Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Sal del Himalaya: qué es y tipos de sal (rosa y negra)

Explicamos las características, beneficios y dónde comprar esta sal artesanal de origen mineral.
La sal del Himalaya contiene una gran cantidad de nutrientes beneficiosos. 

 

La sal del Himalaya, también conocida como sal rosa o sal rosada, es uno de los muchos tipos de sal que se han popularizado recientemente. Tal como otras sales artesanales, este condimento forma parte de una amplia variedad de productos culinarios de alta gama.

En este artículo veremos para qué sirve la sal del Himalaya y cuales son algunas de sus propiedades y beneficios, así como algunas opciones para su compra.

Sal del himalaya: ¿qué es y para qué sirve?

La sal de mesa (aquella que utilizamos como condimento diario en alimentos) es elaborada mediante procedimientos industriales que consiguen refinarla de manera uniforme. Tradicionalmente se comercializa en presentaciones estándar de 1 kg. y puede comprarse en cualquier supermercado.

Hasta hace poco, la única variante de la sal común era la sal yodada o fluorada, es decir, aquella que contiene una dosis extra de yodo para compensar nutrientes. No obstante, recientemente se han introducido al mercado una gran variedad de sales que conocemos como sales gourmet o sales artesanales.  

A diferencia de las sales refinadas y procesadas de manera industrial, la sal del Himalaya no es homogénea: varía tanto en su composición y estructura como en el contenido de humedad y minerales. Al ser producidas localmente, sus procesos de elaboración suelen ser más cuidadosos que aquellos generados a gran escala.

Lejos de eliminar materias primas importantes para el metabolismo (oligoelementos), las sales gourmet mantienen distintos nutrientes que ofrecen variedades de sabor y múltiples beneficios para el organismo.

Además, las sales artesanales se caracterizan por tener una estructura similar a la de pequeños cristales con formas heterogéneas que ofrecen una experiencia de consumo innovadora. Esto último en contraste con las sales refinadas, cuya composición es uniforme y más tradicional.

Principales propiedades y beneficios

Tal como ocurre con otras sales artesanales, la sal del Himalaya tiene propiedades y beneficios como los siguientes:

  • Contiene una alta concentración de minerales como cloruro sódico, hierro, magnesio, calcio, zinc, yodo y potasio.

  • Lo anterior no solo aporta diversos sabores, sino nutrientes esenciales para el organismo.

  • Contiene más humedad que las sales industriales, lo que ofrece un sabor y una estructura distinta a las sales comunes.

  • La variedad de cristales que la componen se obtienen por procedimientos manuales que ofrecen texturas distintas.

  • Tiene un sabor concentrado, lo que puede ayudar a disminuir la cantidad de sal añadida a los alimentos.

Todas las propiedades descritas han sido reconocidas por especialistas de la gastronomía como elementos importantes para ofrecer acabados estéticos en distintos platillos, así como una preparación innovadora a base de cristales salinos.

En ese sentido, la sal del Himalaya no solo ha representado una opción distinta en cuanto a la ingesta de nutrientes, sino que ha significado una importante estrategia en la transformación de la experiencia culinaria y en el incremento del mercado alimenticio.

En relación con esto último, la desventaja es que, al tratarse de un producto de alta gama recientemente incorporado a los supermercados locales, la sal del Himalaya suele tener un precio mucho más elevado que las sales industriales.

La sal del Himalaya se obtiene por extracción minera en las montañas pakistaníes al sur del continente asiático.

¿Sal de Himalaya es lo mismo que sal rosa?

La sal del Himalaya se obtiene por extracción minera en las montañas pakistaníes al sur del continente asiático. Al tratarse de un tipo de sal que se obtiene en minas y no en el mar, este producto obtiene un tono rosado al final de su elaboración.

Es decir que, al término del proceso, la sal del Himalaya toma la forma de pequeños cristales de color rosa claro. Por lo mismo es también conocida como sal rosa o sal rosada. Sin embargo, esta no es la única sal con este color disponible en el mercado.

El mismo proceso de producción ocurre en la Cordillera de los Andes, por lo que existe también una sal rosa de Bolivia. Otro de los nombres de esta última es Salt Mirror, y su origen son los salares andinos ubicados a más de 3500 metros de altura. En la misma zona existe también una sal rosa peruana producida en la provincia de Cuzco.

¿Dónde comprar sal rosa?

Actualmente la sal rosa se puede comprar en casi cualquier supermercado, como por ejemplo Mercadona, generalmente en la sección de productos de alta gama. Además se puede comprar por internet, lo que es especialmente común en el mercado estadounidense.

Por ejemplo, Salt Works es una de las empresas con mayor distribución en este sector, incluyendo la venta y distribución de sales de baño, sales de mesa y sales artesanales. Otras compañías del mismo país son Salt Traders, The Meadow y Sea Salt Superstore.

¿Cómo consumirla? Principales usos

La sal del Himalaya, y cualquier sal rosa, se puede consumir de la misma forma que la sal de mesa común. Es decir, puede agregarse a cualquier alimento según la receta y el paladar de cada quien. Suele comercializarse en pequeños molinos de plástico o de vidrio, de manera que los cristales sean triturados al momento mismo de preparar los alimentos.

No obstante, algunos expertos opinan que, a diferencia de la sal industrial, las sales artesanales deben agregarse a los alimentos al finalizar su preparación. Es así ya que incorporar la sal del Himalaya a manera de cristales esparcidos en el producto final es una de las formas de ofrecer un consumo innovadora.

En cuanto a la concentración, la sugerencia general es ingerir un máximo de 2,300 mg de sodio por día para adultos. Esto equivale a 5.8 gramos de sal diarios, aunque, por ejemplo, el adulto promedio estadounidense suele tomar hasta 9 gramos (Drake, 2010).

Por si fuera poco, la sal del Himalaya no solo ha sido utilizada como complemento alimenticio. Por ejemplo, este condimento ha sido también usado como un elemento de decoración dentro de lámparas ionizantes.

La sal negra del Himalaya tiene un origen volcánico y adquiere su color del carbón activado con el que se elabora. 

Otros tipos de sal

La sal del Himalaya y la sal rosada no son las únicas sales de alta gama que podemos encontrar en los supermercados. De hecho, la sal tanto de origen marino como mineral suele dividirse en distintos tipos según los procesos específicos de elaboración y cristalización, así como de acuerdo con los lugares de los que proceden.

Existen, por ejemplo, sales marinas, sales indias, sales japonesas, sales ahumadas, sales con algas, saes de río, sales rojas, entre muchas otras. Veremos a continuación las principales características de un par de ellas.

Sal de mar

La sal de mar o sal marina puede ser fina o gruesa según el calibre y la composición. Es diferente a la sal refinada ya que esta última se elabora a partir del lavado y blanqueado del producto, lo que incluye aditivos extras.  

Este tipo de sal contiene una cantidad de sodio más baja que las sales comunes, así como otro tipo de minerales que otorgan un sabor intenso a menor contracción. Dicho de otro modo, con menos cantidad de sal de mar podemos obtener el mismo sabor que obtendríamos utilizando grandes concentraciones de sal industrial.

Esto último podría resultar benéfico para algunas enfermedades relacionadas con exceso de sodio.

Sal negra

La sal negra del Himalaya es también conocida como sal Kala Namak de la India. Se trata de una sal mineral de origen volcánico que procede de un distrito muy próximo a Nepal: Darjeeling. El tono negro que la caracteriza se origina bien por carbón activado y añadido durante la preparación, o bien, por un contenido sulfuroso alto.

Referencias bibliográficas

 

  

 

 

Comentarios