Sal (cloruro de sodio): fórmula, propiedades, usos y tipos de sal

La sal es un condimento alimentario que se puede obtener del agua, de las rocas o incluso de algunas plantas.
La sal es un condimento alimentario de que podemos encontrar diferentes tipos según su procedencia o forma de elaboración. 

 

La sal (o cloruro de sodio) es un aditivo alimentario del podemos encontrar diferentes tipos. Cada uno de ellos con unas características y matices muy diferentes. Además, este condimento es ampliamente utilizado en otros sectores como la cosmética o en los productos de limpieza.

A lo largo de este artículo descubriremos qué es la sal y cuáles son los diferentes tipo de sal que existen. Así como los diferentes beneficios y usos que se le pueden dar a este versátil aditivo alimentario.

¿Qué es la sal (cloruro de sodio)?

Cuando hablamos de sal, nos referimos al cloruro de sodio, también conocido como sal común o de mesa. Es principalmente un aditivo alimentario, aunque también es considerado un ingrediente que se utiliza en la producción del papel y la celulosa, en productos de baño y detergentes, entre otros usos.

Asimismo, el cloruro sódico se encarga de aportar salinidad a nuestro océano y al fluído extracelular de la mayoría de organismos. También es el componente de la sal comestible, por lo que se utiliza como condimento en comidas y/o como conservante de estas.

Le proporciona a los alimentos un sabor básico: el salado y es considerado un generador de apetito y estimulador de la ingesta.

Los formatos principales en los que se puede encontrar este aditivo alimentario son los siguientes:

  • Sal gorda

  • Sal final

  • Sal en forma de copos

De la misma manera, se suele vender como sal refinada, en forma de cristales blancos -que es la más conocida- o sin refinar -con los cristales menos homogéneos y menos blancos.

Cuando viene en forma de sal yodada -con yodo añadido a su composición-, se vende como alimento funcional para prevenir algunas enfermedades como el bocio o en el flúor para evitar las caries dentales.

Fórmula química

La fórmula química de la sal es NaCI y en su forma mineral es conocida como halita. Es un compuesto iónico formado por un catión sodio (Na+) y un anión cloruro (CI-).

Su apariencia es incolora, aunque el color asociado es el blanco si los cristales son muy finos.

El ion Na+ es el que provoca la regulación osmótica celular y el que aporta al organismo en gran medida, como sal de mesa.

¿Cómo se obtiene?

La sal de cocina es producida de diferentes maneras, y según su procedencia es conocida por un nombre u otro. La sal marina y la de manantial, por ejemplo, se obtienen por evaporación del agua.

La sal gema, en cambio, se produce por extracción en minas de la roca de la sal, la halita. Finalmente, la sal vegetal se obtiene por concentración al hervir una planta de tipo gramínea, procedente del desierto de Kalahari.

No obstante, el cloruro de sodio es producido en masa principalmente o por evaporación de agua de mar o salmuera de otros recurso y o minando la halita.

La sal es un condimento utilizado, entre otras cosas, para potenciar el sabor de la comida. 

Tipos de sal

Hay diferentes tipos de sal en función de algunas categorías como su procedencia, el origen -si es marina o de mina de sal-, el tratamiento utilizado o los aditivos añadidos, entre otros. A continuación se muestran algunos de los principales.

1. Sal fina

Esta suele ser la típica sal de mesa y la más utilizada. Suele disolverse mucho más fácilmente que la gruesa y no se apelmaza.

Resulta de un proceso de refinado industrial a que se somete la sal marina para eliminar cualquier impureza que pudiera presentar.

2. Sal gorda

También conocida como gruesa, es un tipo que está compuesta por cristales gruesos y que normalmente se emplea para conservar y preparar ciertos platos como el lomo a la sal. La sal gorda es más entera y natural que la fina ya que no ha sido molida ni refinada.

