Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Chirimoya: propiedades, beneficios y cómo incluirla en la dieta

Descubrimos cómo tomar chirimoya y cuáles son los beneficios que proporciona a nuestra salud.
La chirimoya es una fruta tropical con múltiples propiedades y beneficios. 
 

La chirimoya es una fruta que posee múltiples propiedades. El árbol de la chirimoya crece en climas tropicales y cada vez son más los consumidores de esta fruta por su larga lista de beneficios sobre la salud.

A continuación os explicamos qué es la chirimoya, cómo podemos tomarla y conservarla y todas sus propiedades.

¿Qué es la chirimoya?

La chirimoya es una fruta tropical originaria del sur de Ecuador y del norte de Perú. Los árboles no sobreviven en temperaturas extremas, no crecen ni en tierras bajas tropicales ni en altitudes muy altas. Las hojas y los frutos de este árbol sufren cuando están expuestos a climas de más de 32ºC grados o por debajo de -1ºC durante mucho tiempo.

Esta fruta es de sabor muy dulce y agradable y contiene una impresionante lista de nutrientes esenciales, vitaminas, antioxidantes y minerales. Los beneficios atribuidos a esta fruta son múltiples y sus aplicaciones son extensas.

Podemos tomar la chirimoya de diferentes maneras. Se puede cortar en cubos, hacer puré y usar como mousse o como relleno de pastel. Algunas personas agregan unas gotas de jugo de limón o lima y lo diluyen con agua helada para obtener una bebida refrescante.

La fruta tiene calorías equivalentes a las de los mangos. 100 g de pulpa de chirimoya proporciona alrededor de 75 Kcal. Además, no contiene grasas saturadas ni colesterol.

¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios

La chirimoya es una excelente fuente de vitamina C que proporciona alrededor del 20% del valor total diario recomendado. Además, es una muy buena fuente de carbohidratos, potasio, fibra, varias vitaminas y minerales esenciales. Es libre de colesterol y grasas saturadas y baja en sodio.

A continuación os detallamos los diversos beneficios y propiedades para la salud:

1. Aumenta la inmunidad

La chirimoya es rica en vitamina C, que desempeña un papel importante en la mejora de la función del sistema inmunológico. Esta vitamina es un importante antioxidante natural que ayuda al organismo a desarrollar resistencia contra agentes externos infecciosos y elimina los radicales libres dañinos del cuerpo.

Por lo tanto, puede proporcionar inmunidad contra enfermedades comunes como el resfriado y la gripe y previene infecciones.

2. Propiedades antiinflamatorias

Por su elevado contenido en vitamina C, también funciona como antioxidante que ayuda a proteger el cuerpo del daño causado por los radicales libres inflamatorios.

La chirimoya tiene propiedades antioxidantes y refuerza el sistema inmunológico. 

3. Beneficios cardiovasculares

La chirimoya presenta una proporción bien equilibrada de sodio y potasio. Esto ayuda a regular los niveles de presión arterial y la frecuencia cardíaca. Además, el consumo de esta fruta ha demostrado reducir el colesterol malo y aumentar el nivel de colesterol bueno en la sangre. Por lo tanto, mejora el flujo de sangre hacia el corazón, brindando protección contra ataques cardíacos, derrames cerebrales e hipertensión.

4. Estudios sobre el cáncer

Existen estudios que intentan descubrir cómo el rico contenido de antioxidantes que presenta la chirimoya puede proporcionar beneficios contra el cáncer. Las células cancerígenas se forman debido a los radicales libres producidos por el estrés oxidativo. Estos antioxidantes neutralizan el efecto de los radicales libres.

Además, contiene cantidades significativas de fibra, previniendo así la absorción de colesterol en el intestino y evitando de esta manera que la membrana mucosa del colon se exponga a sustancias tóxicas, lo que reduce el riesgo de cáncer de colon e hígado. También proporciona protección contra el cáncer de mama.

5. Salud del cerebro

La chirimoya es una buena fuente de vitaminas B, especialmente la vitamina B6 que controla los niveles de neuroquímicos GABA en nuestro cerebro. Los niveles adecuados de GABA calman la irritabilidad, la depresión y los dolores de cabeza.

