Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Sustitutos del azúcar blanco refinado: 15 edulcorantes naturales

Descubrimos cuáles son las alternativas al azúcar blanco refinado y 15 tipos de edulcorantes naturales.
Conocemos 15 alternativas al azúcar blanco refinado. 

 

El aumento del consumo de azúcares refinados, así como de alimentos con un alto contenido de azúcares añadidos, es un problema real que comienza a preocupar a las grandes autoridades y organizaciones sanitarias.

Para todos aquellos que buscan una alternativa más saludable al azúcar blanco refinado, hemos elaborado una lista con opciones de edulcorantes naturales para poder sustituirlo. Las opciones son muchas y cada una de ellas presenta una propiedades determinadas.

¿Por qué está tan mal valorado el azúcar blanco?

El azúcar blanco se ha ganado mala fama. Esto es debido por todos los procesos por los que pasa durante su elaboración. Además, en muchos casos, la caña de azúcar se cultiva con pesticidas químicos y fertilizantes.

Una vez se ha cosechado, se exprime el jugo de la caña. Este jugo se hierve varias veces hasta que se elimina toda la melaza y se agregan productos químicos que ayudan a procesarlo.

La melaza es el jarabe que contiene todas las vitaminas y minerales y, como se elimina durante el proceso de obtención de azúcar blanco, todo lo que queda es edulcorante puro, sin ningún valor nutricional. Este tipo de edulcorante puede causar caries, diabetes y obesidad.

15 edulcorantes naturales para sustituir al azúcar

A continuación os explicamos 15 alternativas de edulcorantes naturales para no tener que consumir azúcar blanco refinado.

1. Miel

Es probablemente el edulcorante natural más conocido. La miel es producida por las abejas a partir del polen y el néctar de las flores. Se puede utilizar como sustituto del azúcar, pero tenemos que tener en cuenta que es más dulce.

La miel contiene enzimas y vitaminas y no solo tiene usos como edulcorante natural, si no también como antiséptico y para ayudar a calmar el dolor de garganta.

La miel es un edulcorante natural que puede servir como alternativa al azúcar blanco tradicional. 

2. Stevia

La stevia es una planta originaria de América del Sur, aunque se puede cultivar en cualquier entorno subtropical. Sus hojas son 30 veces más dulces que el azúcar, así que un poco de stevia puede endulzar mucho.

Para su consumo podemos encontrarla como extracto o como polvo. Tiene 0 Kcal y no daña los dientes. Una taza de edulcorante blanco refinado equivale a una cucharada pequeña de stevia.

3. Azúcar de coco

El edulcorante de coco proviene de las flores del árbol de coco. Tiene un alto contenido de aminoácidos y minerales y no daña los dientes. Es un azúcar y no es libre de calorías, pero no se procesa tanto y no tiene productos químicos ni conservantes añadidos.

Se puede comprar en formato líquido, llamado sirope de coco, o en forma de cristal, que generalmente se llama edulcorante de palma de coco.

4. Sirope de agave

El sirope de ágave, también llamado jarabe de agave, proviene de la planta de agave, que es similar a un cactus y es originario de México. Para elaborar este sirope, originalmente se hervía la savia para producir un sirope dulce sin ningún conservante.

5. Azúcar de caña integral

El edulcorante de caña integral proviene de la caña de azúcar igual que el blanco refinado. La diferencia que hay entre los dos es que el refinado se hierve varias veces para eliminar la melaza y luego se sigue procesando.

El azúcar de caña integral generalmente se hierve solo una vez y no se somete a más procesos, por lo que presenta un color más oscuro. Aparte de ser menos procesado, este tipo de edulcorante natural es básicamente lo mismo que el refinado, por lo que puede dañar los dientes y causar diabetes si se toma en exceso.

6. Azúcar moreno

El azúcar moreno es básicamente edulcorante blanco refinado pero con las melazas que se le agregan al final del procesamiento. El moreno es tan refinado como el blanco, así que no es un edulcorante natural. Aunque tiene algunos nutrientes más debido a la adición de melaza, tiene los mismos problemas que el blanco.

7. Concentrados de frutas

Otra de las alternativas al azúcar blanco son los concentrados de frutas. Son un tipo de edulcorantes naturales formados por el concentrado de zumos de frutas. Existe un concentrado para casi todos los tipos de fruta, por lo que pueden variar en dulzor, sabores y nutrición.