3. Sal marina

Es aquella que se extrae del agua marina en salinas mediante un proceso de evaporación. En su composición, tiene 86% de cloruro sódico, así como otros componentes asociados. El calcio, el cloruro de magnesio, el potasio, el yodo y el manganeso son algunos de ellos.

4. Flor de sal

Esta sal se crea en las salinas en el primer momento de concentración. Se originan una especie de cristales finos que flotan en placas sobre el agua.

No es de tipo refinada y tiene más proporción de yodo natural. Es muy apreciada comercialmente porque su producción es escasa y se recoge de manera artesanal. Puede comprarse en este enlace.

5. Sal Maldon

La sal Maldon se emplea como condimento en alta cocina y es producida en Inglaterra mediante un proceso de cocción del agua de mar.

Aparece en forma de placas finals en forma de escamas que son ideales para preparar asados de carne.

6. Sal negra

Es también conocida como la sal negra del Himalaya. Se conoce igual como Kala Namak de la India.

Es un tipo de sal mineral volcánica poco refinada producida en Nepal. Su color negro que le proporciona su característico principal es proporcionado por el carbón activado que se le añade en su elaboración.  

Carrefour tiene una opción muy popular de la marca Falksalt, que es sal marina negra en escamas.

7. Sal rosa del Himalaya

Un tipo de sal mineral originaria de las montañas de Pakistán. Utilizada como sal de mesa y a la cual se le atribuyen propiedades ciertamente positivas. También suele ser el ingrediente principal de las lámparas de sal.

8. Sal kosher

Sal pura, es decir, que no contiene añadidos químicos. Se utiliza de forma tradicional por las personas de religión judía para preparar salazón de alimentos kosher o permitidos por esta religión. Puedes comprarla aquí.

9. Sal yodada

Es aquella sal de mesa común que contiene yodo añadido para cubrir ciertas carencias nutritivas como la deficiencia de yodo en el organismo.

Se puede encontrar en la mayoría de supermercados.

Las más recomendadas son las de Carrefour y El Corte Inglés. Asimismo también está disponible en portales online como Amazon.

10. Sal inglesa o Epsom

La sal inglesa o de Epsom es el nombre común que se le atribuye al sulfato de magnesio o magnésico. No es un tipo de sal culinaria, sino un compuesto químico que suele incluirse en preparaciones medicinales al cual se le atribuyen propiedades exfoliantes y antiinflamatorias.

La que se vende en Mercadona es muy conocida por su relación calidad-precio.

11. Sal sin sodio

Es un tipo de sal especial para dietas sin sodio, principalmente para personas hipertensas. Incluye una mezcla de minerales para suplir el efecto de la sal en una dieta equilibrada.

Luego existen otras opciones como la Morton, que es baja en sodio y es mezclada con sal común. Grandes supermercados como Carrefour -de la marca Carmencita- y Mercadona -de la marca Hacendado- tienen este tipo de sales disponibles.

Propiedades de la sal

Uno de los elementos principales de la sal que consumimos es el sodio. Este mineral nos ayuda al correcto funcionamiento del sistema nervioso y de la circulación de la sangre.

También es rico en otros minerales necesarios como el calcio, el cloruro y el potasio, todos con propiedades esenciales para nuestro organismo. Contiene cierta cantidad de hierro y carece de grasas.

Además, este condimento que forma parte de nuestra vida diaria presenta ciertas funciones importantes para nuestro cuerpo como:

  • Mantiene el equilibrio de los líquidos corporales

  • Permite la transmisión de impulsos nerviosos

  • Regula el músculo cardíaco

  • Previene los calambres musculares

  • Evita el exceso de salivación

  • Ayuda a regular el sueño

  • Permite la absorción de nutrientes

Todas estas propiedades y beneficios asociados al cloruro de sodio son específicamente asociadas a una alimentación equilibrada y a un uso de la sal moderado y saludable que más adelante explicaremos.

La cúrcuma (turmeric) es uno de los principales sustitutos de la sal. 

