades de este alimento

El chocolate se elabora a partir de las semillas de cacao, que tienen propiedades muy beneficiosas.

 

El cacao es famoso por su papel en la producción del mundialmente admirado chocolate y, si bien es cierto que este contiene cantidades significativas de azúcar y grasas, por lo que resulta importante consumirlo con moderación, el cacao natural en polvo contiene compuestos que pueden ser beneficiosos para la salud.

Sin embargo, ¿cuántos de estos beneficios está realmente probados por la ciencia? A lo largo de este artículo descubriremos qué es el cacao y cuáles son las propiedades y beneficios de este producto que cuentan con el respaldo de la evidencia científica.

¿Qué es el cacao?

El cacao es un grano o semilla de gran tamaño procedente del árbol Theobroma cacao. Cuando esta semilla se seca y se fermenta pueden extraerse los granos sólidos, la manteca y la grasa del cacao.

La semilla del cacao, conocida también como vaina de cacao, se caracteriza por tener una  gruesa corteza áspera y correosa. En su interior se encuentra rellena de una pulpa dulce y gelatinosa con un sabor ácido similar al de la limonada. Esta pulpa recubre las grandes y numerosas semillas (entre 30 y 50) que alberga el fruto del cacao. Cuando estas están frescas presentan un color lavanda pálido y son bastante suaves al tacto.

Durante la cosecha las vainas se abren, se extraen las semillas y se colocan en un lugar donde estas puedan fermentar. Debido a la acumulación de calor en el proceso de fermentación, los granos de cacao pierden su tono violáceo y se vuelven del color marrón oscuro que aporta el color característico del chocolate.

A partir de los granos sólidos que se encuentran dentro del cacao se pueden elaborar productos como el cacao en polvo o el chocolate,  con el que se producen infinidad de alimentos dulces: crema de cacao, tabletas de chocolate, bizcochos, etc.

Los árboles del cacao crecen en una zona geográfica muy limitada al norte y al sur del Ecuador. A pesar de que se cree que el cacao fue utilizado por primera por la civilización maya de América Central y que su producción se limita a estas zonas, en la actualidad casi el 70% de la cosecha mundial que se produce es cultivada en África Occidental.

Si bien es cierto que el cacao es mundialmente famoso por ser la base para la elaboración del chocolate y que contiene altas cantidades de azúcar y de grasas, el cacao en polvo desgrasado y el chocolate negro que contenga más de un 70% de cacao están siendo estudiados debido a sus posibles efectos beneficiosos para la salud.

Propiedades y beneficios del cacao en polvo

A continuación describiremos 9 beneficios del cacao para la salud que han sido estudiados por la ciencia o que, directamente, cuentan con el apoyo sólido de la comunidad científica.

1. Es rico en polifenoles

Los polifenoles son antioxidantes naturales que se encuentran en alimentos como el cacao, las frutas y verduras, el té o el vino.

Estos antioxidantes han sido relacionados con numerosos beneficios para la salud, entre los que se incluyen la reducción de la inflamación, una mejora del flujo sanguíneo y la consecuente disminución de la presión arterial, de los niveles de colesterol y de los de azúcar en la sangre.

El cacao es una de las principales fuentes de polifenoles, concretamente de flavonoides, los cuales se distinguen por sus potentes efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

No obstante, al procesar y calentar el cacao pueden perderse propiedades beneficiosas de éste relacionadas con los polifenoles ya que, aunque el cacao es rico en ellos, no todos los productos que contienen cacao proporcionan los mismos beneficios.

2. Puede mejorar la función cerebral

Varios estudios han encontrado que los polifenoles presentes en el cacao pueden reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas al mejorar la función cerebral y el flujo sanguíneo.

Los flavonoides tienen la capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica y participan en las vías bioquímicas que producen algunas de las neuronas y moléculas más importantes para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro.

Asimismo, los flavonoides influyen en la producción de óxido nítrico, el cual relaja los músculos de los vasos sanguíneos, mejorando el flujo y el suministro de sangre al cerebro.

Algunos estudios sugieren que la ingesta diaria de flavonoides, como los del cacao puro, puede mejorar el rendimiento mental en personas con o sin deterioro cognitivo.

Estos estudios sugieren un papel importante del cacao en la salud de nuestro cerebro, así como posibles efectos positivos en algunas enfermedades neurodegenerativas. No obstante, es necesaria más investigación para poder realizar afirmaciones contundentes al respecto.

3. Es útil para la hipertensión arterial

El cacao, tanto en polvo como en forma de chocolate amargo, puede ayudar a disminuir la presión arterial al mejorar los niveles de óxido nítrico.

