Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Kombucha: ¿qué es? 7 beneficios y propiedades de este té

El kombucha es un tipo de té que se ha vuelto muy popular y que puedes preparar en tu propio hogar.

La popularización de formas más naturales y saludables de mantener nuestra salud ha provocado la reaparición de todo tipo de alimentos y bebidas utilizados en la medicina tradicional de diferentes culturas.

Este el caso del té de kombucha, una bebida de origen oriental a la que se atribuyen numerosos beneficios. En este artículo hablaremos sobre qué es el té de kombucha y cuáles son sus beneficios y propiedades, pero también de los posibles riesgos de su consumo excesivo.

¿Qué es el té kombucha?

El té de kombucha es una bebida fabricada a partir de té ligeramente fermentado y azúcar. A pesar de que se trata de una bebida centenaria y tradicional de distintas zonas de China, Rusia oriental y el este de Europa, actualmente podemos comprar té de kombucha en casi todos los supermercados e incluso prepararlo nosotros mismos en casa.

No obstante, aunque la versión casera de la kombucha pueda parecer la más natural, se han dado múltiples casos de intoxicación debido a una mala preparación de esta bebida o por la contaminación con algunos agentes patógenos, de modo que la opción más segura es comprarla en alguno de nuestros supermercados de confianza.

Gracias a las numerosas propiedades beneficiosas del té de kombucha, este ha alcanzado una gran fama a nivel mundial. El motivo es que es rico en vitaminas, minerales y enzimas saludables que favorecen el correcto funcionamiento de sistema digestivo, e incluso se le adjudican beneficios para el funcionamiento del corazón y el cerebro.

Para ser más exactos, el té de kombucha se endulza y se fermenta utilizando un SCOBY. Este término es un acrónimo inglés para denominar a un cultivo simbiótico de bacterias y levadura. Podríamos decir que el SCOBY es un hogar para las bacterias beneficiosas que convierten a la kombucha en una bebida rica en nutrientes y probióticos.

El proceso de fermentación del té de kombucha dura entre 7 y 12 días, dependiendo de la temperatura ambiente y de la resistencia del SCOBY. Al finalizar la fermentación, las bacterias habrán eliminado el 90% del azúcar. Lo que hace que la kombucha sea una bebida de muy bajo contenido en calorías y azúcares.

Propiedades y beneficios de la kombucha

La medicina tradicional ha otorgado a esta bebida innumerables propiedades de todo tipo. Sin embargo, no todas han podido ser probadas. A continuación, mostramos una serie de propiedades y beneficios de la kombucha probados y respaldados por la ciencia.

1. Es una fuente de probióticos

Al igual que otros alimentos que se encuentran muy de moda como el kéfir, la fermentación de la kombucha produce una gran cantidad de bacterias probióticas.

Los probióticos aportan a nuestro intestino bacterias saludables que mejoran la digestión y la inflamación gastrointestinal e incluso favorecen la pérdida de peso.

2. Aporta los beneficios del té verde

Aunque se puede realizar con diversos tipos de té, la kombucha fabricada a partir de té verde contiene gran parte de los beneficios de este.

El té verde se caracteriza por contener una gran cantidad de agentes bioactivos conocidos como polifenoles, los cuales son conocidos por su fuerte poder antioxidante.

Según los estudios el té verde utilizado para kombucha favorece la quema de grasa y potencia la quema de calorías. Además también mejora los niveles de colesterol y ayuda a controlar el azúcar en sangre.

3. Es rico en antioxidantes

La kombucha se distingue por sus efectos antioxidantes. Los antioxidantes son sustancias que combaten los radicales libres que se encuentran en nuestro cuerpo; estos agentes son moléculas reactivas que pueden dañar a las células de nuestro organismo.

Aunque todavía no se han realizado estudios con personas, recientes investigaciones apuntan hacia la posibilidad de que la kombucha pueda mejorar los síntomas de enfermedades hepáticas gracias a sus efectos antioxidantes en el hígado.

4. Elimina las bacterias de nuestro organismo

La kombucha producida a partir de té negro o verde parece poseer fuertes propiedades antibacterianas.

Durante la fermentación de la kombucha se produce una sustancia llamada ácido acético, la cual se puede encontrar también en otros elementos como el vinagre y tiene la capacidad de eliminar muchos microorganismos potencialmente dañinos.

Según los estudios, el té de kombucha resulta útil como complemento en el tratamiento contra infecciones y contra los hongos de la candidiasis.

5. Puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón

Estudios con animales demuestran que la kombucha puede mejorar considerablemente los marcadores de las enfermedades cardíacas, como el colesterol LDL y HDL, aunque todavía no se haya probado en humanos supone una esperanzadora área de investigación.

Además se ha demostrado que el consumo frecuente de té verde puede disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, por lo que la kombucha producida con té verde puede poseer los mismos beneficios.

6. Puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 se distingue por los altos niveles de azúcar en sangre, así como por la resistencia a la insulina.

Algunas investigaciones con animales apuntan hacia la idea de que la kombucha elaborada con té verde puede disminuir los niveles de azúcar en sangre y mejorar la función hepática y renal.

7. Podría ser un protector contra el cáncer

Estudios in vitro sugieren que la alta concentración de polifenoles y antioxidantes de la kombucha pueden prevenir el crecimiento y diseminación de células cancerígenas.

Aunque todavía no se conoce el mecanismo concreto de los polifenoles como agentes anticancerígenos, se hipotetiza que estos pueden bloquear la mutación genética y el crecimiento de las células cancerosas.

Fabricación casera de kombucha

Tal y como comentábamos, existen ciertas polémicas en torno a la fabricación casera de té de kombucha. Aunque existen innumerables recetas y los ingredientes pueden adquirirse fácilmente, se recomienda comprar la kombucha ya elaborada.

Si no se prepara adecuadamente se puede dar una sobrefermentación de la kombucha, la cual puede ocasionar serios problemas de salud, hasta el punto de que se registró un caso de muerte por intoxicación por ingerir kombucha casera mal elaborada.

Además, debido a la fermentación, la kombucha es una bebida ligeramente alcohólica -así que mientras la kombucha que se comercializa no se considera una bebida alcohólica porque posee menos de un 0.5% de alcohol, el té de kombucha casero puede llegar a hasta una graduación del 3%.

Referencias bibliográficas:

  • Chakravorty, S., Bhattacharya, S., Chatzinotas, A., Chakraborty, W., Bhattacharya, D. & Gacchui, R. (2016). Kombucha tea fermentation: microbial and biochemical dynamics. International Journal of Food Microbiology.

  • Serafini, M., Ghiselli, A. & Ferro-Luzzi, A. (1996). In vivo antioxidant effect of green and black tea in man. European Journal of Clinical Nutrition.

  • Jayabalan, R. (2014). A review on kombucha tea-microbiology, composition, fermentation, beneficial effects, toxicity, and tea fungus. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety.

Comentarios