Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Stevia: las propiedades y beneficios de este edulcorante natural

Se dice que la stevia ayuda a adelgazar y a combatir la diabetes... ¿Hay algo de cierto en esto?
La Stevia rebaudiana es una planta con propiedades dulces originaria de centro América.
 

La Stevia es una planta que se comercializa como endulzante natural en presentación sólida y líquida. Lleva el mismo nombre, aunque también suele conocerse como “Estevia”. Es considerada un superalimento por ser un producto natural al que se atribuyen múltiples propiedades.

Pero, ¿es realmente benéfica? ¿carece de efectos secundarios o contraindicaciones? Se dice que los edulcorantes con stevia no sólo son menos perjudiciales que el azúcar refinada, sino que resultan en general más saludables. También se dice que pueden ayudar a adelgazar e incluso que curan la diabetes mellitus.

En este artículo analizaremos las verdaderas propiedades de los edulcorantes con stevia y de sus compuestos (esteviol y eritritol, responsables del sabor dulce). El objetivo es explicar sus beneficios y también sus posibles efectos secundarios, así como desmentir ciertos mitos que se han vuelto muy populares.

¿Qué es la Stevia?

La Stevia (cuyo nombre original es Stevia rebaudiana) es una planta de la familia de las asteráceas. Otras especies que también pertenecen a este género son la margarita, la dalia, el senecio, la ambrosia y la achicoria o escarola.

Se trata de una especie originaria de Sudamérica y en concreto de sus regiones tropicales, puesto que se desarrolla mejor en entornos húmedos, si bien las variantes silvestres se localizan en hábitats semiáridos.

En Paraguay y en Brasil las hojas de Stevia rebaudiana han sido utilizadas desde hace más de un milenio. Los guaraníes, nativos de estos dos países, llaman a la stevia “ka’a he’ẽ”; este término se puede traducir de forma aproximada como “hierba dulce” y se pronuncia “caá jeé”.

Tradicionalmente esta cultura ha empleado la stevia sobre todo como edulcorante para infusiones de yerba mate, característica de esta parte del continente, pero también como producto medicinal. Más adelante repasaremos los usos principales de la Stevia.

 

La stevia proviene de la planta "Stevia rebaudiana". | .

Del ka’a he’ẽ a la Stevia rebaudiana

Con la llegada de los españoles a América, el “ka’a he’ẽ” fue investigado por primera vez en base a los conceptos propios de Europa. En esta época se introdujo el nombre “Stevia” en honor al botánico Pedro Jaime Esteve, que fue quien se ocupó de dicho estudio.

No obstante, la planta continuó siendo utilizada casi exclusivamente por los nativos hasta finales del siglo XIX, cuando los científicos Moisés Santiago Bertoni y Ovidio Rebaudi la estudiaron por su dulzura. Fue de Rebaudi de quien el nombre “Stevia rebaudiana” obtuvo su segundo componente.

En el año 1931 los químicos franceses Bridel y Lavielle publicaron los resultados de una investigación sobre la Stevia rebaudiana. Estos científicos consiguieron identificar los dos compuestos químicos que explican los efectos edulcorantes del extracto, y los bautizaron como “esteviósidos” y “rebaudiósidos”.

No fue hasta la década de 1960 que la Stevia se extendió al resto del mundo, incluyendo países como Estados Unidos, Francia, China y Japón. Esta tardanza se explica por las dificultades que acarrea el cultivo de la planta en entornos diferentes de los que le son propios.

Su uso como producto edulcorante (endulzante)

En los últimos años se ha vuelto muy popular la utilización del extracto de Stevia rebaudiana como edulcorante o endulzante natural, y por tanto como sustituto del azúcar. Incluso se ha llegado a afirmar que la stevia puede curar la diabetes o prevenir su aparición. La realidad es que este tipo de planteamientos no tienen base científica determinante.

Dicha popularidad ha sido resultado de una de las principales propiedades de esta planta: el glucósido de esteviol, un compuesto químico que genera un sabor dulce. Este compuesto llega a ser hasta 300 veces más dulce que la sacarosa (molécula que conocemos comúnmente como “azúcar”).  

Aunque la marca Stevia no es la única que se ha generado a partir de esta planta, sí ha sido la más extendida, llegando incluso a considerarse el nombre genérico para los sustitutos naturales del azúcar.  

Pero existen otras marcas de edulcorante o endulzante natural cuya base es el extracto de la stevia rebaudiana. Una de las más populares es la marca Truvia, que como tal contiene glucósido de esteviol; junto con eritritol, un tipo de alcohol que se produce por la fermentación, especialmente de frutas.

Así mismo, la marca Stevia suele confundirse con otra marca de edulcorante llamada Splenda. La diferencia entre una y otra es que la Stevia está hecha a base de la planta del mismo nombre, mientras que la Splenda está hecha de sucralosa, un compuesto químico que también es mucho más dulce que el azúcar de mesa.

Y ¿dónde comprar Stevia? Actualmente, tanto la marca Stevia como las otras marcas comerciales de educolorantes naturales pueden comprarse en cualquier supermercado. La planta en sí misma puede resultar más difícil de conseguir, aunque en los mercados tradicionales podría adquirirse.

Stevia es el nombre comercial de un edulcorante hecho a base de esta planta.

