Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Menta: qué es, propiedades y para qué sirve esta planta

Las hojas de la planta de menta verde son usadas para hacer aceite, infusiones y otros derivados.

 

La naturaleza nos provee de prácticamente todo lo que necesitamos. Las plantas aromáticas y medicinales son una fuente inagotable de ingredientes con los que podemos elaborar tanto remedios caseros como saludables recetas y también elaboraciones y productos cosméticos.

Si hay una planta conocida por ser aprovechada en tanto en la medicina tradicional como en la gastronomía y en la ciencia cosmética es la menta, junto con sus derivados en forma de aceite o infusión.

En este artículo hablaremos acerca de la menta, sus propiedades y para qué sirve esta planta medicinal, así como de en qué casos hay que tomar precauciones si se va a consumir menta.

¿Qué es la menta? Características de esta planta

La menta, menta verde, menta de jardín, menta común o mentha spicata (el nombre científico de esta planta) es una de las diferentes especies de mentas. Su aroma tan característico ha influido en que esta sea utilizada en todo tipo de formulaciones -desde alimentos, hasta cremas y enjuagues bucales o inclus, productos cosméticos.

Sin embargo, aunque son mucho menos conocidas, la planta de la menta también tiene una gran cantidad de propiedades y beneficios terapéuticos y para la salud. Según los estudios, la menta posee un alto contenido de vitaminas, antioxidantes y nutrientes esenciales.

Esta planta de color verde intenso es una hierba perenne cuyos tallos pueden alcanzar un metro de alto y cuyas hojas dentadas pueden acompañarse de unas pequeñas flores de color rosa o blanco.

Aunque la menta es una planta nativa de gran parte de Europa y Asia, en la actualidad también podemos encontrarla creciendo de manera natural en muchas zonas de América del Norte y América del Sur, y también en varias islas oceánicas.

A partir de la menta, y mediante procesos de hibridación, se pueden obtener otras plantas medicinales y aromáticas muy conocidas como la menta piperita, la hierbabuena, la menta gracilis o de jengibre y la menta villosa o menta de manzana grande.

¿Para qué sirve? Propiedades y usos

Tal y como se comenta anteriormente, la menta verde es una planta cuyas hojas y aceites esenciales pueden ser utilizados como remedios medicinales caseros. A lo largo de la historia, a la menta se le han otorgado todo tipo de propiedades y beneficios. Mientras que alguno de ellos poseen un aval o respaldo científico, otros todavía se encuentran en vías de estudio e investigación.

La menta en su formulación de aceite esencial contiene sustancias químicas conocidas por sus propiedades antiinflamatorias, las cuales ayudan a disminuir la hinchazón, así como por su capacidad de intervenir en la regulación de ciertas hormonas como puede ser la testosterona.

Tradicionalmente se ha utilizado la menta para tratar afecciones físicas o condiciones de salud relacionadas con el sistema gástrico como las flatulencias, la indigestión, las náuseas y los vómitos, además de otras dolencias como las cefaleas (o dolores de cabeza), el dolor de muelas, los calambres y el dolor de garganta.

Gracias a su acción antiinflamatoria y calmante, la menta también puede ser aplicada de manera tópica (es decir, directamente sobre la piel) para reducir la hinchazón provocada por el dolor muscular o nervioso.

Entre las muchas propiedades o beneficios de la menta que han sido demostrados por la ciencia o que se encuentran en proceso de investigación encontramos los siguientes.

1. Antioxidante

Según diferentes estudios, el extracto de menta contiene muchos fenoles y flavonoides totales, unos metabolitos naturales conocidos por su gran poder y actividad antioxidante en el organismo.

2. Antifúngico

Según un estudio presentado en el año 2011, el aceite esencial de menta verde posee propiedades antifúngicas, las cuales se asocian a la capacidad de evitar el crecimiento de ciertos tipos de hongos e incluso de eliminarlos por completo.

3. Alivio de los problemas digestivos

Las infusiones o el té de menta son conocidos por sus propiedades digestivas. Esta planta relaja los músculos del estómago, reduciendo las náuseas y otros síntomas asociados a complicaciones del sistema gástrico.

4. Tratamiento del hirsutismo en mujeres

Según algunas investigaciones, se sugiere que, gracias a su acción sobre la producción de hormonas, el consumo diario de té de menta puede ayudar a disminuir el nivel de andrógenos en mujeres que padecen hirsutismo.

El hirsutismo en mujeres es una condición causada por un desajuste hormonal que provoca el crecimiento del cabello en zonas como el rostro, los senos y el estómago. Aunque el hirsutismo por sí solo no es perjudicial para la salud, puede acarrear fuertes sentimientos de angustia así como problemas de baja autoestima.

5. Favorece la memoria

Aunque este dato todavía se encuentra en vías de investigación, estudios recientes sugieren que los extractos de menta podrían ser beneficiosos para la memoria.

Se hipotetiza que, si los antioxidantes presentes en esta planta se convierten en un extracto mejorado, pueden ayudar a mejorar las funciones del aprendizaje y la memoria y a frenar el deterioro cognitivo asociado a la edad.

6. Otros usos como remedio natural

Otras condiciones de salud que pueden verse mejoradas gracias a los beneficios y propiedades de la menta son:

  • Dolor de garganta

  • Artritis

  • Dolor de muelas

  • Mal aliento

  • Resfriado común

  • Diarrea

  • Dolor muscular

  • Dolor de cabeza

  • Fatiga

  • Estrés

Precauciones especiales y advertencias

Según las organizaciones para la promoción de la salud, la menta verde y su aceite esencial son bastante seguros cuando se consumen en cantidades razonables. La menta también es considerada segura en su aplicación tópica.

No obstante, existen algunas condiciones físicas o de salud en las que no se recomienda el consumo de esta planta aromática. A continuación nos referiremos a estas.

Durante el embarazo

Se ha determinado que la menta en cantidades excesivas es posiblemente no segura durante el embarazo. El motivo es que el consumo elevado de té o infusiones de menta puede causar daños no determinados en el útero.

Problemas renales

El té de menta puede aumentar el daño renal. Si este es consumido en grandes cantidades las personas con problemas de riñón pueden ver empeorado su estado de salud.

Enfermedades hepáticas

Finalmente, y como sucede en el caso de los trastornos de los riñones, el té o las infusiones de menta pueden aumentar el daño hepático y empeorar las enfermedades del hígado.

Referencias bibliográficas:

  • Akdogan, M., Kilinc, I., Oncu, M., Karaoz, E., & Delibas, N. (2003) Investigation of biochemical and histopathological effects of Mentha piperita L. and Mentha spicata L. on kidney tissue in rats. Human Expedients of Toxicology, 22(4): 213-219.

  • Hussain, A. I., Anwar, F., Nigam, P. S., Ashraf, M. & Gilani, A. H. (2010). Seasonal variation in content, chemical composition and antimicrobial and cytotoxic activities of essential oils from four Mentha species. Journal of the Science of Food and Agriculture, 90(11): 1827–1836.

Comentarios