Usos de la sal

Aunque los usos de la sal sean principalmente culinarios, también existen otros muy prácticos que muchas veces se desconocen. A continuación te mostramos algunos de los más comunes.

1. En la cocina

Es el condimento, junto la pimienta y el azúcar, más utilizado en la alimentación para darle sabor a las comidas.

También se utiliza para cocinar algunos platos como el lomo o pescado a la sal. La lubina o la dorada a la sal, por ejemplo, son recetas muy comunes en la cocina mediterránea hechas con sal gorda marina.

Gracias a la costra del cloruro sódico los alimentos se cuecen en su propio jugo en el horno y sólo absorben la cantidad justa.

2. Como conservante

Desde hace miles de años, se elaboran salazones de alimentos como la carne -como el chorizo u otros embutidos.

Mediante estos métodos, se podían conservar alimentos perecederos. Su objetivo era desecar los alimentos para parar la actividad bacteriana responsable de descomponer la comida.

3. Para limpiar

Otro de los usos de la sal incluye la limpieza de objetos y utensilios de cobre, metal, porcelana e incluso flores de plástico.

También puede servir para sacar la humedad de rincones donde se concentre y evitar su futura formación.

4. Para la tierra

El cloruro de sodio en la tierra de las macetas o los jardines puede ayudar a evitar la formación de maleza.

Normalmente sirve con espolvorear cierta cantidad considerable de sal por donde la hierba suele crecer y evitar que vuelva a salir. También puede servir para repeler a hormigas.

5. En la cosmética

Los baños de agua con sal para los pies son muy beneficiosos para la salud ya que proporcionan alivio al estrés y a la tensión acumulados en esta parte del cuerpo. Asimismo mejoran la circulación, calman el dolor y proporciona frescor a los pies cansados.

De la misma manera, las sales de baño se utilizan ampliamente en Spas y centros de estética. Suelen ser de tipo marino o de roca.

Producent también propiedades beneficiosas para el cuerpo al entrar en contacto con el agua caliente.

6. Como remedio

Es el antídoto natural del nitrato de plata, metabolizándolo en cloruro de plata, sustancia prácticamente atóxica que el cuerpo puede excretar con seguridad.

Como remedio casero también se puede utilizar para calmar picaduras de abejas o mosquitos, combinándola con agua hasta formar una pasta.

¿Es la sal mala para la salud?

Si bien es importante consumir sal, pues sin ella se perturba el delicado equilibrio del agua en el organismo y se produce la muerte por deshidratación.

En la dieta común actual globalizada los alimentos ya tienen de por sí suficiente sal por lo que es usual abusar de ella ingiriendo en ocasiones más de 5 g diarios, cuando lo recomendable es la cantidad de alcance 2 o 3 g/día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 5g de sal al día.

La ausencia total de sal en la dieta es perjudicial para la salud; es necesaria una pequeña dosis de sal para mantener ciertas actividades del organismo como la respiración y la digestión.

La deficiencia de sal genera en el organismo una deficiencia de sodio denominada hiponatremia. El elemento necesario en la sal es el sodio, muy útil en el mantenimiento de la presión de la sangre y de los fluidos extracelulares.

De igual modo, su consumo en exceso puede llegar a ser perjudicial y estar asociado a problemas como el Ictus, la insuficiencia cardíaca o la hipertensión.

Sustitutos de la sal en cocina

Para aquellas personas que tienen recomendado disminuir el consumo de sal en su dieta por problemas de salud, existen ciertos sustitutos naturales para este aditivo. Se pueden utilizar los siguientes condimentos:

  • Mostaza

  • Ajo cocinado

  • Semillas de girasol

  • Cebolla en polvo

  • Pimienta negra

  • Zumo de limón

  • Cúrcuma

Asimismo, existen otras opciones tales como el orégano, el perejil u otras hierbas para sazonar los platos sin necesidad de utilizar sal.

No obstante, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda en generar escoger aquellos productos cocinados con menos sal.

Referencias bibliográficas:

 

  

 

 

Comentarios