Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Nata o crema de leche: qué es y tipos (batida, líquida, para montar, agria)

La nata o crema de leche es alimento muy versátil que se puede utilizar en recetas tanto dulces como saladas.
Descubrimos los diferentes tipos de nata (crema de leche) y para qué sirve cada uno. 

 

La palabra “crema” viene del francés y hace referencia a una sustancia de consistencia grasa utilizada ampliamente en gastronomía. Al provenir originalmente de la leche, está sustancia es también conocida como “crema de leche”.

En el siguiente artículo explicamos con detalle qué es la crema de leche y cuáles son algunos de sus principales tipos: crema batida, crema líquida, crema espesa y crema agria. Después detallamos algunas marcas (como nestlé) y finalmente explicamos cómo se elabora.

¿Qué es la crema de leche?

Según el lugar del que se trate, la crema de leche es también conocida como “nata”, “nata leche” o simplemente “crema”. Por ejemplo, en España se conoce como “nata”, mientras que en México se conoce como “crema”.

En cualquier caso se trata de una sustancia grasa derivada de la leche. De acuerdo con la cantidad de grasas que contiene, la crema de leche puede ser de consistencia líquida o de consistencia espesa (o puede encontrar un punto medio).

El color de la crema puede ir desde el blanco hasta un tono amarillento y se obtiene a partir de un proceso llamado “emulsión”, que es cuando las sustancias no solubles en agua (por ejemplo, grasa) dentro un líquido terminan por separarse de la fórmula base.

En esto último se puede diferenciar la “crema de leche” de la “nata” tradicional que se obtiene tras de hervir la leche: mientras la crema de leche se obtiene por un proceso de emulsión en frío y posterior centrifugación, la “nata” más tradicional es la capa de grasa que se genera luego de haber hervido leche de vaca durante unos minutos.  

Tipos y principales usos

Como decíamos antes, según qué tanta grasa contiene la crema o nata su consistencia puede ser más líquida o espesa. En función de esto, la crema puede tener distintos usos. Veremos a continuación algunos de ellos divididos en los principales tipos.

1. Crema batida o nata montada

La crema batida se conoce en inglés como whipped cream, y en algunos lugares de habla hispana como “nata montada”. Se trata de una variedad de la crema de leche que se caracteriza por tener más de un 50% de materia grasa.

Se conoce como crema “batida” o “montada” porque se obtiene luego de batir la sustancia hasta que se eliminan las partículas de aire que contiene, dejando así las grasas una junto de otra (como si se montaran), logrando que la crema se espese.

Puede batirse a mano o bien, con una máquina, siempre y cuando la temperatura se mantenga fría, ya que con el calor las partículas de grasa se disuelven en lugar de agruparse.

La crema batida o nata montada se utiliza principalmente para repostería, en las cubiertas de pasteles, bizcochos, cupcakes o galletas. En ocasiones, también se mezcla con frutas y se le puede agregar un poco de azúcar.

Una de las variedades más populares de la crema batida es la “crema Chantilly”, que es una crema espesa y espumosa, un poco azucarada, y se usa para decorar postres.

La nata montada suele utilizarse en repostería y elaboraciones dulces. 

2. Crema líquida (nata líquida o media crema)

La crema líquida o nata líquida es conocida en algunos lugares como media crema (siendo dos de sus marcas más conocidas Nestlé y Lala). Como su nombre lo indica, se trata de una crema de leche que no es muy espesa.

Al menos en inicio, esta nata tiene una consistencia bastante líquida, aunque luego de pasar unas horas o días en refrigeración se vuelve más espesa.

Entonces, ¿la crema de leche es lo mismo que la media crema? No es lo mismo, más bien la media crema es sólo uno de los muchos tipos de crema leche. En este caso caracterizado por su consistencia y por un sabor neutro. Por lo mismo puede utilizarse tanto para acompañar recetas saladas como recetas dulces.

3. Nata para montar (crema espesa o crema fresca)

La nata para montar o crema espesa puede confundirse a veces con la crema batida, pero es distinta. En este caso, la crema de leche no llega al 50% de contenido graso (se mantiene en un 30% aproximadamente), con lo cual, su consistencia es menos espesa y no suele ser nada espumosa.

A diferencia de la crema líquida o nata líquida, la crema espesa es bastante más densa (su consistencia es similar a la del yogur). Su sabor suele ser neutro, ni muy agrio ni dulce, con lo cual, es muy útil para preparar pastas, aderezos o acompañar distintos guisos. Este tipo de crema de leche es también conocida como “crema fresca” o “nata fresca”.

4. Crema agria (nata agria)

La crema agria es en algunos lugares conocida como “nata agria”. Recibe su nombre porque se trata de una crema de leche que ha pasado por procesos de fermentación, con lo cual, adquiere un sabor ácido o agrio.

Su color es blanco y su consistencia espesa y densa, aunque viscosa. A diferencia de la crema batida, la crema agria no es espumosa. Por su sabor característico, este tipo de crema se utiliza especialmente para elaborar recetas saladas, aunque puede comerse como acompañamiento en distintos guisos o sencillamente untada en un pan.

A diferencia de los otros tipos, la nata o crema agria suele ser utilizada en elaboraciones saladas, como los nachos con queso. 

5. Leche evaporada

Más que tratarse de una crema, este es un tipo de leche que ha pasado por un proceso de evaporación de más del 50% del agua que originalmente contiene. No se le quita toda el agua, porque de ser así se convertiría en leche en polvo.

Se trata más bien de una leche “semi-evaporada”. Gracias a este mismo proceso, la leche evaporada suele aguantar periodos largos de almacenamiento. Y, al tratarse de una leche, no contiene tanta grasa como la crema, siendo más bien de consistencia líquida.

Suele utilizarse principalmente para hacer postres, aunque también para acompañar café o té, y en algunas recetas saladas.

Proceso de elaboración: ¿cómo hacer crema de leche?

En general la crema de leche o nata puede elaborarse por dos principales procesos. Por un lado, se obtiene mediante “cuchareo”, que es básicamente dejar reposar la leche durante un periodo de tiempo suficiente como para que la grasa flote hasta la superficie.

Posteriormente se retira con una cuchara y se almacena en un recipiente. Según la consistencia o el tipo de crema de leche que buscamos, podemos batir la sustancia o mezclarla con otros ingredientes.

Por otro lado, la crema de leche puede retirarse de la superficie de la leche por medio de una máquina especial llamada “descremadora”. Esta última se encarga de centrifugar y retirar la grasa directamente.

En cualquier caso, si acumulamos grandes cantidades de crema de leche y las refrigeramos por un tiempo determinado (hast que se solidifique), lo que obtendremos será mantequilla.

Referencias bibliográficas:

  • Nestlé. La lechera. Leche condensada azucarada (2019). Datos nutricionales. Nestlé, good food, good life. Recuperado 8 de febrero de 2019. Disponible en https://www.elmejornido.com/es/la-lechera/products/sweetened-condensed-milk

  • Pardo, M.E. y Almanza, F. (2005). Guía de procesos para la elaboración de productos lácteos. CAB, Ciencia y Tecnología: Bogotá, Colombia.

Comentarios
Antonia
muy interesante, útil, bien explicado, perfecto para comprender y aprender, gracias