Se pueden utilizar en lugar de azúcar en recetas y batidos. Lo único que hay que tener en cuenta es si llevan algún tipo de edulcorante o conservante añadido. Hay que leer la lista de ingredientes para asegurarnos que sea un concentrado de frutas puro.

A partir de los jugos de frutas naturales se pueden extraer azúcares que sirven de alternativa al azúcar refinado.

8. Sirope de arce

El sirope de arce es otra alternativa al azúcar blanco. Es uno de los edulcorantes naturales que más de consume en Estados Unidos. No tiene productos químicos ni conservantes añadidos y es una buena fuente de determinadas vitaminas y minerales. Puede causar algunos problemas similares a los que provoca el edulcorante blanco, como caries en los dientes, porque su composición son azúcares y agua.

9. Azúcar panela

La panela es el extracto de la caña de azúcar que se somete a varias ebulliciones y pierde su humedad, formando melaza. Al enfriarse y secarse se solidifica y pasa a ser procesado. Durante su elaboración no se utilizan químicos y está considerado menos depurado que el azúcar moreno. Su índice glucémico es más bajo que el del edulcorante blanco refinado.

10. Azúcar de abedul

El azúcar de abedul es otra de las opciones que podemos tomar para sustituir el edulcorante blanco refinado. Es elaborado extrayéndolo de la corteza del abedul y tiene un aspecto muy similar al blanco. Se utiliza mucho en repostería. Funciona como prebiótico y es una buena opción para los diabéticos.

11. Azúcar mascabado

El mascabado, corresponde al azúcar no refinado, que conserva todos sus nutrientes. Se elabora cortando y prensado la caña de azúcar. Primero se obtiene un jarabe denso que se hierve hasta que la consistencia es la adecuada y se deja enfriar hasta conseguir una cristalización homogénea.

12. Sirope de yacón

Este tipo de edulcorante proviene de la raíz de yacón que crece en América del Sur. Esta raíz tiene un sabor similar a una manzana. A diferencia de la mayoría de los edulcorantes naturales, contiene gran cantidad de fibra y puede ayudar a la digestión. Sin embargo, a veces puede causar gases e hinchazón. Su precio es bastante más elevado que el blanco.

El azúcar de caña integral, el azúcar mascabado o la panela son dos alternativas menos procesadas al azúcar blanco refinado. 

13. Jarabe de arroz marrón

Este jarabe se elabora a partir de cocer arroz y fermentarlo. Tiene vitaminas, potasio y magnesio. Además, no presenta productos químicos o conservantes y no se procesa tanto. Es una forma de azúcar, así que tiene calorías y puede dañar los dientes. Hay que tener en cuenta que es menos dulce que el blanco refinado, así que se necesita más cantidad.

14. Jarabe de malta de cebada

El jarabe de malta de cebada está elaborado con malta de cebada fermentada y germinada. No tiene productos químicos ni conservantes y tiene aproximadamente las mismas vitaminas y minerales que el jarabe de arroz marrón.

Podemos encontrar el extracto de malta de cebada en dos formatos: en polvo y en jarabe. Puede dañar los dientes y es menos dulce que el azúcar, así que tendremos que usar más cantidad de edulcorantes.

15. Melaza

Después de hervir el azúcar y extraer el jugo, el jarabe que queda se llama melaza. Hay tres tipos diferentes de melaza: melaza clara, melaza oscura y melaza negra. La melaza ligera es el jarabe que permanece después de la primera ebullición del azúcar de caña, la melaza oscura permanece después de la segunda ebullición y la melaza negra, que es la más oscura y más concentrada, permanece después de la tercera ebullición.

La melaza es rica en vitamina B, minerales y hierro. Todavía es edulcorante, por lo que puede dañar los dientes y no es libre de calorías. Cuanto más oscura sea la melaza, más fuerte será el sabor. La melaza no es tan dulce como el edulcorante blanco refinado, por lo que necesitarás más cantidad para endulzar.

Referencias bibliográficas:

  • Alonso, J. R. (2010). Edulcorantes naturales. La Granja, 12(2), 3-12.

  • Rojas Montoya, S. W. (2009). Stevia, Edulcorante Orgánico del Siglo XXI.

  • Martínez, J. A. C., & García, A. F. (2016). Los edulcorantes y su papel sobre el metabolismo humano. RqR Enfermería Comunitaria, 4(2), 13-22.

 

Comentarios