Manzana: propiedades, recetas y variedades de manzanas

Sin duda la manzana es una de las frutas más populares y beneficiosas, con la cual podemos preparar todo tipo de recetas.
Descubrimos las propiedades y beneficios de las manzanas. 

 

La manzana (en inglés “apple”) es el fruto de un árbol llamado “manzano”. Existen miles de variedades cuyas propiedades y beneficios son conocidas alrededor del mundo. Aunque contienen pocas calorías, las manzanas son una fuente importante de distintos nutrientes.

En el siguiente artículo veremos cuáles son los beneficios y propiedades de la manzana, las diferentes variedades, así como los principales usos gastronómicos y recetas con esta fruta: desde el vinagre de manzana hasta ensaladas, tartas y strudel.

Manzana: beneficios y propiedades de esta fruta

Entre las principales propiedades de la manzana se encuentran las siguientes: tiene minerales como hierro, calcio, magnesio, potasio, silicio, fósforo y sodio. Además, vitaminas como A, B2, B6, C, E y K.

Finalmente contiene agua, celulosa, azúcares y compuestos bioquímicos como pectinas (sustancia similar a la fibra) y aminoácidos. En menor medida aporta grasas y proteínas.

Gracias a estas propiedades, a la manzana se le atribuyen numerosos beneficios, muchos de ellos similares a los de otras frutas y vegetales.

Por ejemplo, los aminoácidos que contiene pueden ayudarnos a desechar distintas sustancias tóxicas del hígado, estimular el sistema inmunitario y estimular la producción de jugo gástrico, lo que a su vez ayuda a curar llagas y úlceras en el estómago.

También gracias a estos aminoácidos, a este fruto se le atribuyen beneficios como favorecer la absorción de calcio y combatir los niveles altos de colesterol.

Cabe señalar que todo lo anterior no sustituye en ningún caso un tratamiento médico especializado, especialmente cuando hay algún diagnóstico de por medio. Así mismo, las propiedades y los beneficios de la manzana suelen ser menos perceptibles si su consumo es poco frecuente, y también si se consume mezclada con harinas o azúcares refinados.

Principales variedades de manzanas

El manzano es un árbol originario de Asia que actualmente se cultiva en todo el mundo gracias a su fruto: las manzanas. Aunque en los supermercados solemos encontrar entre 3 y 4 tipos distintos, en realidad, existen más de 10.000 variedades de manzana.

Mencionaremos a continuación 7 de las principales variedades de esta fruta, según el listado de Coque, Díaz y García (2012):

  • Gala, manzana de tamaño medio con fondo amarillo, de sabor azucarado. Su temporada es la segunda quincena de agosto

  • Elstar, manzana de tamaño medio, con franjas rojas y anaranjadas. Es más crocante y azucarada aunque un poco ácida. Su temporada es a mitad de septiembre.

  • Jonagold, manzana de tamaño grande, con sabor dulce y de color rojo aunque levemente coloreada de amarillo en el medio. Su temporada son los inicios de octubre. Una variedad similar es la Crimson Crips y la Florina.

  • Golden delicious, también conocida como manzana amarilla. De tamaño medio, sabor dulce y se recoge al final de septiembre, aunque florece desde abril.

  • Reineta encarnada, manzana de color rojo intenso y tamaño mediano, con sabor tipo ácido. Se cosecha en la segunda quincena de octubre, aunque florece en abril.

  • Mingán, manzana asturiana de tamaño medio-grande y de color amarillo verdoso con manchas cafés. Se recoge en la primera quincena de octubre.

  • Prima, manzana grande coloreada en la superficie. Tiene mucho jugo, aunque es poco azucarado. Su temporada es finales de agosto.

Existen diferentes variedades de manzanas cada una con sus características propias. 

¿Cuántas calorías tiene?

Las calorías que aporta una manzana dependen en gran medida de su peso. Aproximadamente, una manzana que pesa 100 gramos tiene 60 calorías. Por lo mismo se trata de un fruto muy valorado en distintas dietas y también en recetas tradicionales.

Más allá de que en sí misma la manzana sea útil para bajar de peso, este fruto es útil para evitar subirlo, ya que contiene azúcares naturales en baja cantidad, y además de fácil digestión.

4 usos y recetas con esta fruta

La manzana es una fruta muy versátil que puede acompañar una gran cantidad de platos o guisos, desde salados hasta dulces. Además, puede comerse sola, con cáscara, sin cáscara o en zumos.

Tomando en consideración cuáles son sus principales usos, a continuación describiremos las principales recetas como el vinagre de manzana, la ensalada de manzana, la tarta de manzana y el strudel de manzana.

1.Vinagre de manzana (vinagre de sidra de manzana)

El vinagre de sidra de manzana, también conocido simplemente como “vinagre de manzana”, es una sustancia ácida que proviene de la fermentación del zumo de la manzana o de la sidra.

Ahora bien, ¿para qué sirve el vinagre de manzana? Sirve como condimento en guisos y ensaladas, aunque también es utilizado como producto de limpieza. En concreto, algunas propiedades que se atribuyen a este tipo de vinagre son: disminuir niveles de azúcar en la sangre, incrementar sensación de saciedad y mejorar la respuesta a la insulina.

