Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Flavonoides: qué son y beneficios de estos fitonutrientes

Los flavonoides son fitonutrientes cuyo consumo sirve para mejorar la circulación y otras funciones.

 

Las frutas y verduras nos aportan prácticamente todos los nutrientes y minerales tan beneficiosos como necesarios para mantener la salud de nuestro organismo en forma y evitar o reducir el riesgo de aparición de todo tipo de afecciones y enfermedades físicas.

Muchos de estos beneficios vienen de la mano de los flavonoides, elementos químicos vegetales sumamente beneficiosos para la salud de las personas. A lo largo de este artículo hablaremos sobre qué son los flavonoides, qué tipos hay y para qué sirven estas sustancias de origen vegetal.

¿Qué son los flavonoides?

Los flavonoides son un conjunto de sustancias químicas vegetales categorizadas como fitonutrientes que podemos hallar en prácticamente todas las frutas y verduras. Además de poseer una gran cantidad de propiedades beneficiosas son, junto con los carotenoides, los que aportan a frutas y vegetales sus intensos colores.

En estudios recientes que buscan descifrar las bondades que algunos alimentos tienen sobre la salud. En el caso de los flavonoides, las investigaciones han conseguido explicar por qué las dietas ricas en frutas y verduras poseen tantos beneficios saludables y estos son, en gran parte, debidos a estos fitonutrientes.

Las cebollas, el té, las fresas, las uvas, las coles, las frutas cítricas y algunas plantas como el perejil son algunos de los comestibles naturales más ricos en flavonoides; de ahí la importancia de incluirlos dentro de una dieta variada y equilibrada.

Tipos de flavonoides

Existen varios grupos importantes de flavonoides, todos ellos de la familia de los fitonutrientes polifenólicos, los cuales se han utilizado durante siglos en las medicinas tradicionales china y ayurvédica.

Todos ellos han sido comúnmente asociados a la protección de la piel, a la preservación de las funciones cerebrales, a la regulación del azúcar en sangre y de la presión arterial y a la actividad antioxidante y antiinflamatoria.

Aunque todos ellos ejercen un efecto beneficioso sobre el organismo, cada tipo de flavonoides se asocia a diferentes efectos, beneficios y alimentos de origen que los distinguen del resto.

1. Flavonas

Asociadas a propiedades antioxidantes, las flavonas se encuentran principalmente en el apio, diversas hierbas y los pimientos picantes.

2. Antocianidinas

Las anocianidas promueven la salud cardíaca y previenen la diabetes. Podemos encontrarlas en las bayas, las granadas, las ciruelas o las uvas rojas y moradas.

3. Flavononas

Las flavononas se encuentran en los cítricos y se les atribuyen propiedades relajantes, antioxidantes y antiinflamatorias.

4. Isoflavonas

Las isoflavonas son el tipo de flavonoides más conocido y se encuentran, sobre todo, en la soja y otras legumbres.

Son consideradas fitoestrógenos, es decir, que actúan como las propias hormonas. Se les otorgan propiedades anticancerígenas y antioxidantes.

5. Flavonoles

Conocidos por sus potentes efectos antihistamínicos y antiinflamatorios, este tipo de flavonoides se encuentra en cebollas, puerros, coles, brócoli o manzanas.

6. Flavanoles

Los tés, las uvas, algunas hierbas o las habas son ricas en estos fitonutrientes conocidos por sus efectos beneficiosos para reducir el colesterol, para la salud cardiovascular y para la salud neurológica.

¿Para qué sirven? 7 usos y beneficios

Tal y como se comenta a lo largo del artículo, los flavonoides en cualquiera de sus distintos tipos se han alzado como grandes aliados de la salud de nuestro organismo. Entre los principales beneficios de los flavonoides se encuentran los siguientes.

1. Prevención de enfermedades cardiovasculares

Gracias su componentes antioxidantes y antiinflamatorios, a los flavonoides se les atribuyen propiedades beneficiosas para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Según los estudios, los flavonoides pueden disminuir el riesgo de aterosclerosis al proteger al colesterol “bueno” del daño de los radicales libres.

Además se ha demostrado que puede mejorar la calidad de las paredes de los vasos sanguíneos y que resultan también eficaces para prevenir la agregación plaquetaria. Esta condición contribuye a la formación de coágulos sanguíneos susceptibles de provocar accidentes cardiovasculares, entre muchos otros problemas.

2. Diabetes mellitus

Estudios recientes hechos en seres humanos encontraron que la administración de suplementos alimenticios ricos en flavonoides en hombres con diabetes mellitus tipo 2 provocaba una mejora considerable en la función cardiovascular durante el tiempo posterior a la ingesta.

3. Control del peso

Otro de los beneficios de los flavonoides está relacionado con la inflamación abdominal y la pérdida de peso. Según algunas investigaciones en animales, el contenido de estos fitonutrientes puede aliviar la inflamación gástrica y disminuir los niveles de leptina.

La leptina es una hormona tradicionalmente utilizada en los modelos de estudios de la obesidad y la diabetes puesto que es una hormona supresora del apetito.

4. Enfermedades neurodegenerativas

Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de los flavonoides pueden servir como protección ante enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, asociadas a la demencia.

Aunque todavía queda mucho por investigar, estudios en animales sugieren que los niveles altos de flavonoides se correlacionan positivamente con un menor riesgo de desarrollar estas enfermedades.

Asimismo, los flavonoides también pueden aumentar el flujo sanguíneo del cerebro, mejorando las funciones cognitivas y potenciando las funciones cerebrales.

5. Prevención del cáncer

Si bien es cierto que las investigaciones acerca de las supuestas propiedades anticancerígenas de los flavonoides han producido resultados mixtos, estudios en animales muestran datos esperanzadores en cuanto al cáncer de pulmón, estómago, boca, colon y piel.

En cuanto a los estudios con personas, los datos más prometedores hacen referencia al cáncer de mama y al de estómago. Una investigación reciente encontró que el consumo de isoflavonas se asocia a un menor riesgo de cáncer de mama en mujeres.

6. Longevidad

Un estudio a gran escala, realizado a lo largo de 25 años y publicado en la revista Archives of Internal Medicine, analizó a hombres de siete países diferentes, encontrando datos significativamente importantes que revelaban una asociación entre consumo de flavonoides y longevidad.

Este mismo estudio sugería que el consumo de estos fitonutrientes podía suponer el 25% de la diferencia observada en las tasas de mortalidad relacionadas con enfermedades coronarias y con el cáncer.

Referencias bibliográficas

  • Ververidis, F., Trantas, E., Douglas, C,. Vollmer, G., Kretzschmar, G. & Panopoulos, N. (2007). Biotechnology of flavonoids and other phenylpropanoid-derived natural products. Part I: Chemical diversity, impacts on plant biology and human health. Biotechnology Journal, 2(10): 1214–1234.

Comentarios