Como decíamos anteriormente, el óxido nítrico puede mejorar la función de los vasos sanguíneos y reducir la presión arterial.

4. Puede reducir los problemas cardíacos y cerebrovasculares

Además de disminuir la presión arterial, las investigaciones sugieren que el cacao posee propiedades que pueden reducir el riesgo de ataque cardíaco y de accidente cerebrovascular al relajar y dilatar las arterias.

Otro de los descubrimientos realizados en estos estudios científicos apuntan hacia la posibilidad de que el cacao puede reducir los niveles de colesterol “malo” ya que tiene un efecto anticoagulante, mejora los niveles de azúcar en la sangre y reduce la inflamación.

Estos resultados sugieren que el consumo regular de pequeñas cantidades de cacao en polvo o chocolate, sin azúcar y con concentraciones de cacao mayores al 70-80% pueden tener beneficios protectores para el corazón.

5. Podría aliviar los síntomas de la diabetes tipo 2

Aunque es cierto que el consumo excesivo de chocolate no es bueno para el control de los niveles de azúcar en la sangre, el cacao puro sí tiene algunos efectos antidiabéticos.

Estudios en laboratorio indican que los flavanoles del cacao pueden ralentizar la digestión y la absorción de carbohidratos en el intestino, mejorar la secreción de insulina, reducir la inflamación y estimular la captación de azúcar de la sangre hacia el músculo.

6. Puede ayudar a las personas con asma

Otra de los posibles beneficios del cacao está relacionado con problemas respiratorios como el asma. Su alto contenido en compuestos antiasmáticos como la teobromina y la teofilina puede resultar muy beneficioso para disminuir los síntomas del asma.

La teobromina es un compuesto similar a la cafeína que puede ayudar con la tos persistente, mientras que la teofilina favorece la dilatación de los pulmones, la relajación de las vías respiratorias y la disminución de la inflamación.

No obstante, es necesario especificar que la mayoría de estos hallazgos han sido encontrados en estudios con animales, por lo que aunque esta resulta un área interesante para futuras investigaciones, es demasiado pronto para determinar cómo se puede utilizar el cacao en el tratamiento para el asma.

7. Podría ayudar a controlar el peso

Aunque suene paradójico, el consumo de cacao en polvo puede ayudar a controlar el peso corporal.

Las investigaciones sugieren que el cacao o los chocolates con un alto contenido en este pueden ayudar a regular el uso de energía, reducir el apetito y la inflamación y aumentar la oxidación de las grasas y la sensación de plenitud.

8. Puede mejorar el estado de ánimo

Además del impacto positivo del cacao sobre el funcionamiento cerebral (que hemos descrito anteriormente), su efecto sobre el cerebro también se ha relacionado con una mejora del estado de ánimo.

Las propiedades beneficiosas sobre el estado de ánimo pueden deberse también a la acción de los flavonoles del cacao. Estas moléculas favorecen la conversión de triptófano en serotonina, un estabilizador natural del estado de ánimo.

9. Efectos beneficiosos para la piel y los dientes

El cacao en polvo contiene varios compuestos con propiedades antibacterianas, antienzimáticas e inmunoestimulantes que pueden contribuir al mantenimiento de una buena salud bucodental.

Además, a pesar de la opinión popular, el cacao no es una causa de acné, siendo los causantes de este todos los compuestos y azúcares que lo acompañan en las elaboraciones industriales que emplean el cacao como ingrediente.

De hecho, según los estudios, se ha descubierto que los polifenoles del cacao puro tienen beneficios significativos para la piel. La ingesta prolongada de cacao contribuye a la protección solar y a la circulación sanguínea de la piel y mejora la textura de la superficie y la hidratación de la piel.

Referencias bibliográficas:

  • Ding, E. L., Hutfless, S. M., Ding, X. & Girotra, S. (2006). Chocolate and Prevention of Cardiovascular Disease: A Systematic Review. Nutrition & Metabolism, 3:2.

  • Ferri, C., Desideri, G., Ferri, L., Proietti, I., Di Agostino, S., Martella, L., Mai, F., Di Giosia, P. & Grassi, D. (2015). Cocoa, blood pressure, and cardiovascular health. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 63(45): 9901–9909.

  • Kim, J., Kim, J., Shim, J., Lee, C. Y., Lee, K. W., Lee, H. J. (2014). Cocoa phytochemicals: Recent advances in molecular mechanisms on health. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 54(11): 1458–1472.

Comentarios