Las 6 mejores frutas para perder peso

Si quieres saber cuál es la mejor fruta para adelgazar, en este artículo encontrarás las 6 mejores opciones para perder peso de forma saludable.

 

Las frutas son alimentos que aportan un bajo contenido calórico a nuestra dieta. 

 

La fruta es uno de los alimentos de los que más se echa mano a la hora de hacer dieta e intentar perder esos quilos de más. Son alimentos con un sabor y un olor muy agradables que aportan azúcares que nuestro cerebro necesita para su correcto funcionamiento cognitivo.

Las frutas pueden sustituir perfectamente a los procesados pero muy suculentos como el chocolate o los dulces que no pueden ingerirse en dietas hipocalóricas; por ello son ideales para aliviar la ansiedad que provocan los intentos de perder peso. Pero, ¿cuáles son las mejores frutas para perder peso? A continuación os lo mostramos.

Frutas con bajo contenido calórico

Por lo general las frutas son alimentos que aportan un bajo contenido calórico a la dieta por lo que los nutricionistas recomiendan su consumo para una óptima alimentación sin incrementar el aporte de grasas.

Además tienen múltiples beneficios para la salud ya que son una fuente de nutrientes y vitaminas que el organismo no fabrica por su propia cuenta.

Vitaminas esenciales que aportan las frutas

Algunas de las vitaminas que aportan las frutas son la vitamina A, la B1, la B5 y la C. La vitamina A regula la expresión génica ya que actúa como una hormona (no forma hormonas ni ayuda a ello), así como también actúa a nivel del sistema inmunitario ayudando a los procesos infecciosos, ayuda en el crecimiento y el desarrollo de las células, y sobre todo en la producción de glóbulos rojos. Además actúa como reforzador del sistema inmune y favorece la visión.

La vitamina B1, que también es llamada “tiamina”, actúa como función catalítica en algunas reacciones del metabolismo intermediario. Por ejemplo, es muy necesaria para que los carbohidratos se metabolicen correctamente en el organismo y se transformen en energía. del mismo modo que ocurre con la vitamina B5. La falta de vitamina B1 está relacionada con el síndrome de Wernicke-Korsakoff (o demencia alcohólica) y el beriberi, mientras que la B5 favorece el correcto funcionamiento digestivo.

Otra vitamina muy común entre las frutas como la naranja o el kiwi es la vitamina C, llamada ácido ascórbico, que actúa como un potente antioxidante. De este modo, cumple una función protectora de la oxidación de los radicales libres y aumenta la absorción del hierro.

Las frutas tienen un valor nutricional muy heterogéneo

El valor nutricional de las frutas es muy heterogéneo; varía mucho en función del tipo de fruta que se ingiera. Existen algunas con altos niveles de azúcar, tales como la chirimoya o los plátanos, y otras con mucha fibra, como las frambuesas o las peras.

Sea como sea, cada una de ellas tiene unas propiedades distintas, por lo que vamos a mostrar cuáles son las más recomendadas para perder peso.

Las 6 mejores frutas para perder peso de forma saludable

Una de las principales funciones de las frutas es el efecto “detox” que generan en el organismo: ayudan a la purificación y la eliminación de toxinas dada la propiedad diurética que ejercen frutas como la piña o el pomelo. Este efecto hace que la retención de líquidos se minimice y se favorezca la pérdida de peso.

Además los azúcares que contienen las frutas permiten utilizarlas como sustitutas de otros alimentos más calóricos que aportan carbohidratos al organismo, como la pasta alimenticia o los cereales -todo esto sin perder energía y vitalidad.

1. Las manzanas

Las manzanas están consideradas como una de las frutas más prácticas y sencillas de comer gracias a la consistencia y resistencia de su pulpa, lo que hace posible llevarla en cualquier bolso o mochila e ingerirla cuando el organismo lo necesite.

Aportan una gran cantidad de fibra, además de pectina, una sustancia que se encuentra en la fibra y contribuye en la reducción del colesterol. El valor calórico de la manzana es bajo, en concreto 52 calorías por 100 gramos, y contiene altos niveles de potasio y calcio.

Las manzanas son frutas que nos ayudan a adelgazar gracias a su alto contenido de fibra digestiva, sobre todo en la piel.  

2. Las naranjas

Las naranjas son uno de los alimentos que más se utilizan para fortalecer el sistema inmunitario y evitar posibles resfriados en época de invierno, pero además tiene un alto contenido en fibra y ácido fólico, esencial en la formación de las estructuras celulares.

Al ser un cítrico, la naranja ayuda en la eliminación del ácido úrico y actúa en cierta medida como “quemagrasas”, siempre y cuando se lleve a cabo una alimentación balanceada. Tiene altos niveles de vitamina C por lo que es un perfecto antioxidante.

3. La piña

La característica principal de la piña es el efecto diurético que esta ejerce en el organismo, siendo especialmente común su uso en mujeres que por factores hormonales acumulan líquidos en el organismo, lo cual las hace sentir pesadas.

Es una de las frutas con menos contenido calórico, con sólo 55 calorías por 100 gramos. No obstante, es importante no hacer un uso abusivo de esta fruta ni hacer la llamada “dieta de la piña” ya que puede tener graves consecuencias en el organismo dada su acidez

4. Las fresas

Las fresas, además de su apetecible aspecto y su increíble sabor, son muy ricas en fibra y en vitamina C. Ejercen un efecto laxante y favorecen el tránsito intestinal. No obstante, es necesario saber que también son ricas en azúcares simples, lo que significa que debemos limitar su consumo a 4 o 5 piezas.

Además tienen función de “quemagrasas” gracias a una sustancia que contienen llamada antocianina; éste es el elemento encargado de proporcionar el color rojizo a las fresas. También tienen funciones antiinflamatorias por lo que son adecuadas para ayudar al sistema inmunitario.

Las fresas ejercen un efecto laxante en nuestro organismo, pero también aportan muchos azúcares simples. 

 

5. El pomelo

Tomar zumo de pomelo en el desayuno es una de las indicaciones que muchos expertos en nutrición recomiendan en las dietas de pérdida de peso. Esto es debido al ácido cítrico que contiene y, al igual que las fresas, al efecto “quemagrasas” que ejerce en el organismo. Pese a esto, si no se lleva una dieta equilibrada este beneficio no tiene ningún tipo de efecto.

Gran parte del contenido del pomelo es agua y tiene poca fibra pero bastantes carbohidratos aunque su sabor sea algo amargo. Ayuda al hígado en la descomposición de los ácidos grasos por lo que es ideal para regular los niveles de azúcar de las personas con diabetes mellitus.

6. El kiwi

El kiwi, pese a lo que la gran mayoría de las personas piensan, es la fruta que contiene más vitamina C, muy por encima de las naranjas. Además aporta luteína, una sustancia muy beneficiosa para el sistema cardiovascular, así como fibra, vitamina B y magnesio.

Se utiliza además como favorecedor de la formación de colágeno y ayuda en la correcta absorción del hierro, por lo que tiene grandes beneficios para las personas con anemia férrica o con patologías como la talasemia.

Comentarios