Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Dietas detox: ¿qué tipos hay y cuál es su eficacia?

Se dice que los zumos y batidos detox son útiles para adelgazar y mejorar la salud. ¿Es esto cierto?

¿Qué es la dieta detox?

Definida de modo general, la detoxificación consiste en la eliminación de sustancias tóxicas que se encuentran en el organismo. Puede llevarse a cabo a través de procesos fisiológicos, gracias a órganos como el hígado o los riñones, o medicinales, así como mediante procedimientos basados en la ciencia o en el marco de las terapias alternativas.

En resumen, podemos decir que la detoxificación no es más que la depuración del cuerpo, una práctica que se ha llevado a cabo desde tiempos antiguos. La medicina de muchas culturas incluye la detoxificación mediante procedimientos muy diversos, desde los zumos naturales a la diálisis.

De hecho, hasta hace poco la palabra “detoxificación” se utilizaba sobre todo para los procedimientos médicos tradicionales que se utilizan para eliminar del organismo sustancias como el alcohol, las drogas y los venenos.

Durante las últimas décadas se han popularizado las “dietas detox”, a las que se atribuyen propiedades medicinales de tipo espiritual, psicológico y físico. Consisten en el consumo exclusivo de comidas, zumos y/o batidos vegetales, además de agua, durante un periodo de tiempo que puede ser tan breve como dos días.

En cuanto a los beneficios de las dietas detox para el organismo, con frecuencia se afirma que eliminan toxinas acumuladas, ayudan a perder peso, mejoran la absorción de nutrientes y reactivan el cuerpo. Más adelante hablaremos sobre si esto es cierto o no.

Tipos de detoxificación

En la siguiente lista podréis encontrar los 4 tipos más populares de dieta detox (y detoxificación en general) en función de su objetivo y de su formato, así como algunas recomendaciones dietéticas.

1. Limpieza de hígado

A través del hígado eliminamos los productos de desecho de nuestra sangre. Aunque se comercializan muchos productos detox que supuestamente lo limpian, lo cierto es que algunos de ellos incluso son dañinos para este órgano.

No obstante, una dieta rica en verduras de hoja verde y otros alimentos no procesados y con poca sal puede ser beneficiosa para el hígado -aunque no tanto como evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas.

2. Limpieza de colon

Consumir cantidades razonables de agua y alimentos con mucha fibra soluble, como frutas, cereales integrales, legumbres y verduras, es beneficioso para el tránsito intestinal y reducir los síntomas de estreñimiento.

También existe un procedimiento de detoxificación denominado “hidroterapia de colon”, consistente en bombear agua dentro del colon a través de un tubo que se inserta en el recto con el objetivo de reblandecer la materia fecal acumulada. Esta práctica puede ser perjudicial, ya que hay riesgo de que provoque dolor e hinchazón abdominales, deshidratación e incluso perforación del colon.

3. Zumos detox

La dieta con zumos detox se basa en consumir sólo zumos de frutas y otros vegetales durante un periodo determinado. Entre los zumos detox más populares encontramos el de zanahoria, manzana y apio, el de arándanos y frutos rojos o el de piña, pepino y apio.

4. Batidos y smoothies detox

En su forma original los smoothies son batidos de frutas mezcladas con agua o lácteos. La limpieza en 10 días con smoothies verdes es una de las dietas detox más famosas, un verdadero fenómeno en las redes sociales. Como sucede con los zumos y otros tipos de detoxificación, mantener la dieta de smoothies verdes durante tantos días puede ser perjudicial para el cuerpo.

Eficacia de las dietas detox

Los estudios que han analizado la efectividad de las dietas detox han obtenido resultados poco prometedores. En primer lugar, la hipótesis de que el cuerpo acumula toxinas no parece sostenerse si la persona mantiene hábitos saludables y no padece una enfermedad del hígado, los riñones u otros órganos relevantes para la detoxificación natural.

En cuanto a la utilización de estas dietas para reducir el peso se ha encontrado que, aunque la restricción alimentaria puede provocar una pérdida de peso a corto plazo, en cuanto se retoma la dieta habitual se recupera el peso anterior. La manera saludable de perder peso es hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta equilibrada.

Además, la reducción de peso asociada a las dietas purgantes se debe a que algunas de ellas provocan diarrea; este síntoma, unido al consumo insuficiente de carbohidratos, hace que se pierdan fluidos, es decir, provocan algún grado de deshidratación. En función de las características de la dieta es posible que se produzcan déficits de proteínas, vitaminas o minerales.

No obstante, muchas personas afirman que una breve dieta detox puede ser un buen modo de transicionar hacia un nuevo estilo de vida más saludable, particularmente uno en que se consuman muchos vegetales y se evite la “toxificación” del cuerpo. Asimismo, los posibles beneficios espirituales de este tipo de detoxificación pueden depender de cada persona.

Comentarios