Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Coco: propiedades y beneficios de esta fruta tropical

Conocemos todas las propiedades que el coco y su agua que aportan a nuestro organismo.
El coco es una fruta tropical rica en nutrientes esenciales.

 

En los últimos años, el coco se ha popularizado, tanto por la fruta como por sus productos derivados. Este alimento es sabroso, refrescante y, además, se le atribuyen una serie de propiedades y beneficios para nuestro organismo.

Contiene muchos nutrientes importantes, así que incluirlo en nuestra dieta nos puede complementar la cantidad de minerales que tenemos que consumir al día.

Su versatilidad es amplia y, a parte de consumirlo como fruta, también lo podemos adquirir en forma de aceite, agua, leche, manteca y harina.

En este artículo os contaremos qué es el coco y de donde se obtiene, sus propiedades y cómo abrir un coco de manera muy fácil.

¿Qué es el coco?

El coco es una fruta tropical que se obtiene del cocotero, la palmera que más se cultiva en todo el mundo. Aunque su origen se establece en Asia del sur, hoy en día las palmas se cultivan además en Brasil, México y Oceanía.

Esta fruta es dura y verde por fuera. Después de esta capa encontramos la cáscara marrón y peluda que todos identificamos de esta fruta. Cuando lo abrimos, aparece el exterior de la semilla, también de color marrón, y si la abrimos llegamos a la capa blanca de carne, la semilla, y al agua.

Pero el coco no solo lo consumimos como fruta fresca, si no que también cocinamos con aceite de coco, rallamos para añadir a dulces y a la harina de avena, mezclamos láminas congeladas para batidos, bebemos agua de coco para hidratarnos e incluso untamos el aceite en el cabello y la piel.

¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios

El coco es una fruta rica en nutrientes y minerales, la gran mayoría de ellos concentrados en la pulpa. Además, estudios realizados han demostrado que el consumo de esta fruta puede ser beneficio para nuestro organismo por sus valores nutricionales. A continuación os detallamos algunos de ellos y las propiedades que nos aportan:

1. Fibra

La pulpa del coco es una gran fuente de fibra dietética, que nos ayuda a mantener el metabolismo saludable. Una ración de 100 gramos de carne de coco contiene 10 gramos de fibra, más que el trigo. Esto nos puede ayudar también con problemas digestivos y mejorar la regularidad de los movimientos intestinales. Sin embargo, aún se tienen que realizar más estudios que respalden esta teoría.

Cuando los cocos son recogidos del cocotero tienen una capa dura y verde.

2. Potasio

Según estudios realizados, la mayoría de tipos de cocos contienen niveles muy elevados de potasio. Este es un mineral muy importante para nuestra salud, ya que reduce la presión arterial alta y también ayuda a equilibrar el agua y a regular el sodio en nuestro cuerpo.

Esta es una de las razones por las que el potasio se considera especialmente importante antes o después de realizar ejercicio. Una porción de 100 gramos contiene 285 mg de potasio, una importante fuente de este mineral para nuestro cuerpo.

3. Proteína

Otra de las propiedades del coco es que es una interesante fuente de proteínas. Si bien no suministra proteínas completas, aporta una gran cantidad de 17 de los 20 aminoácidos esenciales que necesitamos para que nuestro organismo funcione correctamente.

Es una fuente particularmente buena de treonina, lo que lo convierte en la segunda plantas con el nivel más alto de esta sustancia en el mundo. La treonina influye en la formación de colágeno en el cuerpo, ayudando a construir tejido conjuntivo y articulaciones. También proporciona apoyo hepático y cardiovascular, esmalte dental fuerte y curación de la piel.

4. Hierro

Nadie asocia el coco como una importante fuente de hierro, pero 100 gramos de pulpa contiene el 11% del consumo diario de hierro recomendado. Este ayuda a oxigenar la sangre y a transportar oxígeno al resto del cuerpo, aumentando los niveles de energía y ayudando a desarrollar los músculos.

5. Folato

Una porción de 100 gramos de coco contiene el 20%, casi una cuarta parte, de la ingesta diaria recomendada de folato. Esta vitamina B9 es necesaria para el correcto funcionamiento de los glóbulos rojos, el desarrollo mental y el metabolismo. También lo podemos encontrar en otros alimentos como en los plátanos, los espárragos y las espinacas.