2. Ensalada de manzana

La ensalada de manzana es un postre típico en muchas fiestas, por ejemplo en las fechas decembrinas.

Existen muchas maneras distintas de prepararla, aunque entre las más tradicionales se encuentra la siguiente (para 5 personas aproximadamente): picar en pequeños cubos 4 manzanas sin piel, 250 gr de queso manchego, 150 gr de cerezas, 8 nueces, 4 duraznos o melocotón en almíbar, media crema o nata líquida.

Todo lo anterior se mezcla en un bowl o plato hondo de gran tamaño y se revuelve incorporando el almíbar tanto de los duraznos como de las cerezas. Al mismo tiempo se agrega la crema o mata y se prueba para determinar si hace falta más dulce o una porción extra de cualquier ingrediente.

3. Tarta de manzana

La tarta de manzana requiere de una receta más elaborada. Para prepararla de manera fácil y sencilla se necesitan 5 yemas de huevo, 100 gramos de azúcar, 10 gr de canela en polvo, una cucharadita de gelatina neutra, 4 manzanas cortadas en cubos (sin piel, pero guardandola por separado, ya que se utiliza para la decoración final) y una base pre-hecha de tarta, pay u hojaldre (según el gusto).

Las yemas se baten y una vez hecho esto se añade el azúcar, procurando que la mezcla quede homogénea. Después se incorpora la canela y finalmente las manzanas picadas. Según el gusto, las manzanas pueden cocerse a la plancha por un par de minutos antes de incorporarlas a la mezcla.

Terminando de batir ponemos la mezcla sobre el molde de pan u hojaldre. Sobre la mezcla puede colocarse una decoración con gajos de manzana, o bien, con una capa extra de masa con cortes en el medio.

Finalmente se hornea a 180-190 grados durante aproximadamente 20 minutos. Pasado este tiempo, damos brillo a la tarta con las pieles de las manzanas previamente hervidas en un litro de agua junto con la gelatina neutra.

La tarta de manzana es una de las recetas con manzana más populares. 

4. Strudel de manzana

El strudel de manzana es un postre típico de Alemania, Hungría y Austria, aunque actualmente se come alrededor del mundo. Para preparar esta receta  se necesitan manzanas sin piel, picadas en pequeños cubos.

Estos trozos se mezclan con dos cucharadas de azúcar, una cucharadita de canela, una cucharada de nuez moscada, una cucharada de limón y una cucharadita de vainilla o ron. Esta mezcla se mete al horno durante 5 a 10 minutos, de manera que quede listo el relleno del strudel.

Posteriormente, y utilizando un pincel, se unta mantequilla derretida sobre una lámina de masa tipo filo. Se realiza el mismo paso 4 veces más, de manera que se agreguen en total 5 láminas.

Se añade el relleno y después se doblan los bordes, sin llegar hasta el centro. Una vez hecho esto, se enrolla la masa con la mezcla, como si fuera un rollo de sushi (se recomienda utilizar un trapo ya que la masa se rompe con facilidad).

Finalmente se baña el strudel con un huevo previamente batido junto con una cucharada de leche. Se coloca en el horno precalentado a 190º durante alrededor de 25 minutos. Al servirse, el strudel de manzana suele adornarse con azúcar glass o con otro poco de canela.

La dieta de la manzana: ¿qué es?

La manzana no sólo ha sido popular por la cantidad de platos y postres que podemos realizar con ella. Últimamente la manzana se ha hecho popular por ser el principal ingrediente de una de las milagrosas dietas que prometen reducción de peso en pocos días así como desintoxicación del organismo.

A grandes rasgos, la dieta de la manzana consiste principalmente en comer esta fruta durante 5 días. El primer día la propuesta es comer solo manzana, y a partir del segundo incorporar poco a poco otros alimentos.

Primero se incorporan alimentos de origen vegetal, como ensaladas, verduras; posteriormente cereales y leguminosas; y finalmente pan integral y alimentos de origen animal (carne y huevo).

Se prescinde de cualquier otra ingesta de grasas o azúcares distintos a los que contiene este fruto. Si se sigue estrictamente esta dieta (como ocurre con cualquier otra), lo más probable es que efectivamente haya una reducción significativa de peso.

No obstante, tal como ocurre con otras “dietas milagro”, en la dieta de la manzana los riesgos y efectos secundarios son elevados: empezando porque con mucha probabilidad causan un rebote de peso espontáneo, una vez que la persona vuelve a su dieta diaria, pero también porque puede haber una descompensación importante de nutrientes esenciales durante los días que dura la dieta.

Por lo mismo este tipo de dietas no son recomendables para cualquier organismo, lo importante es visitar antes a un nutricionista y tratar de moderar nuestros hábitos alimenticios de manera cotidiana y constante (no sólo durante 5 días de manera intensa). Todo ello para evitar problemas graves de salud, además de entorpecer el objetivo de bajar de peso.

Referencias bibliográficas:

  • Coque, M., Díaz, M., García, J.C. (2012). El cultivo del manzano: variedades de sidra y mesa. Ediciones Mundi-Prensa: España.

  • Murray, G. (2018). El poder curativo de los jugos. Editorial Selector: México