Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Comida típica de España: 10 platos de la cocina española

La paella, la tortilla de patatas y el pan con tomate son algunos de los platos típicos de España.

 

 

La comida típica de España incluye la paella, la tortilla de patatas y el gazpacho, entre otros platos muy populares. A continuación haremos un repaso de 10 de los platos más populares en todo el mundo de entre los que provienen de regiones como Madrid, Cataluña, Andalucía y Galicia.

Comida típica de España: 10 platos de la cocina española

En este listado hemos incluido tanto recetas que se preparan con productos de origen animal como otras que pueden contener únicamente vegetales, aunque por supuesto también es posible acompañarlos de carne si se desea.

Un buen ejemplo es la paella, que puede cocinarse sólo con verduras aunque las variantes más famosas contengan mariscos, conejo u otros tipos de alimentos de origen animal.

1. Paella

La paella es la comida típica de España por excelencia. Aunque las más populares son la valenciana (con sofrito de verduras y conejo) y la que contiene mariscos como las gambas, los langostinos, los mejillones, las almejas o los cangrejos, también son muy populares y recomendables la paella de verduras, la vegetal, la de carne, la mixta o el arroz negro.

2. Tortilla de patatas (o papas)

La tortilla de patatas, que en Latinoamérica es llamada con frecuencia “tortilla de papas” o “tortilla española”, es extremadamente popular tanto en España como en América Latina y otros lugares del mundo; de hecho, la patata es un alimento originario de Sudamérica que se expandió a la Península Ibérica tras la conquista del continente.

3. Gazpacho y salmorejo

El gazpacho andaluz, que contiene tomate, vinagre, aceite de oliva y otros productos de origen vegetal, es la variedad más conocida de este plato veraniego. Sin embargo, hay muchos tipos de gazpacho -por ejemplo el manchego, que se sirve caliente y con carne.

Por su parte, el salmorejo es una variante espesa del gazpacho a la que no se añade agua, aunque sí se suele servir con huevo duro y con virutas de jamón serrano. Combinarlo con tortilla de patatas puede ser una opción muy interesante, especialmente para personas vegetarianas.

4. Jamón serrano

El jamón serrano, que se caracteriza por estar preparado a la salazón y secado al aire, es un producto de lujo alrededor del mundo, si bien en España es fácil adquirir variedades muy baratas y de calidad cuestionable.

El jamón de cerdos de la raza ibérica es llamado “jamón ibérico”, y cuando han sido nutridos con bellotas (el fruto de la encina) se le denomina “jamón de bellota”. Estos dos tipos de jamón serrano son considerados de alta gama.

5. Pan con tomate (pa amb tomàquet)

El pan con tomate es una comida típica de Barcelona y del resto de Cataluña que resulta fácil de preparar en cualquier lugar, aunque el “pa de pagès” (“pan de pueblo”) es difícil de conseguir fuera de este país.

Para hacer pan con tomate sólo se necesitan pan, tomate maduro, sal y aceite -preferiblemente de oliva-, y es costumbre acompañarlo con jamón serrano o con otros platos típicos catalanes como la butifarra y la escalibada, similar al pisto, plato que describiremos más adelante.

6. Pulpo a la gallega (polbo á feira)

El pulpo a la gallega se prepara cociendo uno de estos animales (lo cual tradicionalmente se lleva a cabo en una olla de cobre) y sirviéndolo con pimentón espolvoreado, así como otros ingredientes opcionales y que dependen de la zona como el ajo, el aceite de oliva y los cachelos (patatas cocidas cortadas por la mitad y con piel).

7. Cocido madrileño

El cocido madrileño es un caldo con garbanzos y distintos tipos de vegetal y carne -particularmente tocino y otras piezas provenientes del cerdo. Las patatas, el chorizo, la morcilla, las manos de cerdo, el jamón, las carnes de ave, los fideos, el repollo, la cebolleta y la acelga son otros ingredientes más o menos habituales del cocido madrileño.

8. Ensaimada de Mallorca

La ensaimada es un postre azucarado típico de las Islas Baleares. Se prepara con harina, huevos, agua, manteca de cerdo, masa madre y azúcar, y en ocasiones está rellena o acompañada de nata, chocolate, crema e incluso sobrasada, un embutido también tradicional de estas islas.

9. Calçots con salsa romesco

“Calçot” es el término con el que se conoce en Cataluña a una variedad de cebolla tierna con forma fina y alargada. Se cocinan sobre la llama viva y se comen directamente tras quitarles la capa exterior, generalmente acompañados de salsa romesco, que lleva tomate, ajo, pan, pimientos, frutos secos, aceite y otros aliños y es típica de la provincia de Tarragona.

10. Pisto de verduras

El pisto es un plato muy fácil de preparar e ideal para las personas que siguen una dieta vegana o vegetariana puesto que consiste en un sofrito de vegetales como el tomate, el pimiento rojo y el verde, el calabacín y la cebolla, si bien los ingredientes pueden variar en función de la región y de las preferencias personales.

Añadir pollo al pisto es una buena opción para quienes comen carne puesto que permite aportar al plato cantidades significativas de proteínas, que suelen estar ausentes en los productos de origen vegetal (con excepciones como las legumbres y los frutos secos, que son alimentos ricos en proteínas).

Comentarios
Gladys Elizabeth
Por favor si podrían dar,la receta de la Paella.