Las 3 mejores dietas para embarazadas: ¿Qué debo comer durante el embarazo?

Guía de alimentación paso a paso para mantener la línea y no engordar durante la gestación

¿Sabías que la alimentación es uno de los factores más importantes durante la maternidad? Es muy importante conocer las mejores dietas para embarazadas de la mano de los mejores nutricionistas. No engordar durante la gestación no es importante solo para mantener la línea sino también para la salud de la madre y el bebé.

Durante el embarazo, la mujer sufre cambios hormonales que puede conllevar desequilibrios importantes en el peso, y por eso es importante saber qué comer durante el embarazo y cuáles son las mejores dietas en cada uno de las fases de la gestación.

Las 3 mejores dietas para embarazadas: ¿Qué debo comer durante el embarazo? | @alienowicz

 

¿Qué debo comer durante el embarazo?

Durante los primeros tres meses de gestación, la digestión se vuelve más lenta para que la absorción de nutrientes sea mayor y la mujer puede ganar entre 0,5 y 1,5 kilos de peso. Es un margen aún pequeño porque el feto no está desarrollado, pero hay que tener en cuenta los nutrientes durante la primera fase del embarazo.

Proteínas, grasas e hidratos de carbono, minerales, vitaminas y fibra son los aportes que no pueden faltar en una dieta sana y equilibrada para embarazadas, aunque las cantidades juegan un papel muy importante y es recomendable seguir una dieta de la mano de un nutricionista.

En el segundo y tercer trimestre la alimentación se convierte en el factor clave para evitar los mareos por la bajada de la tensión o los niveles de azúcar, las náuseas y los vómitos, la acidez, los calambres, el estreñimiento y todas las molestias típicas del embarazo.

El asesoramiento de un dietista es vital para seguir consejos muy útiles durante esta fase de la gestación, como los hábitos alimentarios o el consumo de algunos alimentos clave para no engordar y preservar la salud de la madre y el bebé, como por ejemplo el pescado.

Las 3 mejores dietas para embarazadas

El asesoramiento de un dietista o nutricionista es muy útil para adaptar la dieta a la condición específica de la madre, atendiendo a sus necesidades y las del bebé. Sin embargo, estas tres dietas pueden servirte como guía.

Menú semanal para embarazadas

El ácido fólico es fundamental para una dieta para embarazadas, porque la vitamina B9 ayuda a prevenir malformaciones en el feto. Una dieta rica en ácido fólico es ideal para los primeros meses de gestación y para el embarazo en general.

Los alimentos ricos en ácido fólico son las verduras de hoja verde, el zumo de naranja natural y los cereales enriquecidos. 

Puedes organizar tu menú semanal para embarazo distribuyendo los días de la semana los siguientes ingredientes: leche, fruta, ensalada, pollo al horno, zumo, sándwich de jamón york, yogur, pescado a la plancha, tortilla, pan integral, ternera, legumbres, queso fresco, infusiones sin cafeína, patatas cocidas, sopas, purés, huevos revueltos, guisos y batidos.

Dieta para el segundo trimestre

Durante el segundo trimestre del embarazo la madre necesita aumentar unas 200-300 calorías al día, pero para hacerlo hay varias formas y algunas son más sanas que otras. Además, puede ser compatible con una dieta para embarazada sana y equilibrada.

Un ejemplo de este tipo de dietas es comer leche con cacao bajo en grasas y tostada de pan integral con aguacate y tomate en láminas para desayunar, seguido de una ración de fruta que incluya manzana, kiwis, plátano y naranja, a media mañana. Una comida a base de ensalada de espinacas frescas, tomate y zanahoria con garbanzos y huevo duro, con yogur sin azúcar con copos de avena y frutos rojos de merienda y una cena con dorada al horno y verduras.  

Dieta vegana para embarazadas

Cada menú y cada dieta están adaptados a las necesidades de la madre y la fase de gestación pero pueden tener en cuenta otros factores, como el veganismo. Existen también dietas veganas para embarazadas y este puede ser un ejemplo.

El desayuno puede ser una bebida vegetal con copos de avena y nueces, complementado con una ración de fruta a media mañana. La comida puede ser ensalada de tomate, lentejas con verduras y una pieza de fruta, seguido de palitos de pan integrales con humus a media tarde y un kiwi. Para cenar, un salteado de verduras con tofu y arroz integral, con un yogur de soja sin azúcar de postre.

"7 tipos de setas comestibles de España" "Ruibarbo: a qué sabe, propiedades de esta planta y recetas con ruibarbo"