Las propiedades de la Stevia rebaudiana

Una vez que hemos diferenciado entre la Stevia rebaudiana y la marca comercial Stevia, veremos algunas de las principales propiedades de la planta. Específicamente veremos las propiedades y los beneficios de sus compuestos activos.

Glucósidos de esteviol

Los glucósidos de esteviol son moléculas químicas que como ya decíamos dotan a las hojas de la Stevia de un sabor muy dulce. Son resistentes al calor y la fermentación, por lo que son de una duración más larga.

Las mismas moléculas tienen un impacto bajo en términos de respuesta glucémica, es decir que, en sí mismos no aumentan el nivel de glucosa en la sangre. Este representa uno de los principales beneficios en comparación con el azúcar de mesa.

Eritritol

Por su parte, el eritritol es un endulzante natural que se considera no calórico porque, igual que el esteviol, no aumenta los niveles de glucosa en la sangre. Además se considera no calórico porque contiene un porcentaje mucho menor de calorías en comparación con el azúcar refinada (hasta 90% menos). Por lo mismo, los productos que contienen este compuesto suelen venderse como un "libres de calorías".

Suele utilizarse para aumentar los volúmenes del edulcorante comercial de preferencia, así como para imitar la textura del azúcar común.

El eritritol se absorbe en tracto gastrointestinal de manera parcial, con lo cual, disminuye la posibilidad de efectos secundarios en la misma zona (cuando se consume en dosis moderadas).

¿Es apropiada para personas con diabetes?

Tal como decíamos, en comparación con la sacarosa, los glucósidos de esteviol pueden disminuir la respuesta glucémica, con lo cual, aumentan en menor medida los niveles de glucosa en la sangre.

Es esto lo que hace de la Stevia un producto especialmente consumido por personas con diabetes u otras condiciones médicas, e incluso por personas que quiere reducir su consumo de azúcar para bajar de peso.

Pero, como veremos más adelante, esta propiedad puede disminuir cuando la Stevia rebaudiana se mezcla con otros químicos durante el proceso de comercialización.

¿La Stevia puede ser perjudicial?

Desde la década de 1980 la Stevia ha sido muy popular como edulcorante natural y sustituto del azúcar (de forma similar a la sacarina), sobre todo en Japón. Se han comercializado múltiples productos que contienen extractos de esta planta, como refrescos y alimentos de los que se ha dicho que tienen propiedades adelgazantes.

Esta aplicación de la stevia está muy extendida también en Europa, si bien en Estados Unidos los organismos públicos han desincentivado el consumo de Stevia, sobre todo como aditivo.

En concreto, la United States Food and Drug Administration o FDA, una agencia encargada de la promoción de la salud pública, prohibió la comercialización de la Stevia en los años 90. Más recientemente la FDA ha especificado que los productos con Stevia muy pura son seguros, pero esto no se aplica a todas las variantes que encontramos en el mercado.

Esto se asocia con las revisiones de la evidencia científica llevadas a cabo por la Organización Mundial de la Salud. Benford et al. (2006) concluyeron que, en sí mismos, los componentes activos que proporcionan a la stevia rebaudiana su característico sabor dulce no son perjudiciales para la salud.

No obstante, los productos que se comercializan como “Stevia” tienden a estar muy procesados, lo cual puede anular los pretendidos efectos saludables de esta planta e incluso causar repercusiones negativas en el organismo (ello en función del resto de compuestos que contengan).

Otra marca de endulzan natural hecho con stevia se llama "Truvia".

Contraindicaciones y efectos secundarios

Como ya decíamos, los productos que se fabrican con esta planta contienen principalmente glucósidos de esteviol, uno de los compuestos característicamente “dulces”. Con frecuencia estos se combinan con químicos que también tienen propiedades endulzadoras.

Por ejemplo, es habitual que se les añada maltodextrina, un compuesto que aumenta notablemente los niveles sanguíneos de glucosa, lo cual puede convertir al producto resultante en contraindicado para casos de diabetes. Otros componentes típicos tienen un alto contenido calórico, de manera que no sólo no serían buenos para adelgazar sino que provocan el efecto opuesto.

De modo similar, los productos con extracto de stevia pueden contener ácido sórbico y sorbato potásico, que causa reacciones dermatológicas con cierta frecuencia. Por su parte, el eritritol puede actuar como laxante cuando se consume en dosis altas; este último efecto puede arrojar algo de luz sobre la idea de que la stevia ayuda a perder peso. En el mismo sentido puede provocar gases, ya que se digiere con dificultad.

Por otro lado, y si bien el esteviol no parece ser perjudicial para la salud, la Stevia rebaudiana está compuesta por muchos otros productos químicos; algunos de ellos sí pueden resultar dañinos si se consumen en exceso.

A causa de todos estos hechos, conviene ejercer una gran precaución e informarse en profundidad antes de consumir edulcorantes y suplementos comercializados como “Stevia” o cualquier otra marca de endulzante natural industrializado: podrían contener cantidades elevadas de los compuestos más perjudiciales de la planta, así como otros químicos que anularían los supuestos beneficios de estos sustitutos del azúcar.

En cualquier caso, y a pesar de que se están intentando desarrollar alternativas saludables a este producto, la mejor opción a nivel de salud es dejar el azúcar poco a poco y acostumbrarse al sabor de las cosas sin edulcorar.

Referencias bibliográficas:

Comentarios