Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Cerveza Guinness: características, composición y beneficios

La marca irlandesa Guinness es uno de los tipos de cerveza negra más populares en todo el mundo.

 

Guinness es una de las cervezas negras más populares del mundo. Ha logrado convertirse a lo largo de los años en un rasgo distintivo de Irlanda y vencer a la mayoría de marcas competidoras.

Se trata de un tipo de cerveza negra de origen irlandés famosa por su característico sabor tostado y su textura especial. En este artículo detallaremos las características de la cerveza Guinness, su composición y sus beneficios.

Guinness: características de esta cerveza

La Guinness es una cerveza tipo dry stout conocida mundialmente por su inconfundible sabor tostado, derivado del uso clásico de una cebada no fermentada, su suavidad, su espuma consistente y de textura cremosa, y color negro de tono parecido al del caramelo.

La Guinness es una cerveza con características similares a la cerveza negra clásica pero con algunos rasgos que la distinguen del resto. Esta cerveza presenta un inconfundible sabor tostado amargo mezclado con la textura cremosa de la espuma.

Existen una serie de recomendaciones a la hora de servir la cerveza Guinness. Algunas de ellas son servir la cerveza fría y una vez servida en el vaso dejarla reposar entre un minuto y 90 segundos.

La Guinness de barril debe servirse a una temperatura de 6 grados centígrados, si bien otras variedades deben servirse a distinta temperatura, como por ejemplo la Guinness extra fría, que requiere ser servida a 3,5 grados.

Los expertos recomiendan servir la cerveza Guinness en lo que llaman un vaso de pinta con ligera forma de tulipán. El escanciado se realiza inclinando el vaso 45 grados y llenándolo tres cuartas partes aproximadamente; después el vaso se coloca recto hasta llenar todo el recipiente, favoreciendo que la espuma suba hasta rebasar.

Tipos (o variedades) y modo de producción

La Guinness es la cerveza más consumida en Irlanda y una de las más comercializadas alrededor del mundo desde hace varios años. Se produce en 50 países y se vende en más de 120, lo que la convierte en una de las cervezas más vendidas del mundo.

En la actualidad, la Guinness stout se comercializa por todo el mundo en un gran número de variedades. A continuación hablaremos de algunas de las variedades más significativas.

1. Guinness de barril

Es la clásica cerveza Guinness tostada, que se comercializa en barril, en lata o botella. Una particularidad de las cervezas vendidas en lata es el elemento que llevan dentro y suena cuando agitas la lata.

Este componente suele ser una bola de plástico de no más de 3 centímetros de diámetro o bien otro tipo de elemento plástico que se encuentra en suspensión dentro del líquido.

Este artilugio es necesario para que la cerveza no pierda sus propiedades originales de elaboración, como por ejemplo su sabor, su textura y principalmente su presión.

2. Guinness original/extra stout

Se trata de la misma cerveza original con algo más de fuerza. Mientras la clásica Guinness presenta una graduación de no más de 4,3 grados, esta puede llegar a los 5 grados.

3. Extra cold draught

Esta variante de la Guinness también se comercializa en barril pero se sirve a una temperatura menor que la original, lo que le confiere ligereza y frescor.

4. Guinness foreign extra stout

Se comercializa y produce en una gran cantidad de países alrededor del mundo, con ingredientes autóctonos de cada país y el propio procesado de cada zona que se añade a la fórmula original irlandesa.

Composición y propiedades

La cerveza Guinness stout se elabora con agua, cebada, extractos de malta tostada y levadura de lúpulo. Tan sólo se tuesta una porción de la cebada para dotar al producto final de su fuerte e inconfundible sabor y su color oscuro característico. Uno de los elementos más característicos de esta cerveza es la espuma, para lograr su textura y sabor se utiliza nitrógeno en su elaboración.

Durante su proceso la cerveza es pasteurizada y filtrada, y pese a la opinión generalizada de ser una cerveza que engorda por su sabor lácteo o que recuerda al café, tan sólo tiene 198 kilocalorías por pinta.

Para lograr el sabor lácteo o parecido al café durante años se mezclaba cerveza fresca con cerveza algo envejecida, procedimiento del que no se tiene constancia de si se realiza actualmente. Con el objetivo de lograr esa textura cremosa de la espuma se mezcla la cerveza durante su elaboración con nitrógeno y dióxido de carbono.

La cerveza Guinness ha utilizado desde sus inicios un elemento llamado “cola de pescado” en su elaboración; este ingrediente consiste en utilizar vejiga de pescado para filtrar la cerveza. En 2015, 256 años desde el inicio de su fabricación ya no se emplea ese producto para poder ampliar la comercialización de la cerveza al público vegano.

Posibles beneficios para la salud

Aunque consumir alcohol de manera habitual no esté recomendado para la salud por los riesgos que puede acarrear, existen ciertos componentes en la cerveza que pueden aportar beneficios para el organismo.

La cerveza Guinness contiene antioxidantes que en algunos casos pueden ayudar a reducir el colesterol además de tener ligeras dosis de hierro. De acuerdo con algunos estudios, la cerveza negra y en especial la Guinness puede ayudar al mantenimiento de unos huesos fuertes, prevenir la aparición de enfermedades cognitivas relacionadas con la memoria e incluso contribuir a la pérdida de peso.

Conviene aclarar que estas propiedades se sitúan dentro de un consumo moderado, esporádico, responsable y acompañado de otros hábitos de vida saludables.

Referencias bibliográficas:

Comentarios