Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Nueces: ¿para qué sirven? 7 propiedades y beneficios

Estos son los beneficios para la salud (tanto física como psicológica) de comer nueces regularmente.

 

Las nueces son alimentos altamente recomendables tanto por su sabor y versatilidad en distintos platos y preparaciones culinarias como por sus beneficios para la salud.

Con el objetivo de descubrir todos estos usos, en este artículo destacaremos las principales propiedades y beneficios de comer nueces y para qué sirven, desde el punto de vista de la prevención y el manejo de alteraciones no sólo físicas sino también psicológica.

La nuez, un fruto muy saludable

Las nueces son el fruto del árbol del nogal, una especie caducifolia de la familia de las juglandaceae. Este árbol es originario de Oriente Medio y fue introducido en Europa en la época clásica; más tarde llegó a los continentes americano y africano.

La nuez es un alimento considerado curativo o milagroso desde hace milenios por la gran cantidad de propiedades y aportaciones nutricionales beneficiosas que contiene.

Este particular fruto se encuentra dentro de una cobertura dura y rígida de color amarronado que puede partirse en dos. En su interior se encuentra la semilla, que posee una característica forma de cerebro.

Sus principales características nutricionales son su alto contenido en carbohidratos, vitaminas, proteínas, minerales y aceite vegetal. Se estima que una nuez clásica contiene aproximadamente un 50% de aceite graso, principalmente ácido linoleico.

7 propiedades y beneficios de comer nueces

Aunque no sea un alimento muy consumido por la sociedad general, son muchos los beneficios que aporta al organismo un consumo habitual de nueces. A continuación los detallamos.

1. Reduce el colesterol

Consumir nueces aporta grandes beneficios a muchos niveles; uno de ellos es la reducción del colesterol que puede favorecer. Este efecto reductor se debe a que la nuez es un alimento que contiene 0 colesterol y 0 niveles de grasa negativa para el organismo.

Además de eso, consumir nueces favorece el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra, genera sensación de saciedad y favorece la pérdida de peso en la persona que las come.

2. Salud cardiovascular

Otro beneficio que aporta el consumo habitual de nueces es favorecer y preservar la salud cardiovascular. Tanto si se han padecido afecciones de tipo cardiovascular como si se quiere minimizar el riesgo de desarrollarlas, comer nueces es un remedio muy recomendable por el hecho de que ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias.

Además de eso, el hecho de prevenir el colesterol alto (hipercolesterolemia) y facilitar la circulación sanguínea también se asocia con una menor incidencia de problemas de corazón o cualquier otro problema de tipo cardiovascular.

3. Estimula la actividad intelectual

Uno de los beneficios clásicos del consumo habitual de nueces es la estimulación de las funciones intelectuales. El elemento principal que favorece este tipo de efecto son las vitaminas y los ácidos grasos que contienen las nueces, que activan el sistema nervioso central y favorecen un mayor y más eficiente rendimiento de las funciones del cerebro.

Algunas de las funciones cognitivas que el consumo habitual de nueces puede mejorar y potenciar son la memoria, el aprendizaje, la concentración y el rendimiento intelectual en general.

4. Preserva el sistema inmunitario

Aunque no sea un beneficio demasiado conocido, el consumo habitual de nueces preserva y mejora el sistema inmunitario.

Es por eso por lo que las nueces pueden ayudar a fortalecer el estado de salud y minimizar el riesgo de contraer todo tipo de enfermedades contagiosas.

5. Modifica el estado de ánimo

Aunque puede parecer sorprendente, el consumo continuado de nueces ejerce un efecto revitalizante y energizante en la persona y favorece un estado de ánimo positivo y una reducción del estrés, principalmente por su elevado contenido en vitaminas, proteínas y minerales.

Este efecto energizante se debe al estímulo que supone el consumo de nueces para el sistema nervioso y también al efecto de las vitaminas, azúcares y antioxidantes que estas contienen.

6. Enfermedades hepáticas

El consumo de nueces también beneficia al organismo en casos particulares, como pueden ser el de las enfermedades hepáticas. El principal componente de las nueces que sirve para este fin son los ácidos grasos naturales.

Además de eso, las propiedades antioxidantes de las nueces ayudan a depurar el organismo y especialmente el hígado en caso de problemas hepáticos.

7. Otros

Existen otros muchos beneficios que puede aportar el consumo habitual de nueces en el organismo. En primer lugar encontramos el tratamiento y la prevención de la osteoporosis, principalmente por su contenido en minerales, y el mantenimiento de una piel joven y tersa, así como de un pelo sano y lustroso, por la presencia de vitamina E en las nueces.

Otro de los beneficios que puede aportar el consumo habitual de nueces es el aumento de la fertilidad masculina y una mejora de la calidad del esperma.

Comentarios