Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Sales minerales: qué son, funciones, tipos y suplementos

Entre las sales minerales que actúan como nutrientes esenciales encontramos el calcio o el hierro.

 

Las sales minerales son elementos químicos necesarios para la nutrición de los organismos y para llevar a cabo funciones básicas. Los seres humanos obtenemos estos elementos del consumo de plantas o bien de otros animales ya que no podemos elaborarlos por nosotros mismos.

Los minerales constituyen uno de los cuatro grandes grupos de nutrientes esenciales junto con los ácidos grasos, las vitaminas y los aminoácidos esenciales. A continuación veremos qué son las sales minerales, cuáles son sus funciones y cómo se clasifican.

¿Qué son las sales minerales? Definición del concepto

Las sales minerales son elementos inorgánicos fundamentales en la nutrición humana. Nuestro organismo no puede sintetizarlas por sí mismo; es por este motivo que son consideradas un nutriente esencial.

Los minerales se encuentran de manera natural en la Tierra y son adquiridos por las plantas a través del suelo y por los animales a través de la ingesta de esas plantas. Los seres humanos podemos adquirirlos a partir de la ingesta de los primeros o de los segundos, siguiendo la cadena trófica.

Aparte de comiendo plantas o animales, las sales minerales pueden adquirirse a través del consumo de agua, ya que esta puede ser rica en minerales dependiendo de la zona geográfica de donde se obtenga.

Además de adquirirse a través de dichos cauces, las sales minerales también pueden obtenerse a partir de suplementos nutricionales siempre que exista algún déficit de un mineral determinado. En el último apartado de este artículo nos referiremos de forma detallada a este tipo de suplementos.

Los minerales principales que intervienen en el desarrollo del cuerpo humano son el calcio, el fósforo, el potasio, el sodio y el magnesio. Este grupo, conocido como el de los macrominerales, constituye el conjunto de minerales cuyo déficit puede ocasionar problemas de salud. A continuación veremos cómo se clasifican los minerales en su totalidad.

Funciones de estos nutrientes en el organismo

Los minerales son fundamentales para la actividad del organismo humano en múltiples facetas. Entre las principales funciones de las sales minerales encontramos las siguientes:

  • Fortalecimiento de huesos y dientes

  • Regulación del balance de agua de dentro y fuera de las células (osmosis)

  • Formación de tejidos y músculos necesarios para el movimiento

  • Desarrollo de las funciones hormonales y metabólicas

  • Intervención en la excitabilidad nerviosa y en la actividad muscular

  • Favorecimiento de la actividad antioxidante en el organismo

  • Formar parte de moléculas de gran tamaño como la hemoglobina de la sangre y la clorofila en vegetales

  • Regulación del correcto funcionamiento del sistema inmune

  • Aporte de energía al cuerpo para realizar actividades de cualquier tipo

Tipos de sales minerales: una breve clasificación

Podemos clasificar los tipos de minerales según la importancia del aporte nutricional que desempeñan. Los minerales esenciales para el organismo humano son los macrominerales, mientras que los microminerales son menos relevantes.

Macrominerales

Los macrominerales o minerales mayores son los que llevan a cabo una mayor función nutricional en el organismo. Las sales minerales de este tipo deben ser consumidas todos los días para un correcto funcionamiento del cuerpo.

Se recomienda consumir unos 100 mg o más al día de los minerales que conforman este grupo, y se consideran esenciales porque un déficit de alguno de estos elementos nutricionales puede ocasionar problemas significativos en la salud.

Los macrominerales son el calcio, el potasio, el sodio, el fósforo, el magnesio, el cloruro y el azufre. Los trastornos derivados del exceso de este tipo de minerales se conforman con el prefijo hiper- y a continuación el mineral en cuestión, por ejemplo “hiperpotasemia” en el caso de un exceso de potasio.

Por el contrario, las patologías relacionadas con el déficit del mineral se forman con el prefijo hipo-, por ejemplo “hipocalcemia”.

Microminerales

Los microminerales, también llamados “minerales traza”, son aquellos que el organismo necesita en menor medida -normalmente unos 100 miligramos o menos.

En el grupo de los microminerales figuran el zinc, el hierro, el yodo, el cobre, el selenio, el manganeso, el fluoruro, el cromo, el níquel, el silicio, el vanadio y el cobalto.

Cabe indicar que, aunque el hierro sea considerado como micromineral, a menudo es necesaria una mayor cantidad que con el resto de microminerales.

Suplementos minerales (para deportistas y más)

Además de obtener los minerales necesarios de la comida que ingerimos también se pueden administrar al organismo a través de suplementos nutricionales de sales minerales.

Estos suplementos son recomendados principalmente para personas que tengan un déficit en alguno de los minerales esenciales; sin embargo, existen casos de personas que no tienen ningún problema de este tipo e igualmente consumen este tipo de suplementos.

Un estudio llevado a cabo por el National Institute of Health reveló que la mayoría de personas que toman suplementos con minerales no los necesitan, ya que sus niveles de estos nutrientes son los adecuados, y que además suelen presentar niveles elevados de magnesio y zinc.

Otra conclusión la la que llegaron los autores de este estudio fue que la mayoría de los encuestados tanto si tomaban el suplemento o no presentaban niveles bajos de calcio.

En el caso de las personas mayores suele suceder lo contrario, ya que a menudo suelen presentar niveles de calcio superiores a los que se recomiendan. Un exceso de calcio puede conllevar problemas graves, principalmente piedras en el riñón.

Comentarios