Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Clorofila: qué es, para qué sirve y posibles beneficios

La clorofila da a las plantas su color verde, pero también tiene beneficios para el cuerpo humano.

 

La clorofila, además de participar en el proceso de fotosíntesis de las plantas, es conocida por su gran variedad de beneficios potenciales para la salud. La integración de mayores cantidades de clorofila en la dieta está asociada a una toda serie de beneficios.

Sin embargo, muchas de las evidencias que demuestran estas posibles ventajas para la salud son insuficientes y necesitan de más investigación. Aún así, a lo largo de este artículo descubriremos qué es la clorofila, para qué sirve y sus posibles beneficios para la salud.

¿Qué es la clorofila?

La clorofila es un pigmento que se distingue por aportar a las plantas su característico color verde. Este pigmento ejerce un papel esencial en la fotosíntesis, ya que permite a las plantas absorber la energía de la luz y obtener una gran parte de sus nutrientes.

Existen dos tipos de clorofilas en las plantas: la clorofila a y la b. Ambas absorben la luz con mayor intensidad en la porción roja y azul del espectro electromagnético y, por el contrario, son malos absorbentes en la porción verde, la cual reflejan, produciendo los tonos verdosos de los tejidos que contienen clorofila.

Aunque a primera vista pueda parecer que la clorofila solamente ejerce sus funciones en el mundo vegetal, esta contiene vitaminas, antioxidantes y nutrientes que pueden beneficiar a la salud de nuestro organismo.

Una de las principales formas de aportar clorofila al organismo es integrar en nuestra dieta diaria el consumo de vegetales verdes, como las espinacas. Además, existen otras formas muy prácticas de aumentar la cantidad de clorofila de nuestro cuerpo, como por ejemplo mediante suplementos nutricionales de clorofila.

Estos suplementos están disponibles en forma de gotas, píldoras o cápsulas. La gran mayoría de estos suplementos nutricionales contienen clorofilina, un derivado de la clorofila natural soluble en agua y que nuestro cuerpo absorbe mejor que otras formas de clorofila.

¿Para qué sirve? Posibles beneficios

A lo largo de cientos de años, el ser humano ha usado la clorofila como remedio natural o suplemento para la salud. Asimismo, existe una gran variedad de estudios científicos que sugieren que esta sustancia puede resultar efectiva en el tratamiento de afecciones de la piel, olores corporales o como potenciador de la pérdida de peso, entre muchos otros.

No obstante los resultados de los estudios son muy variados, lo que significa que hay que ser muy precavido a la hora de depositar toda nuestra confianza en las posibles propiedades de la clorofila.

Este pigmento es generalmente seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, la clorofila puede interferir con la efectividad de fármacos o ser perjudicial si se sufren ciertas enfermedades, por lo que es recomendable consultar con su médico antes de consumirla.

1. Propiedades desodorantes

Durante muchos años, los investigadores han estudiado las posibles propiedades desodorantes de la clorofila. Aunque los estudios muestran resultados contradictorios, muchos de ellos sugieren que la clorofila es capaz de mejorar el olor corporal.

En la actualidad podemos encontrar en el mercado muchos desodorantes y enjuagues bucales contienen clorofila y un gran número de personas toman pastillas o cápsulas con este compuesto para ayudar a reducir los olores corporales.

2. Remedio antiedad

Según los estudios, la clorofila puede funcionar como un remedio antienvejecimiento cuando es aplicada de manera tópica.

La aplicación de geles con clorofilina podría reducir los signos del fotoenvejecimiento, es decir, del envejecimiento de la piel que resulta de la exposición al sol.

3. Tratamiento para el acné

Asimismo, la clorofila tópica también puede ser un potencial tratamiento para el acné facial y los poros visibles.

Esto es debido a que la clorofila reduce la inflamación y el crecimiento bacteriano, dos de los principales síntomas del acné leve y moderado.

4. Favorece la curación y cicatrización de heridas

Estas mismas propiedades antiinflamatorias y antibacterianas podrían ayudar a curar heridas superficiales y prevenir infecciones.

Existen ungüentos, cremas y pomadas que contienen clorofila y han demostrado ser muy eficaces a la hora de reducir el dolor de las heridas y disminuir el tiempo de cicatrización.

5. Mejora la calidad de la sangre

La clorofila es químicamente similar a la hemoglobina, una proteína esencial que se encuentra en los glóbulos rojos y que transporta el oxígeno a lo largo y ancho de todo nuestro organismo.

Algunas investigaciones sugieren que la clorofila líquida mejora la calidad de los glóbulos rojos, mejorando como consecuencia la calidad de la sangre.

Aunque todavía no se ha demostrado con seguridad, este beneficio podría resultar útil en el tratamiento de los trastornos por deficiencia de hemoglobina como la anemia y la talasemia.

6. Apoyo en la pérdida de peso

Una de las propiedades más populares de la clorofila, sobre todo la clorofila líquida, es que esta puede ayudar a adelgazar o potenciar la pérdida de peso.

Aunque no se conocen con exactitud los mecanismos que hacen esto posible, un estudio observó que las personas que tomaban suplementos de clorofila a diario experimentaron una mayor pérdida de peso que los miembros del grupo control.

¿Cómo incluirla en nuestra dieta?

Una forma sencilla, natural y saludable de incluir más cantidades de este elemento en nuestra dieta es incluir en la dieta muchas frutas y verduras ricas en clorofila.

Entre los alimentos que contienen clorofila de manera natural se encuentran la hierba de trigo, las espinacas, la col rizada, las hojas de mostaza, la espirulina, el perejil, el brócoli, los espárragos, la col verde, el té matcha, las judías verdes o los guisantes, entre muchos otros.

Por otra parte, existen suplementos de clorofila los cuales varían ampliamente en cuanto a formulación y concentración de clorofila. Algunos de estos suplementos se aplican en formato líquido para agregarlos al agua y bebidas, mientras que otros se comercializan en forma de cápsulas.

Por lo general los suplementos de clorofila suelen ser seguros y no parecen acarrear efectos secundarios graves. Sin embargo las personas enfermas, en tratamiento farmacológico o embarazadas, deben consultar con su médico antes de tomar suplementos de clorofila.

Referencias bibliográficas:

  • Bowers, W. F. (1947). Chlorophyll in wound healing and suppurative disease. The American Journal of Surgery, 73(1), 37–50.

  • Chauhan, M. (2014). A pilot study on wheat grass juice for its phytochemical, nutritional and therapeutic potential on chronic diseases. International Journal of Chemical Studies, 2(4), 27–34.

  • Inanç, A. L. (2011). Chlorophyll: Structural properties, health benefits and its occurrence in virgin olive oils. Academic Food Journal, 9(2), 26-32.

  • Woodward, R. B., Ayer, W. A., Beaton, J. M., Bickelhaupt, F., Bonnett, R., Buchschacher, P., Closs, G. L., Dutler, H. & Hannah, J. (1960). The total synthesis of chlorophyll. Journal of the American Chemical Society, 82(14): 3800–3802.

Comentarios