Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Cerveza: propiedades, ingredientes y cuántas calorías tiene

¿Cuántas calorías tiene la cerveza? ¿Es beneficiosa o mala para el organismo? Esta es la respuesta.

 

La cerveza es la bebida alcohólica más consumida del mundo, por delante del vino y de los licores destilados. Normalmente se elabora a partir de cereales como la cebada, lo que le confiere su particular sabor amargo, u otro tipo de ingredientes que pueden aportarle distintos matices.

La cerveza es también una de las bebidas alcohólicas más antiguas que existen y sus efectos son conocidos desde tiempos inmemoriales. En este artículo describiremos qué es la cerveza, cuántas calorías tiene, cuáles son sus ingredientes y qué posibles beneficios y perjuicios puede suponer su consumo para el organismo.

¿Qué es la cerveza?

La cerveza es la tercera bebida más popular del mundo, por detrás del agua y el té. Dentro del grupo de las bebidas alcohólicas es la más consumida alrededor del mundo sin ningún tipo de dudas, siendo la primera opción para beber durante el tiempo libre en la mayoría de países occidentales.

Su elaboración implica en primer lugar maltear la cebada (un proceso consistente en germinar el grano de cereal mediante agua y aire caliente) para a continuación convertir el almidón del cereal en azúcar fermentable.

El nivel de tostado de la cebada será mayor o menor dependiendo del tipo de cerveza deseada. El proceso posterior consiste en añadirle lúpulo a la mezcla de agua y cebada, para finalmente agregarle levadura para que se produzca la fermentación.

Las primeras evidencias históricas que existen sobre el consumo de cerveza la encontramos en códigos babilónicos escritos hace más de 3000 años. También se consumía habitualmente en el antiguo Egipto, pero no fue hasta su expansión europea a través de Oriente Próximo cuando se elaboró por primera vez una bebida parecida a la cerveza moderna.

El punto de inflexión lo encontramos cuando ese brebaje llega hasta a la actual Alemania, hace aproximadamente 1000 años, donde se le añadió flores de lúpulo a la bebida que se consumía hasta entonces, que era parecida al vino de malta.

Ingredientes y nutrientes

Los principales ingredientes de la cerveza son la malta de cebada, el agua, el lúpulo y la levadura. Un porcentaje mayoritario de cerveza se compone de agua que, como hemos indicado, mezclada con la malta produce el mosto. Esta bebida combinada con lúpulo y levadura es lo que será conocido finalmente como cerveza.

Todos los ingredientes utilizados para fabricar cerveza son de origen natural, lo que la convierte en una bebida saludable si es consumida con moderación. Algunas de las propiedades de esta bebida son una gran cantidad de sales minerales como el magnesio, selenio, potasio y todas las vitaminas del grupo B.

¿Cuántas calorías tiene la cerveza?

Existe la opinión generalizada de que la cerveza engorda y es la causante del aumento de grasa abdominal conocido como “barriga cervecera” en hombres. Hay gran cantidad de investigaciones científicas que desmienten este mito y el hecho de que beber cerveza esté relacionado con engordar.

Analizando el aporte calórico de la cerveza, nos podemos dar cuenta que el mito de que la cerveza es una bebida que engorda es injustificado, ya que una caña de 200 mililitros de cerveza contiene tan solo 90 kilocalorías, siendo el aporte calórico mucho más bajo si la cerveza es sin alcohol.

La explicación que se suela dar al mito de que la cerveza engorda es adjudicar a la cerveza un posible alto nivel de calorías cuando normalmente estas calorías suelen venir de la comida con que se acompaña la cerveza o bien de tener malos hábitos alimenticios en general.

Beneficios y perjuicios de beber cerveza

La cerveza ha formado parte de los hábitos alimenticios de la civilización humana desde sus inicios. Son conocidos desde hace milenios su agradable aroma y sabor.

También se habla desde hace siglos de sus propiedades embriagantes y sus beneficios para el organismo, así como de los riesgos asociados a su consumo excesivo.

Beneficios

Existen estudios que dan pruebas a favor de los beneficios de la cerveza para prevenir enfermedades cardiovasculares. Estos indican que en personas cuyo consumo sea moderado pero recurrente la cerveza puede prevenir la aparición de aterosclerosis, reducir el riesgo de hipercolesterolemia (colesterol alto) y la probabilidad de padecer cualquier otro tipo de enfermedad cardiovascular.

Otros beneficios que han sido atribuidos a la cerveza por distintos estudios incluyen los siguientes: la capacidad de reducir el riesgo de padecer cálculos renales hasta un 40% y mantener los riñones sanos; su valor nutritivo, ya que contiene vitaminas del grupo B, sales minerales y un pequeño aporte de carbohidratos; sus beneficios para mejorar la digestión; la mejora del sistema inmunológico, sobre todo en mujeres; mantener los huesos fuertes y sanos, mejora de la memoria y prevención de enfermedades como el Alzheimer gracias a sus niveles de silicio y finalmente prevención de las enfermedades en general y del envejecimiento gracias a su efecto antioxidante.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta dos aspectos: muchos estudios científicos que “demuestran” los beneficios de las bebidas alcohólicas están financiados de algún modo por empresas que se lucran con su venta y, por otra parte, incluso si tales efectos positivos son ciertos, la cerveza sólo sería beneficiosa en cantidades muy limitadas.

Perjuicios

Los perjuicios de beber cerveza en exceso son los mismos que en cualquier sustancia que pueda alterar el sistema nervioso. El consumo continuado de esta bebida puede acabar desarrollando una adicción al alcohol.

El alcoholismo conlleva distintos riesgos graves para el organismo. Los más frecuentes son el daño en el hígado, el aumento del riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, alteraciones psicológicas como la depresión, accidentes automovilísticos y cáncer y un síndrome de abstinencia que sucede cuando el adicto deja de consumir alcohol, que puede llegar a causar la muerte.

Referencias bibliográficas:

  • Anderson, R. (2005). The Transformation of Brewing: An Overview of Three Centuries of Science and Practice. Brewery History, 121: 5–24.

  • Arnold, J. P. (2005). Origin and History of Beer and Brewing: From Prehistoric Times to the Beginning of Brewing Science and Technology. Cleveland, Ohio: Reprint Edition by BeerBooks.

  • Young, T.W. (2016). Beer.  Extraído de www.britannica.com

Comentarios