La vitamina B6 también protege contra la enfermedad de Parkinson y alivia el estrés y la tensión. El consumo de 100 gramos de esta fruta tropical nos aporta alrededor de un 20% de los niveles diarios recomendados de vitamina B6.

6. Protección contra la osteoporosis

La fruta de chirimoya contiene calcio, que es vital para la salud ósea. De esta manera, ayuda a prevenir la osteoporosis y los problemas y síntomas derivados de esta.

7. Gran fuente de minerales

Otra de las propiedades de chirimoya es su abundante cantidad de potasio, necesario para un latido cardíaco y una presión arterial normales, así como también protege de la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares.

También ayuda a nuestro metabolismo y al movimiento intestinal al proporcionar suficiente fibra. Además de potasio, esta fruta tropical también contiene otros minerales como magnesio, sodio, zinc y manganeso.

8. Propiedades medicinales

Siendo rica en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes, esta fruta puede ayudar a curar enfermedades como descalcificaciones, diabetes, problemas estomacales, estreñimiento, problemas de tránsito intestinal, anemia, hipertensión y otros problemas relacionados.

9. Mejora la salud de la piel

La vitamina C es vital para mantener una piel sana y brillante. Al ser un antioxidante natural, esta vitamina ayuda a curar heridas y a producir colágeno, que es necesario para la formación de la piel.

Los signos del envejecimiento, como las líneas finas y las arrugas, así como la pigmentación, son el resultado del daño causado a la piel por la acción de los radicales libres. La vitamina C en la chirimoya puede combatir los radicales libres del cuerpo, proporcionando así una piel sana y perfecta.

10. Promueve el cabello saludable:

Al igual que la piel, la vitamina C también es vital para la salud del cabello y previene el daño de los radicales externo que también afectan al cabello. Además, la fruta de chirimoya verde se puede secar y pulverizar. Esto se puede aplicar en el cabello para eliminar los piojos.

Aunque sea un fruta poco conocida, podemos encontrar chirimoyas en cualquier supermercado. 

 

¿Cuándo es su temporada y cómo conservarla?

En su hábitat natural, la temporada de chirimoya empieza en noviembre y termina en mayo. Por lo general, la fruta se escoge a mano y se corta del árbol al alcanzar la madurez.

En los mercados, podemos adquirirlas frescas, firmes, de tamaño mediano y uniformes de color amarillo-verdoso. Tenemos que evitar comprar chirimoyas que presenten la piel rota, manchas superficiales y que se encuentren bastante maduras, ya que nos será difícil conservarlas.

Una vez la hayamos comprado, si está verde tenemos que dejarla en una cesta a temperatura ambiente hasta que esté madura. esta fruta tiene una vida útil muy corta. Una vez madurada, se deteriora rápidamente a temperatura ambiente.

Al igual que pasa con los plátanos, la chirimoya tampoco se puede almacenar en el frigorífico durante un período prolongado, ya que sufren lesiones por frío. Sin embargo, si la guardamos en forma de zumo o en puré, la fruta puede conservarse en el congelador durante varias semanas.

¿Cómo prepararla y cocinarla?

Para preparar la chirimoya tenemos que lavarla con agua corriente fría. Después la tenemos que secar suavemente con papel de cocina. Cortamos la fruta a lo largo y la comemos a cucharadas. Tenemos que desechar las semillas y la cáscara.

También podemos hacer puré con la pulpa y mezclarla con otras frutas en ensaladas. Sirve también como aderezos de helado. El zumo de chirimoya es una bebida refrescante y la podemos  mezclar con miel, azúcar, leche y hielo y servirla fría como sorbete o con otros cócteles de frutas y batidos.

Referencias bibliográficas:

  • González Vega, M. E. (2013). Chirimoya (Annona cherimola Miller), frutal tropical y sub-tropical de valores promisorios. Cultivos Tropicales, 34(3), 52-63.

 

  

 

 

Comentarios