6. Puede tener beneficios contra la diabetes

Las investigaciones han demostrado que el agua de coco puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre en las pruebas realizadas en animales diabéticos. Además, también se demostró que presentaban niveles más bajos de hemoglobina A1c, lo que indica un buen control a largo plazo del azúcar en la sangre.

Aunque se necesitan estudios controlados para confirmar estos efectos en humanos, con sus 3 gramos de fibra y un contenido de carbohidratos digestibles de solo 6 gramos por 250 ml, el agua de coco puede adaptarse fácilmente a una dieta para personas con diabetes.

7. Puede tener propiedades antioxidantes

La investigación realizada en animales expuestos a toxinas ha demostrado que el agua de coco contiene antioxidantes que modifican los radicales libres para que no causen daños.

Un estudio encontró que los animales con daño hepático mostraron una mejora significativa en el estrés oxidativo cuando se trataron con agua de coco en comparación con los que no recibieron tratamiento.

Hasta ahora, ningún estudio ha investigado esta actividad antioxidante en humanos, así que solo nos podemos basar en los estudios realizados en animales de laboratorio.

8. Beneficioso después del ejercicio prolongado

El agua de coco puede ser la bebida perfecta para restaurar la hidratación y reponer los electrolitos perdidos durante el ejercicio. Estos son minerales que desempeñan varias funciones importantes en nuestro cuerpo, incluido el mantenimiento del equilibrio adecuado de líquidos.

Dos estudios realizados en deportistas, encontraron que el agua de coco restauró la hidratación después del ejercicio mejor que el agua e igual que las bebidas deportivas con alto contenido de electrolitos. Además, produjo menos náuseas y dolor estomacal que el resto de bebidas.

Podemos comer la pulpa y el agua del coco o consumirlo en forma de aceite, manteca o leche.

¿Cómo abrir un coco?

Contrariamente a lo que muchas personas creen, abrir un coco es una tarea bastante fácil y no es preciso disponer de herramientas sofisticadas. Para ello simplemente necesitaremos un sacacorchos, un martillo y un cuchillo de untar.

Primero de todo, tenemos que buscar los 3 “ojos” oscuros en la parte superior del fruto. Una vez localizados, colocamos el sacacorchos en el ojo más grande y sacamos un tapón de carne (como si fuera un corcho de vino).

Seguidamente, podemos insertar una pajita para beber el agua o colocar el coco boca abajo sobre un vaso para sacar todo el agua.

Una vez lo hemos vaciado de agua, lo sostenemos en la mano (con los ojos en un lado y nuestra mano en la parte inferior). Golpeamos con fuerza en el centro con el martillo unas cuantas veces. Después lo giramos ligeramente y seguimos golpeamos con fuerza unas cuantas veces más.

Después de realizar unos 8 o 10 golpes secos, el coco comenzará a dividirse en el centro y podremos romperlo en dos mitades con las manos sin ejercer mucho esfuerzo.

Para quitar la carne, golpeamos cada mitad con el martillo para dividirlo en cuartos. Con suavidad pero con firmeza, insertamos el cuchillo de untar entre la cáscara y la carne para sacar la pulpa.

Si queremos, podemos retirar la capa delgada de la cáscara marrón con un rallador o bien consumir la pulpa directamente con la capa marrón.

Referencias bibliográficas:

  • Agyemang-Yeboah, F. (2011). Health benefits of coconut (Cocos nucifera Linn.) seeds and coconut consumption. In Nuts and Seeds in Health and Disease Prevention (pp. 361-367). Academic Press.

  • Amarasiri, W. A., & Dissanayake, A. S. (2006). Coconut fats. The Ceylon medical journal, 51(2), 47-51.

  • Prado, F. C., Lindner, J. D. D., Inaba, J., Thomaz-Soccol, V., Brar, S. K., & Soccol, C. R. (2015). Development and evaluation of a fermented coconut water beverage with potential health benefits. Journal of functional foods, 12, 489-497.
Comentarios